Opinión / La vida (parcialmente) examinada Lado B

Plaza (Plaza Pública en papel) Lo que no sabías que querías saber, pero ahora te es urgente preguntarlo

PREGUNTAS FRECUENTES

¿Qué es Plaza?

Plaza es el periodismo de Plaza Pública en papel. ¿Un libro? ¿Una revista? Plaza es un objeto hermoso para leer y coleccionar. Una revista de gran formato –tamaño carta, de aproximadamente 200 páginas cada número-, con el cuidado diseño de Workaholic People, que se publicará tres veces al año. Cada edición tendrá su propia personalidad: podrán ser números monográficos o ecléctico, se reproducirán temas publicados en la plataforma digital, y se buscará lanzar temas aún inéditos en la web que aporten nuevas miradas sobre las líneas temáticas de PzP. En Plaza se busca rescatar textos que por su calidad narrativa merecen ser leídos apaciblemente, o que por su impacto y trascendencia es importante que encuentren la permanencia del papel. Plaza busca satisfacer al sibarita de la lectura pausada, alejada del ruido del internet, brindar la satisfacción al coleccionista –de fotos, de textos, de libros-, saciar al que se interesa por tener explicaciones profundas sobre Guatemala. Plaza es una coquetería para la mesa del café y una bella compañía para las tardes de sillón o de hamaca.

¿Qué es Plaza Pública?

Plaza Pública (PzP) es un medio en internet de periodismo de profundidad, análisis, investigaciones y debates, radicado en la capital de Guatemala. Fue fundado el 22 de febrero de 2011 por la Universidad Rafael Landívar y reivindica los derechos humanos, la democracia, la justicia social y la búsqueda de la verdad. Se enfoca en las causas y efectos de la desigualdad, la inequidad y las dinámicas que atentan contra la dignidad de las personas. Es un medio sin ánimo de lucro, nos financiamos principalmente con presupuesto de la universidad, y somos apoyados por organizaciones (como Open Society Foundation e Hivos) Apostamos por la innovación, por el periodismo narrativo, y creemos en el papel de la comunidad de lectores como garantes de la independencia y la calidad del medio.

¿Por qué Plaza Pública comete la locura de hacer el salto mortal al papel?

La misma naturaleza digital nos hace continuar en la busca de nuevas formas para llegar a los lectores, y hacer que los temas que interesan al medio y que consideramos esenciales para el debate nacional, lleguen a más ciudadanos y que desaparezcan de las agendas de los líderes de opinión y permanezcan en el debate público. Buscamos todos los medios y plataformas para trasladar nuestro periodismo. En ese sentido, no somos ortodoxos del Internet, y creemos que el papel tiene un aún enorme potencial, especialmente para los temas de profundidad, textos con la narrativa que es ya un sello de PzP, y con imágenes que van retratando el país, estén presentes, físicamente, como objeto cercano a los lectores, para la lectura pausada. Además, claro, adoramos los libros y el papel, somos unos nostálgicos, y qué gozo el olor del libro nuevo, el fetiche, y qué delicia leer en papel.

¿Cómo me suscribo?

Hay cuatro formas para suscribirte:

1) Depósito monetario:

  • Paso 1.

    Revisa en la hoja de suscripción las modalidades de pago, para conocer cuál es la que te conviene y saber cuánto debes depositar. (Para toda Guatemala:
  • Paso 2.

    Realiza la transferencia o depósito en:

    Banco Industrial.

    Asociación de Amigos de Plaza Pública

    Cta #185003731-6

  • Paso 3.

    Llena la hoja de suscripción y ¡voilá! Recibirás el número inmediato a tu suscripción (si quieres que tu suscripción sea en retroactivo, recibiendo números pasados, acláralo en los comentarios de la hoja. No habrá ningún problema si todavía quedan ejemplares).

2) Con nuestros aliados suscriptores:

En librería Sophos (Plaza Fontabella, zona 10) o en librería y café Watson (Paseo Cayalá, zona 16).

  • Paso 1.

    Vas a la caja y dices que te quieres suscribir a Plaza.
  • Paso 2.

    Realizas tu pago con tarjeta o en efectivo.
  • Paso 3.

    Llenas la hoja de suscripción y ¡listo!

