Cerrar

x
Menú
Facebook Facebook
Buscar
Ayuda
La alcaldesa de Antigua cifra sus esperanzas en una alianza público privada de Q532 millones
Ir

La alcaldesa de Antigua cifra sus esperanzas en una alianza público privada de Q532 millones

Susana Ascencio Lueg, alcaldesa de Antigua Guatemala.
redes sidebar
Tipo de Nota: 
Información

Tiempo aproximado de lectura: 16 mins

La Ley de Alianzas para el Desarrollo de Infraestructura Económica –aprobada en 2010– se creó para que la falta de fondos estatales no impidiera la construcción de obras de beneficio público, y a la vez, resultaran inversiones atractivas. Las municipalidades, según expertos, se podrían beneficiar por la ley pero sólo una comuna, la de Antigua Guatemala, ha presentado un proyecto que cumple con todos los requisitos establecidos por la Agencia de Alianzas para el Desarrollo de Alianzas Público Privadas –Anadie–.

Susana Ascencio Lueg encontró las finanzas de la alcaldía Antigua Guatemala hechas añicos cuando tomó posesión en enero pasado. Pero la jefa edil cree tener una solución bajo el brazo para esta ciudad colonial: el “Proyecto de libramiento, modernización y movilidad urbana”. No es la única alternativa que propone para todas las carencias que enfrenta la comuna, pero lo considera un punto de partida para una municipalidad donde el saqueo de al menos Q21 millones en la administración anterior no dejó muchos recursos para trabajar.

El proyecto del libramiento está incluido en el portafolio de la Agencia Nacional de Alianzas para el Desarrollo de Infraestructura Económica –Anadie–, en la fase de proceso de análisis y aprobación. Lo que lo hace singular es que es el único propuesto por una municipalidad –una de las instituciones contratantes del Estado con potestad para presentar proyectos– que han llegado a esta fase.

Ascencioparticipó dos veces en las elecciones municipales de Antigua Guatemala como candidata del Partido Unionista, en los comicios de 2011 fue postulada por el comité cívico Antigua Somos Todos y ganó en septiembre de 2015 como candidata del también comité cívico Buenas Manos. La ya alcaldesa asegura que su implicación  con el proyecto de libramiento se inició “hace bastante”.

“Antes de las elecciones de 2015 me acerqué a la Anadie”, dice Ascencio. “Tuvimos una relación de trabajo con ellos tiempo atrás, y les hablé sobre las dificultades que se viven en Antigua con el congestionamiento. Aunque los visitantes nacionales y extranjeros representan una gran oportunidad, el congestionamiento hace perder competitividad como destino turístico”, afirma.

Juan Manuel Castillo, vocero de Anadie, dijo que la Municipalidad de Antigua hizo llegar un oficio el 26 de agosto de 2014 y el Consejo Nacional para la Protección de Antigua, otro, fechado el 17 de septiembre de ese año. Meses antes de que Ascenciofuese electa alcaldesa, y cuando dirigía la municipalidad Edgar Ruiz Paredes, el ex alcalde capturado por corrupción en enero 2016. La jefa edil, sin embargo, asegura que la municipalidad presentó el proyecto formalmente a la Anadie después de que ella tomó posesión. No fue posible determinar las razones de esta discrepancia en las fechas ya que su vocero, Edgar Castañeda, no facilitó respuesta.

Ahora bien, con respecto a lo que ya hay: “Tenemos los primeros esquemas, pero tendríamos que constituirnos como la entidad que solicita el proyecto”, afirma la jefa edil. Castillo confirmó que la Municipalidad de Antigua será la institución contratante del Estado, como se define en el decreto legislativo 16–2010. También estarán involucrados en este proyecto la Secretaría General de Planificación (Segeplan), el Ministerio de Finanzas Públicas (MINFIN), y el Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales (MARN) en la gestión del proyecto.

