Cerrar

Ir

¿Enseñamos a los menores que el mundo está colapsando o trabajamos por que aprendan a cambiarlo?

El verdadero poder de trabajar estos temas a través de pequeñas acciones del día a día no está en si con ellas reduciremos o no las emisiones de carbono. El verdadero poder está en el impacto que tienen en los hábitos y las actitudes que formarán en la niñez.
Si la tendencia actual de las emisiones de gases de efecto invernadero se mantiene, el incremento de la temperatura promedio sobrepasará los 3 °C en este siglo.
Tipo de Nota: 
Opinión

¿Enseñamos a los menores que el mundo está colapsando o trabajamos por que aprendan a cambiarlo?

16 de Septiembre de 2021

Redes-lateral

Cuando leí el reporte del IPCC Global Warming of 1.5 °C, de 2018, me quedó más que claro que la generación de mi hija y de mi hijo (de 6 y 8 años, respectivamente) vivirá en un mundo bastante diferente a aquel en el que yo he vivido hasta ahora.

El IPCC explica la importancia de no superar los 1.5 °C de incremento de la temperatura promedio de la Tierra y, entre otros datos, presenta los escenarios de un mundo calentado con un incremento a 1.5 y a 2 ° C. Ambos escenarios asustan, sobre todo porque, sin haber llegado todavía al primero (actualmente el incremento ha sido de aproximadamente 1.1 °C), ya somos testigos en tiempo real de cómo muchos eventos, históricamente extremos de por sí, se ven hoy intensificados p...

Autor
Edición



Las opiniones expresadas en este artículo son responsabilidad exclusiva del autor. Plaza Pública ofrece este espacio como una contribución al debate inteligente y sosegado de los asuntos que nos afectan como sociedad. La publicación de un artículo no supone que el medio valide una argumentación o una opinión como cierta, ni que ratifique sus premisas de partida, las teorías en las que se apoya, o la verdad de las conclusiones. De acuerdo con la intención de favorecer el debate y el entendimiento de nuestra sociedad, ningún artículo que satisfaga esas especificaciones será descartado por su contenido ideológico. Plaza Pública no acepta columnas que hagan apología de la violencia o discriminen por motivos de raza, sexo o religión
Autor
a
Edición
a