Cerrar

Ir

Juegos eróticos infantiles, una principesa y muchas caras de tonto

Quizá ha llegado el momento de ser como Aristóteles y enfrentarnos a las abstracciones platónicas de los feminismos ultras para devolvernos a una realidad que sea accesible a la razón.
Tipo de Nota: 
Opinión

Juegos eróticos infantiles, una principesa y muchas caras de tonto

30 de Octubre de 2018

Redes-lateral

Los feminismos han logrado avances importantes en la vida política de las sociedades modernas, sin duda alguna. Han fortalecido democracias, marcado el camino hacia nuevas y mejores formas de organización y liberado la sexualidad de la mujer de las pezuñas de dominaciones indebidas. Pero ¿será toda conquista feminista un avance?

Mientras la igualdad de trato entre hombres y mujeres no sea una realidad en todas las esferas de la vida, los feminismos seguirán siendo ineludibles. La cuestión está en distinguir una conquista social —esas que hacen al mundo un sitio más humano, justo y solidario en términos medibles y comprobables— de un berrinche censurista y políticamente correcto disfrazado de progreso. Reemplazar un modelo de jerarquía por otro sería una desgracia.

Examinemos dos ejemplos que están dando mucho ...

Autor



Las opiniones expresadas en este artículo son responsabilidad exclusiva del autor. Plaza Pública ofrece este espacio como una contribución al debate inteligente y sosegado de los asuntos que nos afectan como sociedad. La publicación de un artículo no supone que el medio valide una argumentación o una opinión como cierta, ni que ratifique sus premisas de partida, las teorías en las que se apoya, o la verdad de las conclusiones. De acuerdo con la intención de favorecer el debate y el entendimiento de nuestra sociedad, ningún artículo que satisfaga esas especificaciones será descartado por su contenido ideológico. Plaza Pública no acepta columnas que hagan apología de la violencia o discriminen por motivos de raza, sexo o religión

 

 

 

 

Ver Comentarios

 

 

 

 

Autor
a
a