Cerrar

Ir

El juego del calamar chapín

Lo que cambia son los escenarios, los juegos, el entretenimiento, pero la aspiración de prosperidad, el control sobre los cuerpos y el cinismo de la oligarquía no se diferencian mucho.
Tipo de Nota: 
Opinión

El juego del calamar chapín

10 de Octubre de 2021

Redes-lateral

Pese a no ser una idea original, El juego del calamar (Netflix, 2021) es un fenómeno internacional del entretenimiento que nos recuerda a Guatemala, donde la realidad puede superar la ficción.

Una realidad absurda donde gente oprimida y desesperada se juega la vida pasando sobre cualquiera, aspirando a una prosperidad material que sirve como motor para que el sistema esté en funcionamiento. En ese marco, hay dos clases sociales visibles: los caballos, que compiten, y los apostadores, que poseen el escenario y ocupan su existencia en la búsqueda de algo que los entretenga. Un grupo adicional, diferenciado por su vestimenta y por su anonimato, ejerce el control y utiliza la violencia...

Autor



Las opiniones expresadas en este artículo son responsabilidad exclusiva del autor. Plaza Pública ofrece este espacio como una contribución al debate inteligente y sosegado de los asuntos que nos afectan como sociedad. La publicación de un artículo no supone que el medio valide una argumentación o una opinión como cierta, ni que ratifique sus premisas de partida, las teorías en las que se apoya, o la verdad de las conclusiones. De acuerdo con la intención de favorecer el debate y el entendimiento de nuestra sociedad, ningún artículo que satisfaga esas especificaciones será descartado por su contenido ideológico. Plaza Pública no acepta columnas que hagan apología de la violencia o discriminen por motivos de raza, sexo o religión
Autor
a
a