Problema y solución compartidos

Un documento de la Anadie revela que el objetivo del proyecto es “evitar el tráfico pesado y liviano que atraviesa la Antigua Guatemala desde la capital, en dirección a los municipios al oeste de Sacatepéquez, Escuintla y Chimaltenango”. Además se combinará con la reubicación del mercado central y la terminal de buses que sirve a 25 municipios al menos, con la creación de una Central de Transferencia (CENTRA) y una Central de Mayoreo (CENMA) sobre la carretera RN–14 (Chimaltenango).

El proyecto, que implica una inversión de US$70 millones (unos Q532 millones), incluye la agilización del movimiento peatonal, estacionamientos, un tramo nuevo de carretera de dos kilómetros, los terrenos para la CENTRA/CENMA y un sistema de buses de corta distancia.

Anadie

Ascenciodio a conocer que la Anadie se interesó mucho por la importancia de la ciudad y lo que implica para el resto del país y, a partir de ello, surgió una línea de trabajo. “En Antigua creamos algunos grupos de apoyo. Con ellos estamos recogiendo propuestas ciudadanos, y les presentamos también los proyectos previstos para el libramiento, que podrán combinarse en el futuro con parqueos antes del ingreso a la ciudad”.

En la actualidad, el 95% del tránsito pesado ya es desviado por la carretera a Chimaltenango, pero un gran volumen del transporte liviano aún es problemático, asegura Armando Coloma, director de la Policía Municipal de Tránsito (PMT) de Antigua Guatemala. En una medición de un fin de semana  de febrero de 2015, esta entidad registró que ingresaron 8 mil vehículos, solo por un punto.  De ellos, 3 mil tenían como destino final Antigua. El resto transitaba de paso hacia la capital, otros municipios de Sacatepéquez, o el sur del país.

Coloma afirma que el continuo tráfico daña el empedrado y los drenajes. El impacto se observa en las inundaciones en el casco antigüeño, los cuales pueden ocurrir incluso con lluvias de mediana intensidad, lo cual hace que algunos drenajes colapsen y haya fuga de aguas servidas, de acuerdo con Ascencio. Ello implica, en principio, que se hace necesario que la municipalidad invierta en cambiar la tubería del drenaje por una más ancha.

Una APP, alternativa y garantía

Ascencioexplica que la razón por la cual buscan que este proyecto se trabaje bajo el marco jurídico contemplado en la  Ley de Alianzas para el Desarrollo de Infraestructura Económica es porque permite que los contratos establecidos después de una licitación adquieran carácter de decreto. “Así son un gran respaldo para los proyectos. Le dan garantía soberana”, afirma. “Estas obras no pueden ser hechas con presupuesto municipal porque es insuficiente, y las finanzas de la municipalidad quedaron muy deterioradas”.

En la Anadie, según explicó Castillo, todavía debe estudiarse cada componente del proyecto para definir la fuente de ingresos de los inversionistas o participantes privados. Estos elementos están divididos en la creación de la terminal de buses de pasajeros y de turistas, el mercado mayorista, mejorar el mercado municipal, proveer estacionamientos para vehículos de visitantes, y el mejoramiento vial de la ciudad para los vehículos en general. Se trabajaría bajo la modalidad que involucra diseño, construcción, operación y mantenimiento.

El costo estimado del proyecto (Q532 millones) casi quintuplica el presupuesto anual municipal de la ciudad. En 2012, cuando fuera detenido el alcalde Adolfo Vivar Marroquín, acusado de diversos actos de corrupción, el presupuesto anual ascendía a Q96.8 millones, más Q13.2 millones de una ampliación. Según detalla un informe de 2013 de la Contraloría General de Cuentas (CGC), de los Q110.1 millones recibidos en 2013, la comuna recaudó el 90 por ciento por medio de prestanción de servicios.

Sin embargo, la red de corrupción edil, que involucró también al ex alcalde en funciones, Ruiz Paredes, defraudó al menos una quinta parte de ese presupuesto.

Pese a que cuatro auditores de la CGC fueron capturados y ligados a proceso por no denunciar las anomalías, el citado informe de 2013 reveló una lista de 33 irregularidades que incluyen donaciones en especie no reportadas a la unidad especializada del MINFIN así como incumplimiento en el procedimiento de recepción, registro y control de ingresos.

