Cerrar

Ir
Gustavo Alejos, en el aula de tribunal de mayor riesgo D, antes de que empiece la primera audiencia.

La captura de Gustavo Alejos pone en jaque la elección de magistrados

“Él me dijo mirá, estamos viendo cómo quedan los mejores (candidatos a magistrados)”
Tipo de Nota: 
Información

La captura de Gustavo Alejos pone en jaque la elección de magistrados

Historia completa Temas clave
En medio de la elección de magistrados de la Corte Suprema de Justicia, la Fiscalía Especial contra la Impunidad evidencia la influencia del empresario Gustavo Alejos en este proceso. Fotos, videos y la declaración de un magistrado, confirman que el sanatorio en donde Alejos guardaba prisión preventiva, funcionó como un centro de reuniones con diputados, candidatos a las Cortes y postuladores en los días previos a la votación. Las negociaciones incluyen a los diputados.

Redes-lateral

Todo el Congreso cabe en la refrigeradora de Gustavo Alejos.

Esto fue lo que encontraron los fiscales que ingresaron al lugar donde el acusado aseguraba recuperarse de quebrantos de salud. Pegados a la puerta del electrodoméstico, 160 imanes con adhesivos representaban a los actuales diputados del Congreso. Cada imán se puede quitar y reacomodar a voluntad, como fichas descartables o reutilizables. Esto es, al menos, la prueba de un operador que ha creado un método para hacer más eficiente su trabajo.

El sanatorio Ciudad Nueva, ubicado en la colonia del mismo nombre en la zona 2 capitalina, se convirtió en un centro de operaciones, una especie de despacho para Gustavo Alejos, el empresario vinculado a cinco casos de corrupción gubernamental. Al menos así lo plantean las investigaciones de la Fiscalía Especial contra la Impunidad (Feci) del Ministerio Púbico.

El centro hospitalario fue creado en 2016 y su representante legal es una cirujana internista que también ha trabajado en el Instituto Guatemalteco de Seguridad Social (IGSS) y ha prestado servicios técnicos al Ministerio de Salud y a la comuna de San Martín Jilotepeque, Chimaltenango.

El sanatorio en donde Alejos vivía, y en donde tenía acceso a una sala, un bar, y libertad para atender visitas, cobró notoriedad porque en lugar de ayudarlo a recuperarse de sus males, sirvió para que convocara a reuniones a operadores de la elección de la Corte Suprema de Justicia (CSJ), pocos días antes de la votación. De entre todos las personas que visitaron al empresario, al menos seis fueron electos para la nómina de alguna de las dos cortes.

[relacionadapzp1]

El personal de la Feci documentó que 17 personas, entre abogados, jueces, diputados, magistrados, candidatos a magistraturas y postuladores, llegaron al Sanatorio del 12 al 16 de febrero pasado. Las visitas coinciden con un evento muy importante: La elección de 26 candidatos a CSJ para que el Congreso nombre a 13 titulares e igual número de suplentes. 

Los videos y las fotos de esas visitas, y la declaración que Romeo Monterrosa, el magistrado de Apelaciones y postulador de candidatos a CSJ, hizo a los medios de comunicación que lo abordaron en un receso de la votación, confirman cómo un hospital se convirtió en una oficina de negociación.

Todos enfermos al mismo tiempo

Para el jefe de la Feci, Juan Francisco Sandoval, es extraño que haya tanta afluencia a un sanatorio poco conocido, solo encuentra explicación en dos premisas. «O es el mejor hospital privado del país, o todos estaban enfermos».

Otra referencia que suma dudas a la función del sanatorio, es que más de un exfuncionario pidió ser enviado ahí bajo el argumento de enfermedad, la FECI lo señala como «¿Coincidencias?».

El exdiputado del Frente Republicano Guatemalteco (FRG), está ligado a proceso en el caso Asalto al Ministerio de Salud. El fiscal Sandoval aseguró que tanto Alejos como Torres fueron enviados a ese hospital por la misma jueza, Eva Recinos. “¿Coincidencias?” se leía en una diapositiva que presentó la fiscalía durante la conferencia de prensa en la que presentó este nuevo caso. Nadia Torres, hija de la excandidata presidencial, refutó al fiscal. A través de un mensaje, enviado a la reportera, afirmó que el permiso fue concedido por la jueza Claudette Domínguez, pero las imágenes de la resolución que envió, estaban borrosas e incompletas.

