Cerrar

Ir

El poder de la igualdad*

Tipo de Nota: 
Opinión

El poder de la igualdad*

11 de Febrero de 2015
Tiempo aproximado de lectura: 4 mins

Un diputado propone una iniciativa de ley para hacer obligatoria la lectura de la Biblia en las escuelas. En un primer momento quizá los cristianos se emocionan, hasta que recuerdan que existen otros credos, y también no creyentes, a quienes tal medida les grita: tú no existes, tú no vales, te suprimo. Esto de ninguna manera es cristiano, no es amar al otro como a mí misma, pues le niego un derecho que considero fundamental para mí. 

Redes-lateral

Si yo fuera religiosa, me sentiría infinitamente ofendida por las declaraciones del diputado —quien, así de fácil como se cambia de color partidista, puede cambiar de profesión religiosa, según convenga—, pues es a todas luces un lobo vestido con piel de oveja, un mal intento de falso profeta, que toma algo sagrado y lo convierte en una vil herramienta de manipulación electorera.

Sea cual fuere la intención, o es parte de una profunda ignorancia —lo cual dice mucho de su competencia p...

Autor
Nota:
Las opiniones expresadas en este artículo son responsabilidad exclusiva del autor. Plaza Pública ofrece este espacio como una contribución al debate inteligente y sosegado de los asuntos que nos afectan como sociedad. La publicación de un artículo no supone que el medio valide una argumentación o una opinión como cierta, ni que ratifique sus premisas de partida, las teorías en las que se apoya, o la verdad de las conclusiones. De acuerdo con la intención de favorecer el debate y el entendimiento de nuestra sociedad, ningún artículo que satisfaga esas especificaciones será descartado por su contenido ideológico. Plaza Pública no acepta columnas que hagan apología de la violencia o discriminen por motivos de raza, sexo o religión
Autor
a
a