Cerrar

x
Menú
Facebook Facebook
Buscar
Ayuda
Las siete vidas de un soplón
Ir

Las siete vidas de un soplón

Recibe nuestro resumen semanal en tu correo
Citó a Lara a una reunión en el hotel Holiday Inn de San Salvador, donde le presentó a Byron Berganza. Llort le explicó que Berganza era ganadero y dueño de unas 20 mil cabezas de ganado, y le propuso una inversión en carne de res. Llort captó la atención de Lara antes de mostrarle todas sus cartas.
Para EE.UU., los pecadillos de Llort eran asunto de perspectiva. Aparentemente, si ayudaba a pescar peces más grandes, que hubieran traficado droga o lavado dinero en EE.UU., podía salvarse.
Fotografía de archivo
redes sidebar
Tipo de Nota: 
Información

Read time: 15 mins

Durante más de una década, ayudó a hundir a un expresidente, y a exmilitares, a un empresario y a un narcotraficante, para evadir cargos de fraude en Guatemala y estafa, en Estados Unidos. Su nombre es José Armando Llort Quiteño. Y hasta ahora, se ha salido con la suya.

En 12 años, el salvadoreño José Armando Llort Quiteño ha hecho toda una carrera de echar a otros al agua. En mayo pasado, declaró como testigo de la fiscalía guatemalteca, en teleconferencia desde Nueva York, contra los exmilitares Napoleón Rojas y Jacobo Salán, acusados de desviar, con la ayuda de Llort, Q30 millones durante el gobierno de Alfonso Portillo (2000-2004). En 2011, declaró también desde Nueva York durante el juicio contra el exmandatario en Guatemala, por el desvío de Q120 millo...

Autor
Autor
a
a