Cerrar

Ir

El peligro de ser honesto en el poder judicial

Se debe asumir como una labor muy peligrosa, que puede resultar mortal para ellos y para sus familias. ¡Vaya incentivo para la honestidad y la probidad!
Tipo de Nota: 
Opinión

El peligro de ser honesto en el poder judicial

20 de Agosto de 2019

Ser un servidor público honesto no es fácil. Es complicado en los poderes legislativo y ejecutivo, pero en el judicial puede llegar a ser peligroso y hasta mortal.

Redes-lateral

Como lo han demostrado el Ejecutivo encabezado por Jimmy Morales y entidades autónomas como la Contraloría General de Cuentas, al funcionariado honesto se le aísla o destituye. En el Legislativo, los diputados honestos han demostrado capacidad de auditar al Ejecutivo y de denunciar, pero son una minoría sin votos suficientes para aprobar legislación para el bien común o frenar la aprobación de legislación nociva. Sin embargo, el peor escenario quizá es para los operadores de justicia honestos...

Autor



Las opiniones expresadas en este artículo son responsabilidad exclusiva del autor. Plaza Pública ofrece este espacio como una contribución al debate inteligente y sosegado de los asuntos que nos afectan como sociedad. La publicación de un artículo no supone que el medio valide una argumentación o una opinión como cierta, ni que ratifique sus premisas de partida, las teorías en las que se apoya, o la verdad de las conclusiones. De acuerdo con la intención de favorecer el debate y el entendimiento de nuestra sociedad, ningún artículo que satisfaga esas especificaciones será descartado por su contenido ideológico. Plaza Pública no acepta columnas que hagan apología de la violencia o discriminen por motivos de raza, sexo o religión
Ver Comentarios
Autor
a
a

Un solo correo

Comienza cada semana con las
notas más relevantes de
Plaza Pública

Suscripción
Suscripción
Lo más importante
de Plaza Pública en tu correo eletrónico