Cerrar

x
La tóxica fantasía del harén posmo
Ir

La tóxica fantasía del harén posmo

Recibe nuestro resumen semanal en tu correo
redes sidebar
Tipo de Nota: 
Opinión
1 10 17

Tiempo aproximado de lectura: 4 mins

Porfa, pinchemos la burbuja: la imagen de un viejito de ochenta y tantos en bata de seda, con pipa, gorro de capitán marítimo y un sexteto de concubinas semidesnudas a su alrededor, cual harén posmoderno, no debiera, bajo lógica alguna, ser divertida y menos ejemplar, sino más bien asqueante y con un par de pinceladas de tristeza.

Hugh Hefner y, por extensión, su Playboy —aunque la revista lleva prácticamente muerta un buen rato más que él— son, indudablemente, apéndices ineludibles de la cultura pop global. Por ello, de algún modo pareciera lógico celebrarlos casi automáticamente luego del fallecimiento del doncito este sin necesidad de meterle demasiado seso al asunto. Sin embargo, me parece que tomar esa vía es tremendamente errado. Hefner y Playboy, haya sido a propósito o no, se valieron del imag...

Autor
Nota:
Las opiniones expresadas en este artículo son responsabilidad exclusiva del autor ...
Autor
a
a