Desde antes de tomar posesión de la alcaldía, Ascencioadvertía que en la comuna faltaban planes para todo, desde el ordenamiento territorial hasta el suministro de agua. Ahora, ante el estado de las finanzas, la funcionaria dice que desarrollar alianzas público privadas es “la mejor alternativa” en los casos que aplican.

Los beneficios indirectos

Pese a que la ley excluye proyectos relacionados con educación, salud y agua, los proyectos sí pueden tener un impacto socioeconómico. Por ejemplo, Ascencioafirma que pueden suplir–parcialmente– la falta de empleos que afecta a Antigua Guatemala. La tasa nacional de desempleo a nivel nacional es del 2.9%, según el Instituto Nacional de Estadística (INE), y en la ciudad colonial se sitúa por debajo del 1%, de acuerdo con cifras de Segeplan. Sin embargo, estos datos no reflejan el creciente número de personas subempleadas u ocupadas en el sector informal. Segeplan calcula que en Antigua Guatemala una de cada cuatro personas vive en la pobreza. Ascenciocree que el proyecto de libramiento podría generar trabajo en su fase de construcción, y estimular el desarrollo socioeconómico.

“Las inversiones en infraestructura siempre generan ingresos indirectos, y la construcción tiene muchas implicaciones”, afirma Ascencio. “Tiene mucha incidencia en áreas de prestación de servicios, materiales, y venta de comida para los trabajadores”. Además, la alcaldesa espera que las vías peatonales y vehiculares puedan conectar aldeas entre sí, y mejorar los accesos a Antigua Guatemala, para expandir el desarrollo y el acceso a las oportunidades laborales.

Antigua Guatemala tiene doce aldeas: San Bartolomé Becerra, San Cristóbal El Alto, San Cristóbal El Bajo, San Felipe de Jesús, San Juan del Obispo, San Juan Gascón, San Mateo Milpas Altas, San Pedro Las Huertas, Santa Ana, Santa Catarina, Santa Inés del Monte Pulciano y Santa Isabel, y los parajes El Plan y La Ventanilla. La población de Antigua se estima en 46 mil personas, según cifras del INE. Cerca del 78% vive en zonas urbanas. En contraste, unos 300 mil turistas locales visitan Antigua anualmente, según cifras del Instituto Guatemalteco de Turismo (Inguat), además de los extranjeros.

Parte de la interconexión prevista ocurriría en un sector conocido como “el cinturón ecológico”, una de las razones por las cuales el MARN está involucrado en el proyecto de libramiento. “A varias de las aldeas se puede llegar en bicicleta y, ojalá en el futuro, también se pueda en carritos eléctricos”, agrega Ascencio. “La idea también es que en los parqueos en las afueras de la ciudad haya una pequeña flota de buses hacia las diferentes aldeas y puedan salir desde estos parqueos y llegar a sus destinos, y así articularlas al desarrollo”.

Algunas objeciones

El Centro de Estudios Urbanos y Regionales (CEUR), de la Universidad San Carlos de Guatemala (USAC), opina que el proyecto de libramiento para Antigua debe ser analizado con mayor detenimiento. José Florentín Martínez, su director, advierte que la obra implica la construcción de túneles debajo de varios monumentos históricos que podrían dañar el patrimonio.

Martínez también cuestiona la conversión de un mercado municipal en una central de mayoreo, cuando su función en Antigua es servir a las aldeas y la ciudad, y la mayoría de productos agrícolas ya es transportada a la CENMA en Villa Nueva.

Ascencioasegura que todo cambio estará sujeto a consensos, y que en un principio el mercado permanecerá donde está. “Si todos están de acuerdo, más adelante se puede crear unas opciones de transferencias extraurbanas”, afirma. “Los del mercado seguirían entrando a la ciudad, pero para los que no es necesario, se pueden crear opciones de transferencia en el borde”. La alcaldesa dice que también puede haber una oportunidad de venta de mayoreo proporcional a las necesidades del departamento. “No sería una CENMA de las dimensiones de Villa Nueva sino una para abastecer la ciudad o la región, y tratar de que al mercado nuestro sólo ingrese nuestra propia demanda de productos”, explica. 