Si tienes cualquier duda, escribe a suscripcionesLAP@gmail.com

3) Tienda online Kemik:

Entra a la http://kemik.gt/ y en el buscador escribe “suscripción” allí te desplegará las diversas opciones de suscripción (1 o 2 años) y varias según el país donde vivas. Aquí el enlace para un año en toda Guatemala: http://www.kemik.gt/suscripcion-anual-a-plaza-1-a-o-guatemala.html Si vives fuera de Guatemala, vean la respuesta siguiente:

¿Si vivo fuera de Guatemala, puedo suscribirme?

¡Claro! Plaza llega a cualquier parte del mundo. Los costos de envío varían entre Centro América, el resto de América (Norte, Sur y el Caribe), y el resto del mundo. Estamos puliendo el método, pero ya lo puedes hacer:

Puedes hacerlo en tienda online http://www.kemik.gt/ , busca la suscripción de acuerdo a la región en donde vives. Parecerá que sólo puedes hacer pedidos en Guatemala, ¡pero no! Introduce toda la dirección, (incluido, municipio, departamento o estado; y muy importante: el país en donde quieres tu suscripción). No hay ningún costo por el envío. Si tienes algún problema con la compra escríbenos un mensaje en el perfil de fb de Los Amigos de la Plaza o directamente en la tienda en línea.

También hacerlo a través de una transferencia bancaria:

  • Paso 1:

    Revisa en la hoja de suscripción el costo a tu región:
  • Paso 2:

    Realiza la transferencia bancaria:

    Bank: The Bank of New York Mellon

    SWIFT/BIC: IRVTUS3N

    Fedwire (ABA): 021000018

    Account name: Banco Industrial, S.A.

    Account No.: 8033141875

    SWIFT/BIC: INDLGTGC

    USD amount to send:

    Final beneficiary name : Asociación de Amigos de Plaza Pública

    Account No. at Banco Industrial, S.A.: 185-003731-9

    Final beneficiary Address: 7a. avenida 5-10 zona 4, Centro Financiero, Apartado

    Postal 744, Guatemala, Guatemala, C.A.

  • Paso 3:

    Llena la ficha de suscripción. (Si quieres que tu suscripción sea en retroactivo, recibiendo números pasados, acláralo en los comentarios de la hoja).

Si tienes cualquier duda, escribe a suscripcionesLAP@gmail.com

Si no me he suscrito, ¿cómo la consigo?

Plaza nace el 28 de abril de 2016 y a partir de allí la podrás encontrar cada cuatro meses en diversos puntos de distribución (recuerda los meses clave: abril, agosto, diciembre).

La puedes encontrar en:

Librería Sophos, Watson Books & Coffee, La Casa del Libro en La Casa de Cervantes.

En estos tiempos en que es cada vez más complicado sostener las iniciativas en papel. ¿Cómo se sostendrá Plaza?

El plan es que Plaza sea autosostenible. La Asociación de Amigos de Plaza Pública respalda y gestiona el proyecto, y ha buscado diversas maneras de que pueda subsistir:

1) La apuesta más importante es confiar en los lectores, en quienes creen en el periodismo de Plaza Pública y quienes disfrutan la lectura y aman el papel. Entonces, la confianza máxima es creer que una buena base de suscriptores amigos nos permitirá la estabilidad, y la distribución en librerías, centros culturales, cafés, etc. nos permita seguir imprimiendo.

2) El patrocinio: de empresas, organizaciones, instituciones que confíen en nuestro trabajo, que apuesten por la necesidad de una ciudadanía informada, que crean en la cultura y que quieran aliar su marca con Plaza. Los patrocinios nos dan un margen de respiro y si en algún momento hubiese excedentes en los ingresos, éstos servirán para que la Asociación de Amigos de Plaza Pública apoyen investigaciones y proyectos de Plaza Pública para seguir trabajando.

Papel, la edición #1 de Plaza: es patrocinada por Instituto de Investigación y Proyección sobre Ambiente Natural y Sociedad (Iarna), L’Aperó, Sophos, Watson Books & Coffee. ¡Gracias totales por la confianza y el apoyo!

3) El financiamiento: un espaldarazo considerable. Una institución, organización o empresa, apoya con una donación para la impresión de más ejemplares, que serán distribuidos en bibliotecas públicas, escuelas y organizaciones.

¿Y si quiero ser patrocinador o financista de Plaza?

¡Fantástico! Escribe a amigosdelaplazapzp@gmail.com y te contactaremos.

¿Quiénes son los Amigos de Plaza?

