Cerrar

x
La crisis política contemporánea: ¿Falta de alternativas?
Ir

La crisis política contemporánea: ¿Falta de alternativas?

Recibe nuestro resumen semanal en tu correo
La depresión no es un síntoma de las sociedades afluentes, sino que cada vez se convierte en un factor permanente de incapacidad
La tecnología ha brindado un poder inmenso para las plataformas que responden a la lógica neoliberal, así como un empobrecimiento paralelo de los principios de la razón comunicativa
redes sidebar
Tipo de Nota: 
Información

Tiempo aproximado de lectura: 15 mins

Quizás la convicción más profunda que compartimos los miembros de la aldea global —inmensa y compleja, pero aldea al final— es la certeza de vivir en una época ardiente pero sombría, cuyos desenlaces trágicos afectarán las perspectivas de futuro de la siguiente generación. Los datos que alimentan esta certeza son escalofriantes y, a pesar de que vivimos en la época de la posverdad, ya no pueden ser desechados como sermones de una élite de expertos. La evidencia es apabullante y demanda acciones generacionales inmediatas.

El rasgo más alarmante de esta crisis es la aceleración de los cambios. En un libro reciente sobre el cambio climático, David Wallace nota que el camino que lleva a la catástrofe climática tomó una sola generación y que la tarea de resolverlo le corresponde tan solo a otra[1]. Las soluciones deben adoptarse, sin embargo, en medio del conflicto que supone la creciente desigualdad que se manifiesta en sencillos datos numéricos: en 2015, 62 billonari...

Autor
Ilustración
Edición
Autor
a
Ilustración
u
Edición
a