Cerrar

Ir

La casa patronal

Debería analizarse si lo que plantea la Fundesa con las ciudades intermedias no es más que afianzar y garantizar para la capital (y para el gran capital) el control del resto de la finca.
Tipo de Nota: 
Opinión

La casa patronal

20 de Julio de 2019

Guatemala es la finca de los colonizadores de ayer y de hoy. Y la capital es la casa patronal desde donde se organiza la explotación-depredación del territorio y donde se concentran los recursos públicos y privados, el poder político y los imaginarios sociales que nos instilan a través de la educación y la religión para servirlos, tolerarlos, defenderlos y, lo más trágico, admirarlos. Así es la colonialidad.

Redes-lateral

En las fincas y plantaciones coloniales, el administrador, mestizo generalmente, era el feroz intermediario entre los patronos y los indios, encargado de mantener el orden y las ganancias. Y los habilitadores, que utilizaban la violencia, el racismo y la pobreza, eran los reclutadores de los colonizados. Esos papeles en la finca Guatemala son desempeñados por la clase politiquera, que aparenta ser ajena a dicha oligarquía y que se planta como la portadora del derecho de construir una...

Autor



Las opiniones expresadas en este artículo son responsabilidad exclusiva del autor. Plaza Pública ofrece este espacio como una contribución al debate inteligente y sosegado de los asuntos que nos afectan como sociedad. La publicación de un artículo no supone que el medio valide una argumentación o una opinión como cierta, ni que ratifique sus premisas de partida, las teorías en las que se apoya, o la verdad de las conclusiones. De acuerdo con la intención de favorecer el debate y el entendimiento de nuestra sociedad, ningún artículo que satisfaga esas especificaciones será descartado por su contenido ideológico. Plaza Pública no acepta columnas que hagan apología de la violencia o discriminen por motivos de raza, sexo o religión
Ver Comentarios
Autor
a
a

Un solo correo

Comienza cada semana con las
notas más relevantes de
Plaza Pública

Suscripción
Suscripción
Lo más importante
de Plaza Pública en tu correo eletrónico