Cerrar

Ir

Las abuelas y su lucha irrenunciable

Ya que comprendieron que no van solo tras los suyos, sino que son abuelas de todos los nietos, vienen a Guatemala a compartir la esperanza con hijas, nietos y familiares de desaparecidos.
Tipo de Nota: 
Opinión

Las abuelas y su lucha irrenunciable

06 de Agosto de 2019

«Ahora tenés casi la edad de tus padres cuando los mataron y pronto serás mayor que ellos. Ellos se quedaron en los 20 años para siempre. Soñaban mucho como vos y con un mundo más habitable para vos. Me gustaría hablarte de ellos y que me hablés de vos. Para reconocer en vos a mi hijo y para que reconozcás en mí lo que de tu padre tengo: los dos somos huérfanos de él» (extracto de la carta que Juan Gelman le escribió en 1995 a su nieta antes de encontrarla —finalmente, se encontraron en el año 2000—).

Redes-lateral

Anatole Boris, de 4 años, y Victoria Eva, de 16 meses, fueron secuestrados en septiembre de 1976 en Buenos Aires por un operativo conjunto de militares uruguayos y argentinos. Su mamá, Victoria Grisonas, y su papá, Mario Roger Julien, desparecieron ese mismo día. Era una familia uruguaya. Por lo tanto, fueron llevados al pozo de Orletti, el centro clandestino de detenidos-desaparecidos al que iban a parar las personas extranjeras. Anatole y Victoria también estuvieron allí un tiempo,...

Autor



Nota:
Las opiniones expresadas en este artículo son responsabilidad exclusiva del autor. Plaza Pública ofrece este espacio como una contribución al debate inteligente y sosegado de los asuntos que nos afectan como sociedad. La publicación de un artículo no supone que el medio valide una argumentación o una opinión como cierta, ni que ratifique sus premisas de partida, las teorías en las que se apoya, o la verdad de las conclusiones. De acuerdo con la intención de favorecer el debate y el entendimiento de nuestra sociedad, ningún artículo que satisfaga esas especificaciones será descartado por su contenido ideológico. Plaza Pública no acepta columnas que hagan apología de la violencia o discriminen por motivos de raza, sexo o religión
Ver Comentarios
Autor
a
a