Cerrar

Ir

¡M’ija, tenés temperatura!

Tipo de Nota: 
Opinión

¡M’ija, tenés temperatura!

14 de Abril de 2015
Tiempo aproximado de lectura: 3 mins

Redes-lateral

¿Se acuerda de cuando se enfermaba en la infancia? Quizá una tos, un dolor de cuerpo, los ojos rojos. Mamá sacaba el termómetro. Puesto en la boca, bajo el brazo o en otra parte que hoy no quiere recordar, tras un minuto el instrumento indicaba con precisión algún número.

«¡Tenés temperatura!», exclamaba consternada, pues debía arreglar para cuidarlo en casa, mientras usted, a pesar del malestar, celebraba que no iría a la escuela. Claro, temperatura había tenido siempre. Lo que mamá constataba con el termómetro era que la temperatura había rebasado un límite aceptable. Usted tenía fiebre y así calificaba para una nueva categoría: enfermo.

Ya Hipócrates reconoció que la fiebre indica enfermedad. No es enfermedad en sí misma. La invención del termómetro ...

Autor



Las opiniones expresadas en este artículo son responsabilidad exclusiva del autor. Plaza Pública ofrece este espacio como una contribución al debate inteligente y sosegado de los asuntos que nos afectan como sociedad. La publicación de un artículo no supone que el medio valide una argumentación o una opinión como cierta, ni que ratifique sus premisas de partida, las teorías en las que se apoya, o la verdad de las conclusiones. De acuerdo con la intención de favorecer el debate y el entendimiento de nuestra sociedad, ningún artículo que satisfaga esas especificaciones será descartado por su contenido ideológico. Plaza Pública no acepta columnas que hagan apología de la violencia o discriminen por motivos de raza, sexo o religión

 

 

 

 

Ver Comentarios

 

 

 

 

Autor
a
a