Cerrar

Ir

Javier Payeras o la precariedad del narrador

Tipo de Nota: 
Opinión

Javier Payeras o la precariedad del narrador

03 de Agosto de 2015
Tiempo aproximado de lectura: 8 mins

Conozco a Payeras desde hace casi 20 años. Lo veía en los toques de los noventas, en la Bodeguita, en la Casa Bizarra. Hablábamos de vez en cuando.

Redes-lateral

Trabajé con él, también, cuando dirigía Colloquia, el centro cultural que funcionó a principios de los 2000 en La Cúpula, en la zona 9 de la ciudad de Guatemala. Quizá algún melancólico aún lo recuerda. Hasta tuve el dudoso honor de que me despidiera. Pero, claro, no fue él. No puedo imaginar a Javier queriendo despedir a alguien. Le tocó decírmelo. Los fondos de las agencias de cooperación se agotaban, y de todos modos siempre pensé que mi trabajo de medio tiempo allí era un poco superfluo, ...

Autor



Nota:
Las opiniones expresadas en este artículo son responsabilidad exclusiva del autor. Plaza Pública ofrece este espacio como una contribución al debate inteligente y sosegado de los asuntos que nos afectan como sociedad. La publicación de un artículo no supone que el medio valide una argumentación o una opinión como cierta, ni que ratifique sus premisas de partida, las teorías en las que se apoya, o la verdad de las conclusiones. De acuerdo con la intención de favorecer el debate y el entendimiento de nuestra sociedad, ningún artículo que satisfaga esas especificaciones será descartado por su contenido ideológico. Plaza Pública no acepta columnas que hagan apología de la violencia o discriminen por motivos de raza, sexo o religión
Ver Comentarios
Autor
a
a