Cerrar

x
Menú
Facebook Facebook
Buscar
Ayuda
El encierro de las menores madres
Ir

El encierro de las menores madres

Recibe nuestro resumen semanal en tu correo
María Lorenza, 12, hermana de Rosa, en el patio de su casa, en la aldea Santo Domingo Santa Rita, municipio de San Miguel Chicaj.
La mano de Ottoniel, toma el brazo de su mamá, Rosa.
Rosa  durante  su  cumpleaños  número 15 celebrado  en la casa hogar para menores de Cobán.
Ottoniel junto con su mamá y su tío, Florencio, ocho años mayor.
María Francisca, 42 años, mamá de Rosa, junto con su hija Juana.
Rosa, 16 años, con su bebé: pudo cursar hasta 6º primaria en el albergue de la SVET de Cobán.
redes sidebar
Tipo de Nota: 
Información

Tiempo aproximado de lectura: 23 mins

En Guatemala, decenas de niñas y adolescentes embarazadas están ingresadas en albergues que brindan protección social. El constante peligro de volver a ser agredidas o la pertenencia a una familia desestructurada o sin recursos, son dos de los principales motivos para internarlas. A pesar de que los expertos consideran que esa debe ser la última opción y que el tiempo máximo de estancia en un hogar no tendría que superar un mes, la demora en las investigaciones y en los procesos penales suele alargar su estadía durante años.

A los 13 años, cuando quedó embarazada, Rosa no sabía lo que era tener una relación sexual. Tampoco entendía que lo que le hacía su hermanastro cada vez que se quedaban solos era ilegal. Sólo tenía claro que le molestaban, le incomodaban y le dolían los abusos que el resto de su familia veía como normales.

Rosa vivía con sus padres, sus tres hermanos pequeños y el hijo de su padre, Pablo, en una sencilla casa de adobe, cubierta con madera y teja, en la aldea Santa Rita, del municipio S...

Autor
Autor
aua