Cerrar

Ir

Entra, hombre de la arena*

Ojalá despertáramos para vivir todos vidas dignas, con altibajos pero con oportunidades. Donde la comida alcance, la educación alcance, la casa alcance, el sueño alcance.
Tipo de Nota: 
Opinión

Entra, hombre de la arena*

08 de Agosto de 2014
Tiempo aproximado de lectura: 3 mins

Redes-lateral

Cuando era niña, mi papá nos decía en las noches que venía el señor de las arenitas a ponernos arena en los ojos. Hacía con tres dedos el gesto sobre nuestros párpados y entonces “nos daba sueño”.

Desde pequeña fui una persona nocturna. Para mi desgracia, el mundo funciona de día, las jornadas comienzan temprano en la mañana y uno con ellas, cayéndose del sueño. Se lee por todas partes aquella cosa de las ocho horas y que cuando uno no duerme lo suficiente el efecto sobre el estado de alerta y las habilidades cognitivas es el equivalente a un cierto porcentaje de alcohol en la sangre. Me preocupo. Si eso es cierto, de plano llevo años viviendo en una especie de estado de ebriedad perma...

Autor



Las opiniones expresadas en este artículo son responsabilidad exclusiva del autor. Plaza Pública ofrece este espacio como una contribución al debate inteligente y sosegado de los asuntos que nos afectan como sociedad. La publicación de un artículo no supone que el medio valide una argumentación o una opinión como cierta, ni que ratifique sus premisas de partida, las teorías en las que se apoya, o la verdad de las conclusiones. De acuerdo con la intención de favorecer el debate y el entendimiento de nuestra sociedad, ningún artículo que satisfaga esas especificaciones será descartado por su contenido ideológico. Plaza Pública no acepta columnas que hagan apología de la violencia o discriminen por motivos de raza, sexo o religión

 

 

 

 

Ver Comentarios

 

 

 

 

Autor
a
a