Cerrar

x
Menú
Facebook Facebook
Buscar
Ayuda
En la calle me cuentan cosas personales, muy personales
Ir

En la calle me cuentan cosas personales, muy personales

Recibe nuestro resumen semanal en tu correo
redes sidebar
Tipo de Nota: 
Opinión
12 01 18

Tiempo aproximado de lectura: 3 mins

«Momo sabía escuchar […] simplemente estaba allí y escuchaba con toda su atención y toda simpatía. […] miraba al otro con sus grandes ojos negros, y el otro en cuestión notaba de inmediato cómo se le ocurrían pensamientos que nunca hubiera creído que estaban en él» (Michael Ende, Momo).

Soy de plática fácil. Y mi esposo, que más bien es de los que la evitan a menos que sea realmente necesaria, vive asombrado por la facilidad con la que algunos extraños con que me cruzo en la calle me cuentan cosas personales. Muy personales.

Como aquella vez que un mecánico debía llevarme al taller a recoger mi carro del servicio. Las seis cuadras que debía durar el trayecto no fueron suficientes para la catarsis. Al llegar al taller, el hombre parqueó y nos quedamos unos minutos más ...

Autor

NOTA:
Las opiniones expresadas en este artículo sonresponsabilidad exclusiva del autor. Plaza Pública ofrece este espacio como una contribución al debate inteligente y sosegado de los asuntos que nos afectan como sociedad. La publicación de un artículo no supone que el medio valide una argumentación o una opinión como cierta, ni que ratifique sus premisas de partida, las teorías en las que se apoya, o la verdad de las conclusiones. De acuerdo con la intención de favorecer el debate y el entendimiento de nuestra sociedad, ningún artículo que satisfaga esas especificaciones será descartado por su contenido ideológico. Plaza Pública no acepta columnas que hagan apología de la violencia o discriminen por motivos de raza, sexo o religión
Autor
a
a