Opinión / Índigo esencial

Plaza (Plaza Pública en papel) Lo que no sabías que querías saber, pero ahora te es urgente preguntarlo

PREGUNTAS FRECUENTES

¿Qué es Plaza?

Plaza es el periodismo de Plaza Pública en papel. ¿Un libro? ¿Una revista? Plaza es un objeto hermoso para leer y coleccionar. Una revista de gran formato –tamaño carta, de aproximadamente 200 páginas cada número-, con el cuidado diseño de Workaholic People, que se publicará tres veces al año. Cada edición tendrá su propia personalidad: podrán ser números monográficos o ecléctico, se reproducirán temas publicados en la plataforma digital, y se buscará lanzar temas aún inéditos en la web que aporten nuevas miradas sobre las líneas temáticas de PzP. En Plaza se busca rescatar textos que por su calidad narrativa merecen ser leídos apaciblemente, o que por su impacto y trascendencia es importante que encuentren la permanencia del papel. Plaza busca satisfacer al sibarita de la lectura pausada, alejada del ruido del internet, brindar la satisfacción al coleccionista –de fotos, de textos, de libros-, saciar al que se interesa por tener explicaciones profundas sobre Guatemala. Plaza es una coquetería para la mesa del café y una bella compañía para las tardes de sillón o de hamaca.

¿Qué es Plaza Pública?

Plaza Pública (PzP) es un medio en internet de periodismo de profundidad, análisis, investigaciones y debates, radicado en la capital de Guatemala. Fue fundado el 22 de febrero de 2011 por la Universidad Rafael Landívar y reivindica los derechos humanos, la democracia, la justicia social y la búsqueda de la verdad. Se enfoca en las causas y efectos de la desigualdad, la inequidad y las dinámicas que atentan contra la dignidad de las personas. Es un medio sin ánimo de lucro, nos financiamos principalmente con presupuesto de la universidad, y somos apoyados por organizaciones (como Open Society Foundation e Hivos) Apostamos por la innovación, por el periodismo narrativo, y creemos en el papel de la comunidad de lectores como garantes de la independencia y la calidad del medio.

¿Por qué Plaza Pública comete la locura de hacer el salto mortal al papel?

La misma naturaleza digital nos hace continuar en la busca de nuevas formas para llegar a los lectores, y hacer que los temas que interesan al medio y que consideramos esenciales para el debate nacional, lleguen a más ciudadanos y que desaparezcan de las agendas de los líderes de opinión y permanezcan en el debate público. Buscamos todos los medios y plataformas para trasladar nuestro periodismo. En ese sentido, no somos ortodoxos del Internet, y creemos que el papel tiene un aún enorme potencial, especialmente para los temas de profundidad, textos con la narrativa que es ya un sello de PzP, y con imágenes que van retratando el país, estén presentes, físicamente, como objeto cercano a los lectores, para la lectura pausada. Además, claro, adoramos los libros y el papel, somos unos nostálgicos, y qué gozo el olor del libro nuevo, el fetiche, y qué delicia leer en papel.

¿Cómo me suscribo?

Hay cuatro formas para suscribirte:

1) Depósito monetario:

  • Paso 1.

    Revisa en la hoja de suscripción las modalidades de pago, para conocer cuál es la que te conviene y saber cuánto debes depositar. (Para toda Guatemala:
  • Paso 2.

    Realiza la transferencia o depósito en:

    Banco Industrial.

    Asociación de Amigos de Plaza Pública

    Cta #185003731-6

  • Paso 3.

    Llena la hoja de suscripción y ¡voilá! Recibirás el número inmediato a tu suscripción (si quieres que tu suscripción sea en retroactivo, recibiendo números pasados, acláralo en los comentarios de la hoja. No habrá ningún problema si todavía quedan ejemplares).

2) Con nuestros aliados suscriptores:

En librería Sophos (Plaza Fontabella, zona 10) o en librería y café Watson (Paseo Cayalá, zona 16).

  • Paso 1.

    Vas a la caja y dices que te quieres suscribir a Plaza.
  • Paso 2.

    Realizas tu pago con tarjeta o en efectivo.
  • Paso 3.

    Llenas la hoja de suscripción y ¡listo!

Si tienes cualquier duda, escribe a suscripcionesLAP@gmail.com

3) Tienda online Kemik:

Entra a la https://kemik.gt/ y en el buscador escribe “suscripción” allí te desplegará las diversas opciones de suscripción (1 o 2 años) y varias según el país donde vivas. Aquí el enlace para un año en toda Guatemala: https://www.kemik.gt/suscripcion-anual-a-plaza-1-a-o-guatemala.html Si vives fuera de Guatemala, vean la respuesta siguiente:

¿Si vivo fuera de Guatemala, puedo suscribirme?

