Cerrar

Ir

Javier Payeras o la precariedad del narrador

Tipo de Nota: 
Opinión

Javier Payeras o la precariedad del narrador

03 de Agosto de 2015
Tiempo aproximado de lectura: 8 mins

Conozco a Payeras desde hace casi 20 años. Lo veía en los toques de los noventas, en la Bodeguita, en la Casa Bizarra. Hablábamos de vez en cuando.

Redes-lateral

Trabajé con él, también, cuando dirigía Colloquia, el centro cultural que funcionó a principios de los 2000 en La Cúpula, en la zona 9 de la ciudad de Guatemala. Quizá algún melancólico aún lo recuerda. Hasta tuve el dudoso honor de que me despidiera. Pero, claro, no fue él. No puedo imaginar a Javier queriendo despedir a alguien. Le tocó decírmelo. Los fondos de las agencias de cooperación se agotaban, y de todos modos siempre pensé que mi trabajo de medio tiempo allí era un poco superfluo, ...

Autor



Las opiniones expresadas en este artículo son responsabilidad exclusiva del autor. Plaza Pública ofrece este espacio como una contribución al debate inteligente y sosegado de los asuntos que nos afectan como sociedad. La publicación de un artículo no supone que el medio valide una argumentación o una opinión como cierta, ni que ratifique sus premisas de partida, las teorías en las que se apoya, o la verdad de las conclusiones. De acuerdo con la intención de favorecer el debate y el entendimiento de nuestra sociedad, ningún artículo que satisfaga esas especificaciones será descartado por su contenido ideológico. Plaza Pública no acepta columnas que hagan apología de la violencia o discriminen por motivos de raza, sexo o religión
Ver Comentarios
Autor
a
a

Un solo correo

Comienza cada semana con las
notas más relevantes de
Plaza Pública

Suscripción
Suscripción
Lo más importante
de Plaza Pública en tu correo eletrónico