Cerrar

x
Menú
Facebook Facebook
Buscar
Ayuda
Elecciones, la excusa de Otto Pérez para no renunciar
Ir

Elecciones, la excusa de Otto Pérez para no renunciar

redes sidebar
Tipo de Nota: 
Fotos

Tras 10 días sin aparecer en público, el presidente Otto Pérez Molina reapareció este lunes en una conferencia de prensa en Casa Presidencial. En esos días el mandatario observó la captura de su exvicepresidenta, Roxana Baldetti; una solicitud de antejuicio tramitada por el Congreso de la República en su contra y la recomendación de la Comisión Pesquisidora del Legislativo de que se le retire la inmunidad, para ser investigado por el Ministerio Público (MP) y la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG). Pérez Molina empezó su intervención haciendo referencia a los comicios del próximo 6 de septiembre, diciendo que se debe “privilegiar que se lleven a cabo las elecciones” frente a las solicitudes de su renuncia.

Atrincherado tras la institucionalidad y la garantía de que la Presidencia debe hacer del proceso electoral, Pérez Molina reiteró que no renunciará y agotará los procesos legales que le permiten su derecho al antejuicio. Asimismo, arremetió contra la Comisión Pesquisidora, aduciendo que sus integrantes hicieron “un show político” de la presentación de su dictamen, y aseguró que la decisión de no asistir al Congreso la tomó 10 minutos antes de que se presentara su abogado en el Congreso. En alusión a la diputada Nineth Montenegro, criticó la presencia de un “candidato presidencial” en la reunión, en referencia a José Ángel López de Encuentro por Guatemala.

El Presidente también volvió a formular sus críticas contra empresarios. Repitió que aún no se ha detenido a los “integrantes de la Línea 2, los que pagan” y que las detenciones de unos pocos “pantufleros” son insuficientes frente al monto de la defraudación reportada. Sus ataques también alcanzaron a la CICIG y al MP. Adujo que en anteriores oportunidades, la CICIG se había equivocado al formular acusaciones, y colocó como ejemplo que en este proceso electoral compita un candidato investigado por la Comisión, en referencia a Alejandro Giammattei, del partido Fuerza, quien también ha pedido su renuncia y lo ha llamado “corrupto y cobarde” en campos pagados.

Pérez Molina también dijo que la fiscal general, Thelma Aldana, fue cuestionada por la CICIG, en un anterior proceso de elección de aspirante a la Corte Suprema de Justicia (CSJ), y que pese a esto fue designada por él.

De igual forma descargó su responsabilidad por la elección de Carlos Muñoz y Omar Franco, ambos máximos responsables de la Superintendencia de Administración Tributaria (SAT) procesados por el caso "La Línea", aduciendo que fueron electos de entre una terna presentada por el Directorio de la SAT.

Dionisio Gutiérrez, del Grupo Multinversiones, también fue aludido por el gobernante. Dijo que el empresario “hoy se quiere vestir de Primera Comunión”, en referencia a la inocencia. Según el mandatario, Gutiérrez enfrentó una denuncia por llevar doble contabilidad por parte de “otro candidato presidencial”, en mención a Juan Gutiérrez, aspirante por el Partido de Avanzada Nacional (PAN). En un cable filtrado, Pérez Molina admitió, ante la embajada de Estados Unidos, que Dionisio Gutiérrez fue uno de sus financistas en la campaña electoral de 2007.

Por último en la ronda de preguntas, Pérez Molina no pudo negar que conocía a Estuardo Salvador González alias “Eco”, el presunto líder operativo de “La Línea”. Indicó que este “pudo visitar Casa Presidencial”, aunque no detalló en cuantas oportunidades. El mandatario afirmó que González tenía “una oficina de contaduría”, al cuestionársele porque en sus oficinas se encontró documentos de suyos como recibos de boletos de avión a su nombre y de su entonces compañera de fórmula Roxana Baldetti.

Entre las contradicciones del mandatario figuraron el asegurar que no se había reunido con “ningún diputado o representante de Lider”, pero aseguró que a ese partido, al igual que otros, le preocupa su salida por el riesgo en que pondría las elecciones. “Eso es algo que dicen los partidos en corrillos, pero por política, por interés, no reconocen”, aseguró Pérez Molina. También fue contradictoria su afirmación de que “nunca he impuesto a nadie” pese a que en una escucha telefónica entre él y Muñoz, entonces jefe de la SAT, el Presidente le dice: “Porque no me quiere cambiar al de Recursos Humanos”. El nuevo funcionario de Recursos Humanos aludido luego fue vinculado como integrante de “La Línea”.

El Presidente reiteró “que se debe seguir el proceso electoral” y que su renuncia o salida del país está descartada.

Autor
Autor
a
a