La música es otro lenguaje para decir Guatemala | Plaza Pública

Cerrar

Ir

La música es otro lenguaje para decir Guatemala

Sus composiciones hacen eco de la dureza de la vida rural, de los contrastes de la sociedad guatemalteca y transitan musicalmente a través de algunos de sus episodios contemporáneos más dolorosos
Tipo de Nota: 
Opinión

La música es otro lenguaje para decir Guatemala

09 de Abril de 2022
Palabras clave
Sergio Reyes Mendoza, fotografía de su archivo personal.

Uno nace y crece en una tierra que pareciera que nos conforma. Barro y agua del que nos brota un gentilicio, con el que se construye una pertenencia. Aunque la conciencia de ello duela o muerda. Aunque pasen los años y se alarguen las distancias, y esa tierra que uno es, dé sus flores bajo otro sol. Así es como uno se va explicando la obra de artistas como Sergio Reyes Mendoza, un músico y compositor guatemalteco que reside en Nueva York desde 1993 y cuya obra está trenzada, en la distancia, con la historia de Guatemala, con quienes la nombran, con quienes la sufren, con quienes la viven, con quienes también se van.

Hijo de los barrios tradicionales de la ciudad: La Candelaria y San Pedrito. Sus padres nacieron y crecieron en la década de los 40. Un tiempo de tensión y ruptura de una dictadura de 14 años, un tiempo de cambio y de esperanza. Ambos llevaron a la casa que formaron sus propias melodías. El padre, la de la música clásica, la de los compositores rusos. Y la madre, la de la danza, la del piano y del acordeón. No pasaría mucho tiempo antes de que Sergio Reyes Mendoza llegara a ese punto de su in...

Autor



Las opiniones expresadas en este artículo son responsabilidad exclusiva del autor. Plaza Pública ofrece este espacio como una contribución al debate inteligente y sosegado de los asuntos que nos afectan como sociedad. La publicación de un artículo no supone que el medio valide una argumentación o una opinión como cierta, ni que ratifique sus premisas de partida, las teorías en las que se apoya, o la verdad de las conclusiones. De acuerdo con la intención de favorecer el debate y el entendimiento de nuestra sociedad, ningún artículo que satisfaga esas especificaciones será descartado por su contenido ideológico. Plaza Pública no acepta columnas que hagan apología de la violencia o discriminen por motivos de raza, sexo o religión
Autor
a
a