Desfile de figuras públicas y políticos

El sanatorio Ciudad Nueva tiene dos instalaciones, una frente a la otra. En su página de Facebook ofrece cirugía de vesícula a cinco mil quetzales, así como servicios de medicina estética, masajes reductores, control de peso, drenajes linfáticos y tratamientos para la alopecia. El área en donde Alejos vivía y atendía a sus visitas era un anexo y estaba destinado a la maternidad, explicó el fiscal Sandoval.

Investigadores asignados a la Feci vigilaron desde un vehículo y por cinco días las afueras de esa instalación. En menos de una semana el desfile de figuras públicas y políticas fue constante: Alejos se reunió con el exrector Estuardo Gálvez, un conocido operador de las elecciones del Colegio de Abogados y Notarios de Guatemala (CANG), instancia que tiene representación en las postuladoras de Cortes de Apelaciones y de CSJ.

Las imágenes también revelaron la presencia de Juan Carlos Godínez y Dennis Billy Herrera Arita, aspirante a CSJ y postulador por elección del CANG, respectivamente. Entre todos los involucrados, estos dos abogados son quizás los que más deberían preocuparse por la evidencia en su contra.

El primero, que no respondió los mensajes a su celular cuando Plaza Pública intentó contactarlo, encabezaba la lista de elegibles para integrar la nómina de candidatos a la CSJ. Su candidatura pasó del pico al suelo. Su elección era casi segura, logró 100 puntos en la evaluación de su expediente, pero quedó descartada en dos rondas de votaciones. En la primera, que se realizó la mañana del 18 de febrero, le apoyaron seis postuladores, pero pasadas las 21 horas, luego de la conferencia de prensa de la Feci, ninguno se atrevió a respaldarlo.

Herrera Arita negó en todo momento las reuniones con Alejos. Aseguró que el lugar es pequeño y que era inevitable verlo y saludarlo, pero que el objeto principal de sus visitas era atender las necesidades del exdiputado Pérez, a quien asiste legalmente. La visita que la Feci documentó ocurrió el sábado 15, dos días antes de las votaciones, y coincidió con una visita que hizo la primera vicepresidenta del Congreso, Sofía Hernández.

En cambio, quien sí confirmó las convocatorias de Alejos fue el magistrado de Apelaciones y postulador en representación del Instituto de Magistrados, Romeo Monterrosa. 

[frasepzp1]

El magistrado Monterrosa fue electo por el Instituto de Magistrados para participar en la elección de magistrados de CSJ, y antes del día de votaciones aceptó reunirse con Alejos en una clínica del sanatorio, para hablar de los aspirantes.

Sin dar más detalles de la cita, Monterrosa confirma en una frase el objeto de la junta. «Él me dijo, mirá estamos viendo cómo se hace para que queden los mejores (candidatos)».  

Alejos invitó a otros postuladores a que se reunieran con él, pero Monterrosa dice que no sabe quién más acudió porque no fueron citados a la misma hora. Alejos le sugirió votar por algunos nombres. «Es conveniente que vote por sutano, pero yo los nombres no (los tengo), hay gente que yo ni conozco», dijo a los periodistas durante un receso de las votaciones que iniciaron el martes 18 de febrero.

A cambio de favorecer a ciertas personas, le ofrecieron apoyarlo. Aunque accesible con los medios, pero con la boca seca y visiblemente afectado, el magistrado se colocó en posición de acusado y se defiendió con el conocimiento que tiene de las leyes. «Si yo hubiera sido parte de una conspiración no habría pasado de panza. Yo pasé raspado», dice, al referirse a la votación para magistrados de Apelaciones que concluyó el 14 de febrero pasado.

[embedpzp1]

«Pasé con 25 votos rogados, rogaditos», insiste, para explicar que tuvo el mínimo de votos que permiten que un aspirante sea incluido en la lista de candidatos que se envía al Congreso. Las postuladoras se integran con 37 representantes de abogados, magistrados y decanos, y se requieren las dos terceras partes para seleccionar candidatos. La reelección de Monterrosa depende del apoyo de 81 diputados, que deben elegir a 135 titulares y a 90 suplentes, dentro de un listado de 270.

Monterrosa insiste en que está «limpio y tranquilo», porque aunque alguien le haya pedido hacer algo incorrecto, «el tráfico de influencias y la conspiración se dan cuando uno acepta las cosas. Si no (acepta) no».

