Cerrar

Ir

Las serviles causas del «honoris»

Tipo de Nota: 
Opinión

Las serviles causas del «honoris»

03 de Diciembre de 2016
Tiempo aproximado de lectura: 6 mins

El servilismo de los burócratas, expertos en el lobby para agradar a sus jefes y conseguirles medallas, diplomas y condecoraciones, no deja de sorprendernos. Y más sorprenden las causas por las que a un determinado jefe se le consiguen los premios arguyendo explicaciones sin mayor sustento o coherencia.

Redes-lateral

Aún no se ha secado la tinta en los diplomas y títulos que Roxana Baldetti recibió en Corea, cuando el actual presidente nos sorprende siendo agraciado con un doctorado por causas honorables, ahora en la distante pero no lejana Israel. En este, como en el caso de Corea, hay que felicitar a los diplomáticos chapines por la habilidad para negociar y obtener honras de las más absurdas para sus superiores. Pero la felicitación no debe ir solo a ellos. Es evidente que, en ambos casos, oscuros come...

Autor



Nota:
Las opiniones expresadas en este artículo son responsabilidad exclusiva del autor. Plaza Pública ofrece este espacio como una contribución al debate inteligente y sosegado de los asuntos que nos afectan como sociedad. La publicación de un artículo no supone que el medio valide una argumentación o una opinión como cierta, ni que ratifique sus premisas de partida, las teorías en las que se apoya, o la verdad de las conclusiones. De acuerdo con la intención de favorecer el debate y el entendimiento de nuestra sociedad, ningún artículo que satisfaga esas especificaciones será descartado por su contenido ideológico. Plaza Pública no acepta columnas que hagan apología de la violencia o discriminen por motivos de raza, sexo o religión
Ver Comentarios
Autor
a
a

Un solo correo

Comienza cada semana con las
notas más relevantes de
Plaza Pública

Suscripción
Suscripción
Lo más importante
de Plaza Pública en tu correo eletrónico