La Asociación de Amigos de Plaza Pública (LAP), es una asociación civil, sin ánimo de lucro, conformada por lectores, amigos, ciudadanos, y equipo de Plaza Pública para apoyar los proyectos e iniciativas del medio. Entre sus objetivos, además de constituirse en apoyo para proteger y defender el derecho a la información y a la libre expresión, está el de generar fondos y gestionar proyectos directamente relacionados con el medio. Desde su conformación, una de las iniciativas propuestas y apoyadas por sus miembros fue el de la publicación en papel de material de Plaza Pública.

La Asociación administrará y velará por generar los fondos que permitan la sostenibilidad y continuidad del proyecto. Para esto, considera indispensable la alianza con instituciones, empresas, organizaciones y ciudadanos que compartan el interés por el periodismo de profundidad y calidad que produce Plaza Pública.

Para más información: amigosdelaplazapzp@gmail.com

Walda Salazar. Soy una ex-andinista, enamorada de la naturaleza más allá de lo que puedo expresar con palabras. De todos los fenómenos naturales, la Vida ha sido siempre de mi particular interés, y por eso estudié Biología en la universidad. Creo que la única manera objetiva de entender la realidad es a través de la experiencia y el uso de la razón. Estoy en desacuerdo con los dogmas, el adoctrinamiento y la fe ciega; y para mí es un gusto poder compartir con ustedes, estimados lectores, mi forma particular de pensar acerca de la naturaleza de las cosas.

redes sidebar

El orgasmo femenino

Aún a principios del siglo pasado, la comunidad médica no creía que las mujeres fuésemos capaces de sentir placer durante el acto sexual, y por tanto, la sola idea de que pudiésemos llegar al clímax, era considerada simplemente ridícula.

Walda Salazar

Esta era una idea que estaba culturalmente tan arraigada, que las mujeres que experimentaban orgasmos solían ir al médico para tratarse de lo que consideraban un desorden grave y vergonzoso, que entonces se conocía como “histeria femenina”, que a su vez era la causante de que “sufrieran” de recurrentes episodios de Paroxismo, que era un término médico asexualizado para referirse a lo actualmente conocemos como “orgasmo”.

Afortunadamente, los tiempos han cambiado, y en las culturas occidentalizadas ya es cultural y científicamente aceptado que las mujeres también somos seres sexuales y sensuales capaces de sentir placer y de experimentar orgasmos... A pesar de que la lujuria sigue siendo considerada un “pecado” para las religiones dominantes, y que las mujeres que disfrutan del sexo siguen siendo tachadas de “putas” en culturas altamente machistas.

Se conoce como “orgasmo” a lo que ocurre en el cuerpo durante el clímax sexual, y no fue sino hasta hace pocas décadas que científicos y médicos interesados en el tema comenzaron a tratar de darle un sentido biológico y evolutivo a este acto culminante del placer sexual. Para ello, han hecho uso de lo último en tecnología médica, desde ultrasonidos pélvicos hasta resonancias magnéticas que muestran en imágenes de alta resolución lo que ocurre a nivel fisiológico a lo largo de todo el acto sexual, desde la excitación, hasta el orgasmo.

En los hombres, tanto la excitación como la manifestación del orgasmo son bastante obvias, mientras que en las mujeres, no lo son. La excitación de las mujeres depente de una combinación de estímulos psicológicos y fisiológicos que involucran tanto a los genitales y las zonas erógenas, como a diversas partes del cerebro, e incluso a lo más profundo de la psique femenina.

A nivel genital, las mujeres presentan un tejido eréctil excitatorio llamado clítoris, que tiene el mismo origen embrionario que el glande del pene de los hombres. El clítoris no solo se trata de ese pequeño botón externo que se asoma por debajo de esa capuchita protectora que forman los labios menores. Ese pequeño botón, es solo la punta del iceberg. De hecho, la mayor parte del clítoris se encuentra adentro del cuerpo, y se trata de una estructura relativamente grande y compleja, compuesta por dos flancos de tejido eréctil que se extienden para envolver a la vagina desde adentro. Podría decirse que tiene más o menos la forma de una Y invertida.

Durante la excitación, el ritmo cardíaco aumenta, la respiración se hace más rápida, los músculos se tensan, las pupilas se dilatan, la piel suda, los vellos se erizan, el clítoris se llena de sangre (al igual que las paredes vaginales), el cérvix se eleva, y la vagina se expande y se lubrica para ofrecerle un húmedo, cálido y suave recibimiento al invitado de honor. Durante la penetración, el clítoris lleno de sangre es fuertemente estimulado mientras el pene erecto se mueve adentro de la vagina. Durante el orgasmo, una región cerebral llamada hipotálamo libera grandes cantidades de oxitocina, provocando la eyaculación en los hombres, y produciendo repetitivas contracciones vaginales cada 0.8 segundos, durante 20 segundos de placer intenso en las mujeres. Eso es más del doble de lo que dura un orgasmo masculino promedio de 8 segundos... Y eso, sin tomar en cuenta que algunas mujeres privilegiadas son capaces de tener orgasmos múltiples.

