Cerrar

Ir

La panza no la perdonó

Tipo de Nota: 
Opinión

La panza no la perdonó

02 de Agosto de 2016
Tiempo aproximado de lectura: 2 mins

Redes-lateral

Para las vacaciones íbamos a una finca en el sur del país. Había que pasar por un camino de tierra de una hora de trayecto (donde luego aprendí a manejar auto) y atravesar un río para llegar a una casa con techo puntiagudo y cuatro corredores. Arquetípicamente, una vivienda de campo.

Por las noches llegaban los trabajadores y sus hijos a ver en una televisión en miniatura los programas de los canales nacionales. Se veía mal. En blanco y negro. A veces ni se escuchaba, pero allí nos tirábamos todos, jateados, en el suelo gris.

A pesar de ser amigos, una diferencia saltaba sin poder negarse. Los niños que vivían en la finca andaban siempre descalzos. Y así jugaban futbol. Puntualmente, a las cinco de la tarde empezaba la chamusca —que duraba hasta que oscurecía— en u...

Autor



Las opiniones expresadas en este artículo son responsabilidad exclusiva del autor. Plaza Pública ofrece este espacio como una contribución al debate inteligente y sosegado de los asuntos que nos afectan como sociedad. La publicación de un artículo no supone que el medio valide una argumentación o una opinión como cierta, ni que ratifique sus premisas de partida, las teorías en las que se apoya, o la verdad de las conclusiones. De acuerdo con la intención de favorecer el debate y el entendimiento de nuestra sociedad, ningún artículo que satisfaga esas especificaciones será descartado por su contenido ideológico. Plaza Pública no acepta columnas que hagan apología de la violencia o discriminen por motivos de raza, sexo o religión

 

 

 

 

Ver Comentarios

 

 

 

 

Autor
a
a