Cerrar

Ir

Los riesgos políticos de traicionar la representación

Las bancadas pequeñas no tenían por qué montarse en los carros mayoritarios, pues su respetabilidad está en su independencia, y no en ser vagones de cola...
Tipo de Nota: 
Opinión

Los riesgos políticos de traicionar la representación

12 de Noviembre de 2016
Tiempo aproximado de lectura: 6 mins

La supuestamente apoteósica elección de la nueva Junta Directiva del Congreso de la República con 105 votos es un buen motivo para reflexionar sobre la democracia y la responsabilidad de los electos ante sus electores, sobre la importancia y la necesidad de hacer efectiva y funcional la llamada democracia representativa y sobre los riesgos que su manoseo e incumplimiento pueden conllevar.

Redes-lateral

En sistemas presidencialistas como el nuestro, el Congreso funciona como el contrapeso socialmente construido al poder ejecutivo. En ambos casos hay un voto popular, directo, para los funcionarios. El elector, muchas veces el mismo individuo, decide asignar a un candidato la conducción del Gobierno de la nación y a otro la responsabilidad de servir de control y apoyo. Esta es la dinámica del Congreso. En este se reúnen los que apoyan al Ejecutivo en sus políticas y acciones, que son ni más ni...

Autor



Nota:
Las opiniones expresadas en este artículo son responsabilidad exclusiva del autor. Plaza Pública ofrece este espacio como una contribución al debate inteligente y sosegado de los asuntos que nos afectan como sociedad. La publicación de un artículo no supone que el medio valide una argumentación o una opinión como cierta, ni que ratifique sus premisas de partida, las teorías en las que se apoya, o la verdad de las conclusiones. De acuerdo con la intención de favorecer el debate y el entendimiento de nuestra sociedad, ningún artículo que satisfaga esas especificaciones será descartado por su contenido ideológico. Plaza Pública no acepta columnas que hagan apología de la violencia o discriminen por motivos de raza, sexo o religión
Ver Comentarios
Autor
a
a