Cerrar

Ir

En defensa de la alegría

No quiero quedarme sin la sonrisa alegre que se cruza entre dos desconocidos ni sin la cortesía de estirar un brazo para ayudar a un caído.
Tipo de Nota: 
Opinión

En defensa de la alegría

16 de Julio de 2020

Redes-lateral

En estos días está de moda hablar de la nueva normalidad, esa a la que regresaremos en algún momento, cuando logremos controlar el coronavirus. El ocio, el trabajo y las relaciones humanas están cambiando, y aún no sabemos cuántas de estas nuevas formas de interactuar perdurarán aun después de una vacuna.

Los restaurantes, los gimnasios y los cines, por ejemplo, deberán disminuir el aforo de clientes, garantizar el distanciamiento físico y facilitar una buena ventilación y el acceso fácil a artículos de higiene, entre otras medidas. Asimismo, las oficinas y las empresas deberán modificar su relación con los trabajadores facilitando el teletrabajo y las reuniones por la vía digital, quizá fraccionando la jornada laboral entre presencial y a distancia o haciendo turnos en diferentes horarios.

...
Autor



Las opiniones expresadas en este artículo son responsabilidad exclusiva del autor. Plaza Pública ofrece este espacio como una contribución al debate inteligente y sosegado de los asuntos que nos afectan como sociedad. La publicación de un artículo no supone que el medio valide una argumentación o una opinión como cierta, ni que ratifique sus premisas de partida, las teorías en las que se apoya, o la verdad de las conclusiones. De acuerdo con la intención de favorecer el debate y el entendimiento de nuestra sociedad, ningún artículo que satisfaga esas especificaciones será descartado por su contenido ideológico. Plaza Pública no acepta columnas que hagan apología de la violencia o discriminen por motivos de raza, sexo o religión

 

 

 

 

Ver Comentarios

 

 

 

 

Autor
a
a