En cuanto al daño que podrían sufrir los monumentos históricos con la construcción de túneles u otras estructuras, Ascenciodijo que se analizará este aspecto. “Sería un corte similar al hecho en la Ruta Nacional 14, que también está en el cinturón ecológico”, señala. “Siempre hay que hacer un balance. Puede ser una ruta muy verde y también prestar un buen servicio”.

Sin embargo, no es previsible que el Consejo Nacional para la Protección de Antigua tenga objeciones al respecto, ya que Castillo indicó que este consejo también presentó la propuesta del proyecto a la Anadie en 2014, un mes después que la municipalidad.

Los plazos

Según datos que publicó la Anadie, el inicio de la construcción del proyecto está contemplado para 2019, para comenzar a operar en 2020 (el último año de la actual administración de Ascencio). No obstante, esta calendarización depende de que las fases anteriores de licitación y adjudicación no sufran demoras.

“Son proyectos que llevan un tiempo”, admite la alcaldesa. “Algunas licitaciones se arman en menos de un año pero 2016 sería un año que puede permitir esas discusiones y llegar a un consenso acerca de los detalles de cómo ejecutar las obras”.

Mientras tanto, tiene previstos objetivos iniciales y metas intermedias. Ascenciodice que también se podría considerar la construcción de un periférico al norte de la ciudad para hacer un libramiento provisional que podría construirse por medio del Ministerio de Comunicaciones, Infraestructura y Vivienda porque es una obra de dimensiones menores.

En Anadie, Castillo explicó que si se plantea un proyecto vial intermunicipal se involucraría al citado ministerio como rector. Igual sucedería con otras instituciones que tuvieran injerencia con otros aspectos del proyecto.

Ascencioya habilitó un estacionamiento en San Juan Gascón, aldea ubicada a 4.2 kilómetros de Antigua Guatemala. La construcción es provisional, pero tiene capacidad para 500 vehículos. “Allí pueden quedarse los buses (de turistas); para Semana Santa, estarán preparados los sistemas de transporte de conexión”, explica. “Habrá múltiples modos de transporte para llegar a Antigua o regresar al estacionamiento” (desde tuc–tucs hasta microbuses). También tiene en planes otros estacionamientos adicionales.

Otras APP en ciernes

La exclusión de proyectos de desarrollo social en la ley no ha impedido que la comuna de Antigua considere otros proyectos. “Como están abiertos a proyectos de energía, creo que en Antigua debemos abrir un nuevo frente contra esta deficiencia”, dice Ascencio. Este abarcaría el manejo de desechos en el vertedero de basura para la generación de energía por medio del reciclaje.

De hecho, reveló que la primera semana de febrero varios representantes del grupo impulsor del proyecto de libramiento y algunos arquitectos que le asesoran, y también han trabajado con la Anadie, revisaron diferentes propuestas del tema. Ascenciono descarta el impulso a un proyecto de manejo de desechos sólidos a nivel regional, que involucre a otras municipalidades del departamento y otros departamentos.

Después de que ganó la alcaldía en 2015, la funcionaria dijo que el crecimiento de Antigua Guatemala y sus aldeas está en una encrucijada clave: en un momento cuando la comuna tiene una última oportunidad para ordenar el tráfico de vehículos y el tránsito de peatones antes de que se agudice el daño a la ciudad colonial, y la solución sea inviable, por compleja y costosa. De pronto, ser la primera municipalidad que echa mano a la ley de APP le allane el camino a otras comunas, que puedan encontrar soluciones para sus municipios si sus finanzas no están en su mejor momento. Pero el desafío ahora no es sólo de Ascencio, sino de la Anadie, que deberá encontrar los inversionistas que quieran apostar Q532 millones en Antigua Guatemala.

  • NOTA DE ACLARACIÓN:


    29/02/16

    En el texto original se decía que en la primera semana de febrero la Anadie afirmaba que los documentos para la licitación de los estudios de estructuración ya estaban en el portal de Guatecompras. El 29 de febrero Anadie comunicó a Plaza Pública que se trataba de un error y que todavía no habían sido publicados.

Autor
Autor
a
a