Los científicos pueden darse una buena idea de lo que ocurre a nivel cerebral durante el orgasmo, haciendo uso de resonancias magnéticas. La excitación se manifiesta en una fuerte actividad en la corteza somatosensorial, que es donde procesamos la estimulación genital. Al comienzo del clímax, se activa el hipocampo, que es donde se originan las emociones y se almacenan los recuerdos. La temperatura cerebral sube, y cuando el orgasmo por fin ocurre, sucede una “explosión” de actividad neuronal en la que más de 30 áreas distintas del cerebro presentan una fuerte actividad electroquímica. Las áreas motrices, como el cerebelo, incrementan su actividad mientras los músculos se tensan, y el “centro del placer y la adicción” del cerebro (el núcleo accumbens) se activa. Corteza, cerebelo, hipotálamo y tallo cerebral se activan en secuencias diferentes en cada mujer, pero todas se activan en algún momento durante el orgasmo. Ninguna otra actividad humana parece activar simultáneamente a tantas áreas distintas del cerebro.

Los hombres requieren del orgasmo para liberar su material genético, mientras que las mujeres no. Nosotras no controlamos la salida y viabilidad de nuestros óvulos, y tampoco necesitamos tener un orgasmo (o varios) para quedar embarazadas. Entonces ¿por qué las mujeres tenemos orgasmos?

Algunos investigadores postulan que el orgasmo femenino podría tener un efecto sutil, pero importante en favor de la fecundación. Existe evidencia de que las contracciones uterinas y vaginales que ocurren durante el orgasmo, producen un efecto de succión que impulsa al semen desde la vagina hacia el interior del útero, lo cual vendría a ser como una “ayuda extra” para que los espermatozoides puedan llegar más rápidamente hacia donde se encuentra un óvulo fértil.

Pero lo anterior no parece explicar porqué las mujeres somos capaces de tener orgasmos en cualquier momento, independientemente de que estemos ovulando. Otros investigadores postulan que la función principal del orgasmo femenino no es facilitar la fecundación, sino indicar a las mujeres cuáles hombres son más compatibles con ellas, y que por tanto podrían ser mejores padres para sus hijos. Es un hecho que los orgasmos refuerzan los vínculos afectivos entre las parejas, y que también suelen ser más intensos y frecuentes en mujeres que se encuentran apasionadamente enamoradas. Esto podría favorecer la formación de parejas estables, lo cual es beneficioso para las crías.

Aunque las hipótesis anteriores parecen tener mucho sentido, tampoco explican porqué muchas mujeres pueden tener orgasmos sin estar enamoradas, e incluso sin necesidad de tener una pareja. Las mujeres podemos alcanzar orgasmos mediante la masturbación, y algunas pocas, incluso sin tan siquiera tocarse. Por increíble que parezca, muchas mujeres pueden tener orgasmos con tan solo pensarlo, sin necesidad de estímulación física. Estas mujeres conocen muy bien su propio cuerpo, y ejercen tal control sobre su mente, que constituyen la excepción a cualquier teoría conocida sobre la función y evolución de sus orgasmos.

En conclusión, aunque durante el orgasmo femenino intervienen el sistema respiratorio, el corazón, el clítoris, glándulas, uretra y músculos de la pared vaginal para generar placer desde el interior de la vagina; es importante que sepamos que el principal órgano sexual de las mujeres es algo que se origina en el cerebro: la mente.

Los orgasmos incrementan la llegada de oxígeno y nutrientes al cerebro, además de que dejan una agradable de sensación de bienestar que nos pone de buen humor. Así es que, en nombre de su felicidad y la de los demás, ya sabe lo que le voy a recomendar que vaya a hacer, lo antes posible... ¡La pura gozadera!

Se conoce como “orgasmo” a lo que ocurre en el cuerpo durante el clímax sexual, y no fue sino hasta hace pocas décadas que científicos y médicos interesados en el tema comenzaron a tratar de darle un sentido biológico y evolutivo a este acto culminante del placer sexual.

Comentarios

Enviado por Walda en