Cerrar

x
Menú
Facebook Facebook
Buscar
Ayuda
La patria de las pequeñas cosas
Ir

La patria de las pequeñas cosas

Recibe nuestro resumen semanal en tu correo
redes sidebar
Tipo de Nota: 
Opinión
25 11 17

Tiempo aproximado de lectura: 3 mins

Hace pocos años, una amiga muy cercana, bailando y haciendo esos pasos exagerados que solo hacen las personas que no temen al ridículo, se cayó y golpeó la cabeza. Un par de horas después, al llegar a su casa, perdió el conocimiento.

Murió a los dos días. Todavía esa noche, después de la caída, le sacaron una foto. Aparece ella sonriente con su esposo. Sería la fotografía definitiva, la de la ausencia futura. Gota a gota la sangre estaba presionando su cerebro y nadie lo sabía. Creo ver en sus ojos una despedida, pero no me crean.

Durante el entierro, un poco apartado del marido y de los dos hijos, yo tarareaba la canción de las pequeñas cosas. Unos meses an...

Autor

NOTA:
Las opiniones expresadas en este artículo sonresponsabilidad exclusiva del autor. Plaza Pública ofrece este espacio como una contribución al debate inteligente y sosegado de los asuntos que nos afectan como sociedad. La publicación de un artículo no supone que el medio valide una argumentación o una opinión como cierta, ni que ratifique sus premisas de partida, las teorías en las que se apoya, o la verdad de las conclusiones. De acuerdo con la intención de favorecer el debate y el entendimiento de nuestra sociedad, ningún artículo que satisfaga esas especificaciones será descartado por su contenido ideológico. Plaza Pública no acepta columnas que hagan apología de la violencia o discriminen por motivos de raza, sexo o religión
Autor
a
a