Cerrar

Ir

El Gas

Fue entonces cuando aprendí que las viejas que viven con una pensión de mierda siempre están a punto de llorar.
Tipo de Nota: 
Opinión

El Gas

11 de Junio de 2013
Tiempo aproximado de lectura: 5 mins

Redes-lateral

No voy a mentir, ya el otro día el termómetro subió por encima de la temida marca de 100 grados Fahrenheit. Pero fue un ratito, una tarde seguida por una tormenta que cubrió el cielo de nubes y rayos y descargó unos dos litros de agua sobre El Paso y Juárez. A mí me cayeron dos gotas de esa tormenta. Una sobre la calva, la otra sobre la pantalla de la tablet en la que chateaba con mis hijos.

Pero ahora son ya cuatro días que amanece fresco (si a 25 grados centígrados se le puede llamar así) y en dos horas el termómetro se arranca hasta situarse cerca de los 40. Se mantiene allí hasta la tarde, cuando aún sube un poco más y permanece caliente hasta después de media noche.

Amanece y vuelvo a casa. Nunca me había dado cuenta de esto, quizá por la razón de haber vivido casi toda mi vida en una ciudad que parece un guacal, pero en las planicies -supongo que es igual en todos la...

Autor



Las opiniones expresadas en este artículo son responsabilidad exclusiva del autor. Plaza Pública ofrece este espacio como una contribución al debate inteligente y sosegado de los asuntos que nos afectan como sociedad. La publicación de un artículo no supone que el medio valide una argumentación o una opinión como cierta, ni que ratifique sus premisas de partida, las teorías en las que se apoya, o la verdad de las conclusiones. De acuerdo con la intención de favorecer el debate y el entendimiento de nuestra sociedad, ningún artículo que satisfaga esas especificaciones será descartado por su contenido ideológico. Plaza Pública no acepta columnas que hagan apología de la violencia o discriminen por motivos de raza, sexo o religión

 

 

 

 

Ver Comentarios

 

 

 

 

Autor
a
a