¡Claro! Plaza llega a cualquier parte del mundo. Los costos de envío varían entre Centro América, el resto de América (Norte, Sur y el Caribe), y el resto del mundo. Estamos puliendo el método, pero ya lo puedes hacer:

Puedes hacerlo en tienda online https://www.kemik.gt/ , busca la suscripción de acuerdo a la región en donde vives. Parecerá que sólo puedes hacer pedidos en Guatemala, ¡pero no! Introduce toda la dirección, (incluido, municipio, departamento o estado; y muy importante: el país en donde quieres tu suscripción). No hay ningún costo por el envío. Si tienes algún problema con la compra escríbenos un mensaje en el perfil de fb de Los Amigos de la Plaza o directamente en la tienda en línea.

También hacerlo a través de una transferencia bancaria:

  • Paso 1:

    Revisa en la hoja de suscripción el costo a tu región:
  • Paso 2:

    Realiza la transferencia bancaria:

    Bank: The Bank of New York Mellon

    SWIFT/BIC: IRVTUS3N

    Fedwire (ABA): 021000018

    Account name: Banco Industrial, S.A.

    Account No.: 8033141875

    SWIFT/BIC: INDLGTGC

    USD amount to send:

    Final beneficiary name : Asociación de Amigos de Plaza Pública

    Account No. at Banco Industrial, S.A.: 185-003731-9

    Final beneficiary Address: 7a. avenida 5-10 zona 4, Centro Financiero, Apartado

    Postal 744, Guatemala, Guatemala, C.A.

  • Paso 3:

    Llena la ficha de suscripción. (Si quieres que tu suscripción sea en retroactivo, recibiendo números pasados, acláralo en los comentarios de la hoja).

Si tienes cualquier duda, escribe a suscripcionesLAP@gmail.com

Si no me he suscrito, ¿cómo la consigo?

Plaza nace el 28 de abril de 2016 y a partir de allí la podrás encontrar cada cuatro meses en diversos puntos de distribución (recuerda los meses clave: abril, agosto, diciembre).

La puedes encontrar en:

Librería Sophos, Watson Books & Coffee, La Casa del Libro en La Casa de Cervantes.

En estos tiempos en que es cada vez más complicado sostener las iniciativas en papel. ¿Cómo se sostendrá Plaza?

El plan es que Plaza sea autosostenible. La Asociación de Amigos de Plaza Pública respalda y gestiona el proyecto, y ha buscado diversas maneras de que pueda subsistir:

1) La apuesta más importante es confiar en los lectores, en quienes creen en el periodismo de Plaza Pública y quienes disfrutan la lectura y aman el papel. Entonces, la confianza máxima es creer que una buena base de suscriptores amigos nos permitirá la estabilidad, y la distribución en librerías, centros culturales, cafés, etc. nos permita seguir imprimiendo.

2) El patrocinio: de empresas, organizaciones, instituciones que confíen en nuestro trabajo, que apuesten por la necesidad de una ciudadanía informada, que crean en la cultura y que quieran aliar su marca con Plaza. Los patrocinios nos dan un margen de respiro y si en algún momento hubiese excedentes en los ingresos, éstos servirán para que la Asociación de Amigos de Plaza Pública apoyen investigaciones y proyectos de Plaza Pública para seguir trabajando.

Papel, la edición #1 de Plaza: es patrocinada por Instituto de Investigación y Proyección sobre Ambiente Natural y Sociedad (Iarna), L’Aperó, Sophos, Watson Books & Coffee. ¡Gracias totales por la confianza y el apoyo!

3) El financiamiento: un espaldarazo considerable. Una institución, organización o empresa, apoya con una donación para la impresión de más ejemplares, que serán distribuidos en bibliotecas públicas, escuelas y organizaciones.

¿Y si quiero ser patrocinador o financista de Plaza?

¡Fantástico! Escribe a amigosdelaplazapzp@gmail.com y te contactaremos.

¿Quiénes son los Amigos de Plaza?

La Asociación de Amigos de Plaza Pública (LAP), es una asociación civil, sin ánimo de lucro, conformada por lectores, amigos, ciudadanos, y equipo de Plaza Pública para apoyar los proyectos e iniciativas del medio. Entre sus objetivos, además de constituirse en apoyo para proteger y defender el derecho a la información y a la libre expresión, está el de generar fondos y gestionar proyectos directamente relacionados con el medio. Desde su conformación, una de las iniciativas propuestas y apoyadas por sus miembros fue el de la publicación en papel de material de Plaza Pública.

La Asociación administrará y velará por generar los fondos que permitan la sostenibilidad y continuidad del proyecto. Para esto, considera indispensable la alianza con instituciones, empresas, organizaciones y ciudadanos que compartan el interés por el periodismo de profundidad y calidad que produce Plaza Pública.

Para más información: amigosdelaplazapzp@gmail.com

x

Prefiero habilitador que revolucionario. Creo que la justicia social y la espiritualidad no pueden existir una sin la otra, que el privilegio obliga a servir y que las hegemonías se incomodan por la vía política organizada. Estudié derecho en Guate (UFM) y política en Japón (Kyudai). Asimismo, di clases de historia y relaciones internacionales. Hoy leo, escribo y me involucro en lo que puedo. Con dos pulmones felices, una mente libre, la capacidad de agradecer y acceso a infinita belleza intento devolver lo que tengo sin merecerlo.

redes sidebar

La Antigua vive

Antigüeños inconformes con el estado de las cosas, equipados con mucho amor, prosa y arte, se han rebelado contra la parálisis cultural y burocrática de Santiago de los Caballeros de Guatemala. Su misión: recuperar la noción de comunidad. Hablamos con Willy Posadas y Cristy Barrios sobre un movimiento que viene desde abajo, Antigua Viva.

