Cerrar

x
Menú
Facebook Facebook
Buscar
Ayuda
Los esquizofrénicos no son criminales (carta abierta al vicepresidente de la república)
Ir

Los esquizofrénicos no son criminales (carta abierta al vicepresidente de la república)

redes sidebar
Tipo de Nota: 
Opinión
4 11 17

Read time: 2 mins

 

Guatemala, 4 de noviembre de 2017

 

Señor vicepresidente de la república, Jafeth Cabrera:

 

Me permito escribirle en referencia a su declaración relacionada con la pena de muerte en Guatemala, la cual usted defiende argumentando: «La pena de muerte debe existir porque hay delincuentes que tienen cuadros psiquiátricos y [porque] muchos de los que delinquen y matan son esquizofrénicos».

Voy a dejar por un lado, no por menos importantes, mis comentarios sobre los derechos humanos y la pena de muerte y me referiré brevemente al tema de las enfermedades psiquiátricas.

Como profesional en el campo de la psiquiatría y la salud mental que soy, quiero comentarle que las causas que llevan a la comisión de hechos violentos están ampliamente estudiadas y, como verá, la gran mayoría de ellas no se relacionan con «esquizofrénicos». También está ampliamente estudiado y demostrado que la gran mayoría de las personas que cometen crímenes no padecen de enfermedades mentales.

Me permito hacerle el recordatorio de que los «cuadros psiquiátricos» son enfermedades que, como otras, deben ser tratadas por personal médico, por profesionales de la salud mental, en las comunidades y en los centros de salud, y que por nada deberían ser estigmatizadas de la manera como se ha hecho. Padecer una enfermedad mental conlleva un gran sufrimiento no solo a quien la padece, sino también a quienes conviven con esta persona. Imagínese usted sumarle a ese padecimiento el dolor del estigma y de la discriminación.

Es fundamental, señor vicepresidente, que ustedes como autoridades máximas del país comprendan lo que implica un trastorno psiquiátrico. Es indispensable que conozcan la realidad de las personas que los padecen y que sepan que estas enfermedades se pueden prevenir y tratar adecuadamente.

Es momento, pues, de que desaparezcan los estigmas y de que el Estado asuma la responsabilidad de brindar un tratamiento digno y adecuado a quienes lo necesitan, lo cual es muy difícil de encontrar en los servicios de salud pública de este país.

Atentamente,

 

Lourdes Trigueros
Médica y cirujana, psiquiatra
Colegiada activa 12 102
DPI: 1678480461101
loutrigueros@hotmail.com

Autor

NOTA:
Las opiniones expresadas en este artículo sonresponsabilidad exclusiva del autor. Plaza Pública ofrece este espacio como una contribución al debate inteligente y sosegado de los asuntos que nos afectan como sociedad. La publicación de un artículo no supone que el medio valide una argumentación o una opinión como cierta, ni que ratifique sus premisas de partida, las teorías en las que se apoya, o la verdad de las conclusiones. De acuerdo con la intención de favorecer el debate y el entendimiento de nuestra sociedad, ningún artículo que satisfaga esas especificaciones será descartado por su contenido ideológico. Plaza Pública no acepta columnas que hagan apología de la violencia o discriminen por motivos de raza, sexo o religión
Autor
a
a
Plaza en 1 minuto (más o menos)
Si nos conoces pensarás que la síntesis no es nuestro fuerte
pero nos esforzamos por mandarte un resumen semanal. Casi siempre.