Cerrar

Ir

El regalo envenenado

La Cicig se ha ido, pero nos ha dejado hermosos regalos que deberemos saber desempacar y aprovechar, pues serán venenosos si nos dejamos llevar por el pacto de impunidad.
Tipo de Nota: 
Opinión

El regalo envenenado

01 de Septiembre de 2019

La Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (Cicig) cerrará sus puertas para siempre este semana, lo que llena de regocijo y alegría a todos los que con recursos económicos, políticos y mediáticos espurios se dedicaron a socavar su existencia.

Redes-lateral

Su accionar fue evidente y estrictamente jurídico, lo que hizo que se ganara desafectos en todos los campos, niveles y estratos. No podía ser de otro modo. No haber sido una institución politizada es la gran herencia que deja para la vida institucional y jurídica del país. Se afirma que ese fue su pecado porque no vio quién era el denunciado. En realidad, esa fue su gran virtud, cualidad que en la práctica jurídica gu...

Autor



Las opiniones expresadas en este artículo son responsabilidad exclusiva del autor. Plaza Pública ofrece este espacio como una contribución al debate inteligente y sosegado de los asuntos que nos afectan como sociedad. La publicación de un artículo no supone que el medio valide una argumentación o una opinión como cierta, ni que ratifique sus premisas de partida, las teorías en las que se apoya, o la verdad de las conclusiones. De acuerdo con la intención de favorecer el debate y el entendimiento de nuestra sociedad, ningún artículo que satisfaga esas especificaciones será descartado por su contenido ideológico. Plaza Pública no acepta columnas que hagan apología de la violencia o discriminen por motivos de raza, sexo o religión
Ver Comentarios
Autor
a
a

Un solo correo

Comienza cada semana con las
notas más relevantes de
Plaza Pública

Suscripción
Suscripción
Lo más importante
de Plaza Pública en tu correo eletrónico