Las instrucciones vía Whatsapp

El nombre de Monterrosa surgió cuando el personal de la Feci revisaba el teléfono de Alejos. Al momento de la revisión, la pantalla principal mostró las notificaciones de llamadas y mensajes de whatsapp. Entre los que le escribieron estaba Monterrosa.

De nuevo, accesible a responder las varias preguntas de los reporteros, Monterrosa se defendió. Explicó que en la mañana recibió mensajes de un número, pero no confirmó que se tratara del teléfono de Alejos, en donde le decían que «el listado lo llevan (sic)».

Su respuesta, dice, fue preguntar de qué listado se trataba. De esos mensajes ya no queda rastro, porque los borró. «Porque no quiero clavos», dijo.

[relacionadapzp2]

A varios kilómetros de distancia, el fiscal Sandoval explicó que la develación de esta investigación –que se realizó en apenas cinco días – no pretendía favorecer a candidatos, sino cuestionar «¿por qué no puede ser un derecho de los ciudadanos que se cumpla lo que estipula la ley (en relación a una elección transparente e independiente)».

En su defensa, trasladado a Tribunales, Alejos dijo a los periodistas que nunca se evadió y que siempre tuvo la compañía de sus custodios. No es cierto. Esto lo dijo antes que los fiscales presentaran fotografías de él en la calle, sin esposas ni un agente como su sombra. Alejos insiste, la razón de este nuevo proceso en su contra es político.

«Ese pleito que tienen Orlando y la señora es ajeno a mi persona». La señora, por supuesto, refiere a Sandra Torres, que logró el permiso legal para reunirse con algunos diputados de su bancada el mismo día en que se votaba por magistrados y que se ordenó la detención de Alejos. Reunión que buscaba medir fuerzas ante el grupo opositor, en el que se encuentra el diputado Orlando Blanco y que busca expulsarla de la agrupación.

Alejos usó de intermediario a un médico del sanatorio Ciudad Nueva

Otro dato relevante de la reunión a la que Monterrosa y otros postuladores fueron invitados, es que la convocatoria fue hecha por intermediación de Yunieski Alonso Pavón, el médico cubano, esposo de Juanazoila Ortíz Chon, la representante legal del sanatorio Ciudad Nueva.

Monterrosa justifica que aceptó la invitación porque provenía de su amigo, el doctor Pavón. El magistrado asegura que ellos le han tratado la hipertensión de la que sufre, y que tal es la confianza que hasta usa las instalaciones del centro hospitalario como un hospedaje para dormir «regularmente».

La relación de los médicos con el magistrado no es nueva, porque en 2014 Monterrosa certificó la boda de Ortíz Chon con Pavón. De eso quedó constancia en la sección de publicaciones legales del diario La Hora.

La otra razón por la que accedió a reunirse con Alejos, fue porque lo conocía desde antes de sus problemas legales. «Yo conocí a Gustavo desde antes. Yo trabajé mucho con Roberto Alejos…yo soy de Jutiapa y ellos son de Jutiapa. Pero no hay amistad con él». Por otro lado, el sanatorio era un punto de encuentro frecuente entre ambos, porque, como ya dijo, él es un asiduo visitante del lugar, mientras Alejos estaba instalado en unas clínicas en la parte baja del sanatorio.

En conferencia de prensa, el fiscal de Feci, Juan Francisco Sandoval, mostró videos y fotos de las instalaciones en donde Alejos residía. Lejos de tener una habitación con camilla, el empresario estaba asignado a un área con una mesa de jardín, una sala y la barra de un bar. En el allanamiento, los investigadores encontraron botellas de licor, fajos de dinero y una libreta quemada. En los restos fotografiados, Plaza Pública pudo confirmar que algunos apellidos corresponden a uno de los candidatos electos para Cortes de Apelaciones.

En la pequeña habitación del acusado estaba la llamativa refrigeradora, llena de carne y gaseosas, que en una de sus paredes estaba decorada con los nombres de los diputados actuales.

La refri, lo mismo que el teléfono, los 65,000 quetzales (encontrados en su bolsillo cuando fue detenido), forma parte de una investigación que encamina la Feci. De momento, Alejos estará lejos de su cómoda y exclusiva clínica, porque la jueza Erika Aifán lo envió a la cárcel de Matamoros. La audiencia de primera declaración se realizará el 20 de febrero.