Bobby Recinos

Willy, de 35 años, conoció el mundo acompañado de su cámara y de una mente abierta. Regresó a su Antigua natal para darse cuenta de que seguía siendo su lugar preferido para vivir, pero con un matiz: «Después de vivir otros núcleos culturales, pude observar que la Antigua estaba dormida, casi muerta, que podía dar mucho más».

Para Willy, el orgullo de existir entre ruinas y escombros expresa una nostalgia por algo que fue, pero que ya no es más. «Los verdaderos monumentos de la Antigua son los antigüeños: el único patrimonio que al final realmente vale», dice. Cargado de ideas, experiencias e interacciones, Willy decidió iniciar un proyecto cultural y diverso para devolverle a la Antigua lo que la vida le ha dado a él. Se construye sobre tres pilares: educación, cultura y desarrollo. «Aunque toda acción colectiva es política», recuerda.

Su amiga Cristy Barrios se sumó pronto. Ahora ellos conforman una fuerte alianza que dedica todo su talento y cariño a convertir sus sueños en una realidad compartida para toda la comunidad de Antigua Guatemala[1].

Y es que, dicen, cultura significa identidad y pertenencia. La cultura crea valores y canaliza energías. Sin ella, los más chicos terminan encontrando su lugar en el mundo de maneras poco edificantes. Cristy piensa que ofrece un espacio para que los niños y los jóvenes inviertan sus talentos y se mantengan ocupados constructivamente. Willy lo ve como «una religión sin credo». Su biblia es más bien un instrumento musical o un lienzo en blanco, una pelota de futbol o un libro.

En ese sentido, el arte y la cultura sirven como poderosas herramientas de prevención de criminalidad y violencia, pues ofrecen buena tierra para invertir talentos e ideales desde temprana edad. De hecho, Willy ha estado diseñando programas de formación artística y cultural para niños y jóvenes que espera que se vuelvan permanentes.

Además, una escena cultural robusta también garantiza un turismo estable, limpio y dinámico. Una versión de desarrollo amigable al medio ambiente, a la mente y a los bienes públicos. «La idea de ciudad debe evocar imágenes de evolución, siempre», dice Willy mientras Cristy le toma una foto para esta pieza.

Esto no es nada nuevo. Historias de ciudades latinoamericanas como Puebla, Cartagena, Granada o Trinidad hablan de modernidad funcional y segura sin perder su mística arquitectónica de ayer o su magia ilustrada. La Antigua, una especie de isla nación dentro del territorio guatemalteco, tiene el mismo potencial que estos otros íconos de las Américas.

«Este año las cosas aún están sucediendo a medias» dice Willy, «pero para el otro año tenemos muchos planes y sorpresas para todos los antigüeños». En 2018, Antigua Viva pretende celebrar su segundo festival de literatura, Pulso Volcánico, el cual busca fusionarse con otros esfuerzos afines —incluyendo una renovada feria del libro— y que incluirá conferencias pronunciadas por algún o alguna nobel de las letras (suenan Bob Dylan y Vargas Llosa, para balancear). «La idea», recuerda Cristy, «es ayudar a establecer una plataforma creativa y un modelo colaborativo de resolución de problemas comunes que incluya la ciudadanía, el Gobierno local y el empresariado. Nadie se quedará afuera». Willy asiente con la cabeza, pues cree fervientemente en el poder de la cocreación consciente entre todas las fuerzas sociales.

En estos emprendimientos, la competencia y el choque hacen poco bien. El nombre del café en donde Antigua Viva tiene su primera mesa y un par de sillas para trabajar lo dice todo. Se llama Los Encuentros. Pues eso. Los volcanes que anillan la ciudad hacen su parte para hacerla el mejor lugar para ser y estar. Le toca a su gente ponerse manos a la obra.

De momento, ya se ha llevado a cabo el primer Pulso Volcánico y se ha conformado la orquesta sinfónica de la ciudad. Además, ya se han llevado a cabo otras actividades pequeñas y medianas que han servido para crear contenidos y alinear propósitos.

Se espera que empiecen a surgir fuentes de financiamiento interesadas en democratizar el arte y la cultura en la Antigua. Hasta ahora, Willy lo ha costeado todo con el apoyo de Cristy, del resto del equipo y de amigos de la iniciativa.

Este gran proyecto de solidaridad «de la comunidad, para la comunidad y con la comunidad de Antigua» constituye la materialización de un ideal evolucionario que busca consolidar la Antigua Guatemala como el mejor lugar para vivir… bien.

Willy y Cristy creen que es posible. Yo también.

Más información en la página web y en la de Facebook.

 

Cristy Barrios y Willy Posadas, creadores de Antigua Viva.

 

***

[1] Evidencias de una red emergente de extorsión han servido de estímulo adicional para que Willy, Cristy y el resto del equipo redoblen esfuerzos.