Cerrar

x
La soberanía se delega, no se regala
Ir

La soberanía se delega, no se regala

Recibe nuestro resumen semanal en tu correo
redes sidebar
Tipo de Nota: 
Opinión
26 09 18

Read time: 3 mins

Aclaremos: «Morales» no se es simplemente el fantoche que hoy encabeza el Gobierno. Morales es apenas sinécdoque de la componenda entre los militares, abogados y financistas que aún controlan el poder del Estado guatemalteco y se resisten a soltarlo.

Como pelele de ventrílocuo, Morales, con sus gestos, mal representa a un presidente. Pero con sus acuerdos encarna una caterva leguleya y maliciosa. Y con sus denuncias no muestra sino oculta la verdadera intención de la multitud que lo mueve: evadir tanto como pueda la persecución de una justicia que se reforma con lentitud, pero de manera inexorable.

Por lo mismo y como reflejo, «Iván Velásquez» también es una sinécdoque. El nombre no es el hombre: apenas representa el todo de la jus...

No seamos ingenuos. Lo que está en juego aquí nunca fue el puesto de un funcionario internacional.
Autor
Nota:
Las opiniones expresadas en este artículo son responsabilidad exclusiva del autor ...
Autor
a
a