Las visitas que confirman a Alejos como el gran operador de las cortes

Alejos, vinculado a los casos Negociantes de la Salud, Cooptación del Estado, Transurbano, Financiamiento ilícito UNE, Red de Poder, Corrupción y Lavado de dinero, ahora suma una acusación más por el delito de evasión. Los videos que tiene la Feci presentan a un reo, con supuestos quebrantos de salud, que camina sin dificultad y sin acompañamiento de sus custodios mientras atiende a sus visitas.

Esta es la lista de los visitantes que recibió del 12 al 16 de febrero, de acuerdo a las pruebas que ha presentado la fiscalía.  Alejos estuvo recluido en el centro hospitalario desde noviembre pasado.

12 de febrero

Carlos Humberto Rivera Carrillo, postulado a CSJ. En las votaciones del 18 de febrero fue electo por conseguir los 25 votos mínimos para ser incluido en la nómina de candidatos que se entregará al Congreso.

13 de febrero

Hellen Magaly Alexandra Ajcip, electa por el partido Visión con Valores (Viva).

Manuel Antonio López Custodio, exdirector del Fondo Social de Solidaridad.

14 de febrero

Ana María Villegas de Fortín, exdiputada de 1996 a 2000 y exinterventora de Migración.

Norma Patricia Mérida Maldonado, candidata a alcaldesa de Malacatán, San Marcos, por el partido Vamos (de gobierno).

Hilda Jannette González Donado, electa como candidata a salas de Apelaciones. Ella iba acompañada de Armando Ismael Ajín Pérez, abogado en el caso Red Corrupción y Lavado de Dinero. El jurista también fue defensor de Juan Pablo Muralles, en el proceso Negociantes de Salud, con intereses contrapuestos a los de Alejos en ese mismo proceso penal.

15 de febrero

Estuardo Gálvez, el exrector de la Usac de 2006 a 2014. Su hermana, Flor de María Gálvez Barrios, obtuvo 37 votos de 37 para integrar la nómina de Apelaciones. También se postulaba a la CSJ pero no fue incluida.

Sofía Hernández, diputada del partido UCN, fundado por Mario Estrada, condenado a 15 años de prisión por trasiego de drogas a Estados Unidos.

La diputada Hernández es, además, vicepresidenta del Congreso y acudió al sanatorio en un vehículo con placas oficiales. El custodio de la diputada, usaba un carro a nombre de Tec dos mil, S.A., propiedad de Walter Antonio Vargas Soto, vinculado al caso de lavado de dinero conocido como Fénix, cuya estructura se atribuye al prófugo Gustavo Herrera.

La diputada coincidió con Dennis Billy Herrera Arita, comisionado de postulación electo en votaciones del Colegio de Abogados y Notarios de Guatemala, por la planilla 1. Fue el único electo de su grupo, que compitió por las 12 plazas en la postuladora de CSJ.

Juan Carlos Godínez Rodríguez, abogado, candidato a CSJ que se quedó sin apoyo en la postuladora, a pesar de tener la mejor nota.

El MP presentó datos de tres vehículos, a nombre de Doris María de los Ángeles Castellón Cardona, una exasesora del Congreso y de Luis Rodolfo Sandoval Cámbara. No ha podido confirmar quiénes se conducían en esos vehículos.

16 de febrero

José Roberto Alvarado Villagrán, electo en la nómina de magistrados de Corte de Apelaciones. Es juez pluripersonal de primera instancia de trabajo en Quetzaltenango y el año pasado fue electo como tesorero de la JD de jueces y magistrados.

Allan Castro, exsecretario de la vicepresidencia de Roxana Baldetti, y su suegra, la jueza del Tribunal de Mayor Riesgo B, María Eugenia Castellanos Cruz. La jueza fue electa candidata a la sala de Apelaciones, su hija, Heidy Pamela Delgado Castellanos, también fue incluida en la misma lista con 26 votos a favor, y un punteo de 74.

Dos individuos “no identificados”

En la presentación de la Feci se mostró la fotografía de dos personas no identificadas. Fuentes cercanas a la UNE confirmaron que las imágenes corresponden a los diputados Carlos López y Estuardo Vargas, ambos de la UNE del lado de Sandra Torres en la disputa interna del partido.

 

Autor




Ver Comentarios

Un solo correo

Comienza cada semana con las
notas más relevantes de
Plaza Pública

Suscripción
Suscripción
Lo más importante
de Plaza Pública en tu correo eletrónico
Autor
aua