Cerrar

x
Menú
Facebook Facebook
Buscar
Ayuda
La Contraloría General de Cuentas como botín
Ir

La Contraloría General de Cuentas como botín

Recibe nuestro resumen semanal en tu correo
Desde la Contraloría se han financiado campañas políticas malversando fondos públicos. Hay dos excontralores condenados a prisión, luego de enfrentar juicios por corrupción. Otros excontralores que buscan ser reelectos.
Los trabajadores de la CGC saben que hay dos formas de mantener a raya al gremio encargado de fiscalizar el presupuesto. Uno es a través de los sindicatos y otro a través de las asociaciones y las redes. Uno interno. Otro externo.
redes sidebar
Tipo de Nota: 
Información

Tiempo aproximado de lectura: 28 mins

En el mundo de los Contadores Públicos y Auditores, el dinero lo es todo. No el capital propio sino el de alguien más –como el de una empresa, o los fondos del Estado–. La vida gira en torno a ello. Si se tiene astucia, y si es posible sostenerla mediante alianzas, compromisos políticos, y asociaciones gremiales, la figura del Contralor General de Cuentas llega a ser oscura. Un negocio. Un botín para vender silencio y callar ante todo tipo de malversaciones.

“Si conoces la posición que adopta una persona hacia su presupuesto, puedes determinar toda su filosofía. El código tributario, en cuanto lo conoces, encarna la esencia de la vida (humana): la codicia, la política, el poder, la bondad, la caridad”. David Foster Wallace escribió esta frase en su novela/ensayo El Rey Pálido que trata sobre el tedio y el –todavía más monótono e insoportable– trabajo de los auditores...

Autor
Autor
a
a