Cerrar

Ir

Moteles e institución matrimonial

Los humanos no nos movemos por un instinto de apareamiento. Esto es secundario. Nos une el errático, evanescente y por siempre problemático motor del deseo.
Tipo de Nota: 
Opinión

Moteles e institución matrimonial

02 de Marzo de 2020

Redes-lateral

Crecen los hoteles para parejas, con variadas ofertas en gustos y con opciones económicas: desde modestos hasta muy lujosos. Todos ofrecen habitaciones pensadas para el disfrute íntimo de la pareja. Se los puede alquilar por lapsos cortos hasta para toda una noche, incluyendo el desayuno a la mañana siguiente.

Se caracterizan por ser utilizados para encuentros de parejas que habitualmente no conviven (novios, amantes, sexoservidoras con clientes). Raramente van ahí parejas oficiales. Rodeados de esa aureola de transgresión, nadie quiere ser visto cuando entra o sale de uno de ellos, y no hay que dar los datos personales para alquilar una habitación, como sí sucede en los hoteles convencionales.

Es uno de los negocios que más crece en las últimas décadas. Continuamente se abren nuevos moteles...

Autor



Las opiniones expresadas en este artículo son responsabilidad exclusiva del autor. Plaza Pública ofrece este espacio como una contribución al debate inteligente y sosegado de los asuntos que nos afectan como sociedad. La publicación de un artículo no supone que el medio valide una argumentación o una opinión como cierta, ni que ratifique sus premisas de partida, las teorías en las que se apoya, o la verdad de las conclusiones. De acuerdo con la intención de favorecer el debate y el entendimiento de nuestra sociedad, ningún artículo que satisfaga esas especificaciones será descartado por su contenido ideológico. Plaza Pública no acepta columnas que hagan apología de la violencia o discriminen por motivos de raza, sexo o religión




Ver Comentarios
Autor
a
a