Cerrar

Ir

Justifica mi amor* (II)

Tipo de Nota: 
Opinión

Justifica mi amor* (II)

06 de Noviembre de 2014
Tiempo aproximado de lectura: 3 mins

Redes-lateral

Siempre impregnan de romanticismo el asunto ese de ser maestro. Hasta canciones hay y uno se siente la gran cosa. Hablan de nobleza, de tocar vidas, hacer grandes sacrificios, trabajar mucho, ganar poco y tener “otras satisfacciones”. No soy una romántica. Elegí estudiar para maestra y ando buscando justificación.

Llegó la famosa práctica docente: la primera vez que uno es maestro “de verdad” pero sin título. Habitualmente me asignaban grupos “especiales” (entiéndase aquellos conocidos por problemáticos). La práctica docente no fue la excepción y me tocaron unos chicos cuyo comportamiento ameritaba que año con año les tocara una practicante “dura de roer”. Ya estaban en sexto grado, eran los grandes de la escuela. Tuve un marero al que sólo vi tres veces. Había un gordito lindo excepto por su firme des...

Autor



Las opiniones expresadas en este artículo son responsabilidad exclusiva del autor. Plaza Pública ofrece este espacio como una contribución al debate inteligente y sosegado de los asuntos que nos afectan como sociedad. La publicación de un artículo no supone que el medio valide una argumentación o una opinión como cierta, ni que ratifique sus premisas de partida, las teorías en las que se apoya, o la verdad de las conclusiones. De acuerdo con la intención de favorecer el debate y el entendimiento de nuestra sociedad, ningún artículo que satisfaga esas especificaciones será descartado por su contenido ideológico. Plaza Pública no acepta columnas que hagan apología de la violencia o discriminen por motivos de raza, sexo o religión




Ver Comentarios
Autor
a
a

Un solo correo

Comienza cada semana con las
notas más relevantes de
Plaza Pública

Suscripción
Suscripción
Lo más importante
de Plaza Pública en tu correo eletrónico