Cerrar

x
Ir

«Erótica» y esta ciudad (de Eclesiastés 7, 4 y el libro de Mildred Hernández)

Recibe nuestro resumen semanal en tu correo
redes sidebar
Tipo de Nota: 
Opinión

«Erótica» y esta ciudad (de Eclesiastés 7, 4 y el libro de Mildred Hernández)

21 de Julio de 2019
2 mins

Necias. Somos así las mujeres. Necias porque pretender el placer en un contexto tan macho, tan cachureco y tan violento es una real y verdadera necedad.

Las canciones de moda incitan a «montar a las Evas». Las estadísticas nacionales hablan de altísimos índices de violencia de género. Investigando para este escrito, Google me presentó «los 100 mejores videos porno de latinas eróticas» antes que «erotismo en la literatura latina», que era lo que yo estaba buscando. Objetos sexuales violentados e incitadores del pecado: a eso es a lo que nos reducimos las Evas.

«Bienvenida a Guatemala, tierra del machismo y del pecado vergonzoso», coment...

La mínima cuota de placer al que puede aspirar una mujer chapina es a aquel que se vive en función de otros: el «placer» de ser madre, el «placer» de ver a los hijos crecer...
Autor
Nota:
Las opiniones expresadas en este artículo son responsabilidad exclusiva del autor. Plaza Pública ofrece este espacio como una contribución al debate inteligente y sosegado de los asuntos que nos afectan como sociedad. La publicación de un artículo no supone que el medio valide una argumentación o una opinión como cierta, ni que ratifique sus premisas de partida, las teorías en las que se apoya, o la verdad de las conclusiones. De acuerdo con la intención de favorecer el debate y el entendimiento de nuestra sociedad, ningún artículo que satisfaga esas especificaciones será descartado por su contenido ideológico. Plaza Pública no acepta columnas que hagan apología de la violencia o discriminen por motivos de raza, sexo o religión
Autor
a
a