Cerrar

Ir

La temblorosa llamita de la memoria

Recordar hoy más que nunca, que nuestra historia no era una condena perpetua escrita sobre piedra, que las cosas pudieron haber sido completamente distintas, que el empeño en no olvidar también tiene que ver con encontrar en el pasado y en sus responsables, el origen de muchos de nuestros males presentes.
Tipo de Nota: 
Opinión

La temblorosa llamita de la memoria

15 de Diciembre de 2011
Palabras clave

Durante las últimas semanas, a varios militares y amigos suyos les ha dado por iniciar una serie de denuncias penales en contra de supuestos exguerrilleros, para “compensar” una balanza de acusaciones que consideran injustamente ponderada en su contra.

La última denuncia fue contra 52 personas, entre las que cuentan algunas ya fallecidas y otras que en la época de los hechos relacionados, o no habían nacido, o rondaban aún en la niñez.  

Más allá de la patética desesperación por revancha de estos personajes, en cuya mira caben hasta los muertos, en aras de montar el show mediático; si algo nos debe dejar esta parodia de la justicia, es la posibilidad de desmontarla y encontrar en su núcleo varias de las aberraciones que...

Autor



Las opiniones expresadas en este artículo son responsabilidad exclusiva del autor. Plaza Pública ofrece este espacio como una contribución al debate inteligente y sosegado de los asuntos que nos afectan como sociedad. La publicación de un artículo no supone que el medio valide una argumentación o una opinión como cierta, ni que ratifique sus premisas de partida, las teorías en las que se apoya, o la verdad de las conclusiones. De acuerdo con la intención de favorecer el debate y el entendimiento de nuestra sociedad, ningún artículo que satisfaga esas especificaciones será descartado por su contenido ideológico. Plaza Pública no acepta columnas que hagan apología de la violencia o discriminen por motivos de raza, sexo o religión
Autor