Cerrar

x
La mosca
Ir

La mosca

Recibe nuestro resumen semanal en tu correo
redes sidebar
Tipo de Nota: 
Opinión
23 06 19

Tiempo aproximado de lectura: 3 mins

Intento aislarme por un momento, exprimir todo esto que llevo dentro y escribir. Entro al café y me siento. La señorita se acerca. Me pregunta si se me ofrece algo de tomar. Sin ponerle atención, ordeno un cortado. Apago mi teléfono y lo alejo.

Esa burbuja que me aísla —que me permite divagar y evadir responsabilidades mientras pueda ser productivo— desaparece.

Silencio. Un silencio que zumba. Pero el silencio no zumba. O por lo menos no así. Es una mosca. Cualquier cosa llama mi atención cuando me faltan los ánimos para escribir.

No recuerdo la última vez que le presté atención al ruido que hacen las alas de una mosca mientras vuela. Suena distinto cuando ella te ronda —y cada cierto tiempo se posa en tu brazo— que cu...

El niño no me quita la mirada de encima. No sonríe. Está serio. Ha de ser difícil acostumbrarte a que te saquen todos los días de algún restaurante o a sonreír con hambre.
Autor
Nota:
Las opiniones expresadas en este artículo son responsabilidad exclusiva del autor ...
Autor
a
a