Artículos / Lectura rápida

Plaza (Plaza Pública en papel) Lo que no sabías que querías saber, pero ahora te es urgente preguntarlo

PREGUNTAS FRECUENTES

¿Qué es Plaza?

Plaza es el periodismo de Plaza Pública en papel. ¿Un libro? ¿Una revista? Plaza es un objeto hermoso para leer y coleccionar. Una revista de gran formato –tamaño carta, de aproximadamente 200 páginas cada número-, con el cuidado diseño de Workaholic People, que se publicará tres veces al año. Cada edición tendrá su propia personalidad: podrán ser números monográficos o ecléctico, se reproducirán temas publicados en la plataforma digital, y se buscará lanzar temas aún inéditos en la web que aporten nuevas miradas sobre las líneas temáticas de PzP. En Plaza se busca rescatar textos que por su calidad narrativa merecen ser leídos apaciblemente, o que por su impacto y trascendencia es importante que encuentren la permanencia del papel. Plaza busca satisfacer al sibarita de la lectura pausada, alejada del ruido del internet, brindar la satisfacción al coleccionista –de fotos, de textos, de libros-, saciar al que se interesa por tener explicaciones profundas sobre Guatemala. Plaza es una coquetería para la mesa del café y una bella compañía para las tardes de sillón o de hamaca.

¿Qué es Plaza Pública?

Plaza Pública (PzP) es un medio en internet de periodismo de profundidad, análisis, investigaciones y debates, radicado en la capital de Guatemala. Fue fundado el 22 de febrero de 2011 por la Universidad Rafael Landívar y reivindica los derechos humanos, la democracia, la justicia social y la búsqueda de la verdad. Se enfoca en las causas y efectos de la desigualdad, la inequidad y las dinámicas que atentan contra la dignidad de las personas. Es un medio sin ánimo de lucro, nos financiamos principalmente con presupuesto de la universidad, y somos apoyados por organizaciones (como Open Society Foundation e Hivos) Apostamos por la innovación, por el periodismo narrativo, y creemos en el papel de la comunidad de lectores como garantes de la independencia y la calidad del medio.

¿Por qué Plaza Pública comete la locura de hacer el salto mortal al papel?

La misma naturaleza digital nos hace continuar en la busca de nuevas formas para llegar a los lectores, y hacer que los temas que interesan al medio y que consideramos esenciales para el debate nacional, lleguen a más ciudadanos y que desaparezcan de las agendas de los líderes de opinión y permanezcan en el debate público. Buscamos todos los medios y plataformas para trasladar nuestro periodismo. En ese sentido, no somos ortodoxos del Internet, y creemos que el papel tiene un aún enorme potencial, especialmente para los temas de profundidad, textos con la narrativa que es ya un sello de PzP, y con imágenes que van retratando el país, estén presentes, físicamente, como objeto cercano a los lectores, para la lectura pausada. Además, claro, adoramos los libros y el papel, somos unos nostálgicos, y qué gozo el olor del libro nuevo, el fetiche, y qué delicia leer en papel.

¿Cómo me suscribo?

Hay cuatro formas para suscribirte:

1) Depósito monetario:

  • Paso 1.

    Revisa en la hoja de suscripción las modalidades de pago, para conocer cuál es la que te conviene y saber cuánto debes depositar. (Para toda Guatemala:
  • Paso 2.

    Realiza la transferencia o depósito en:

    Banco Industrial.

    Asociación de Amigos de Plaza Pública

    Cta #185003731-6

  • Paso 3.

    Llena la hoja de suscripción y ¡voilá! Recibirás el número inmediato a tu suscripción (si quieres que tu suscripción sea en retroactivo, recibiendo números pasados, acláralo en los comentarios de la hoja. No habrá ningún problema si todavía quedan ejemplares).

2) Con nuestros aliados suscriptores:

En librería Sophos (Plaza Fontabella, zona 10) o en librería y café Watson (Paseo Cayalá, zona 16).

  • Paso 1.

    Vas a la caja y dices que te quieres suscribir a Plaza.
  • Paso 2.

    Realizas tu pago con tarjeta o en efectivo.
  • Paso 3.

    Llenas la hoja de suscripción y ¡listo!

Si tienes cualquier duda, escribe a suscripcionesLAP@gmail.com

3) Tienda online Kemik:

Entra a la https://kemik.gt/ y en el buscador escribe “suscripción” allí te desplegará las diversas opciones de suscripción (1 o 2 años) y varias según el país donde vivas. Aquí el enlace para un año en toda Guatemala: https://www.kemik.gt/suscripcion-anual-a-plaza-1-a-o-guatemala.html Si vives fuera de Guatemala, vean la respuesta siguiente:

¿Si vivo fuera de Guatemala, puedo suscribirme?

¡Claro! Plaza llega a cualquier parte del mundo. Los costos de envío varían entre Centro América, el resto de América (Norte, Sur y el Caribe), y el resto del mundo. Estamos puliendo el método, pero ya lo puedes hacer:

Puedes hacerlo en tienda online https://www.kemik.gt/ , busca la suscripción de acuerdo a la región en donde vives. Parecerá que sólo puedes hacer pedidos en Guatemala, ¡pero no! Introduce toda la dirección, (incluido, municipio, departamento o estado; y muy importante: el país en donde quieres tu suscripción). No hay ningún costo por el envío. Si tienes algún problema con la compra escríbenos un mensaje en el perfil de fb de Los Amigos de la Plaza o directamente en la tienda en línea.

También hacerlo a través de una transferencia bancaria:

  • Paso 1:

    Revisa en la hoja de suscripción el costo a tu región:
  • Paso 2:

    Realiza la transferencia bancaria:

    Bank: The Bank of New York Mellon

    SWIFT/BIC: IRVTUS3N

    Fedwire (ABA): 021000018

    Account name: Banco Industrial, S.A.

    Account No.: 8033141875

    SWIFT/BIC: INDLGTGC

    USD amount to send:

    Final beneficiary name : Asociación de Amigos de Plaza Pública

    Account No. at Banco Industrial, S.A.: 185-003731-9

    Final beneficiary Address: 7a. avenida 5-10 zona 4, Centro Financiero, Apartado

    Postal 744, Guatemala, Guatemala, C.A.

  • Paso 3:

    Llena la ficha de suscripción. (Si quieres que tu suscripción sea en retroactivo, recibiendo números pasados, acláralo en los comentarios de la hoja).

Si tienes cualquier duda, escribe a suscripcionesLAP@gmail.com

Si no me he suscrito, ¿cómo la consigo?

Plaza nace el 28 de abril de 2016 y a partir de allí la podrás encontrar cada cuatro meses en diversos puntos de distribución (recuerda los meses clave: abril, agosto, diciembre).

La puedes encontrar en:

Librería Sophos, Watson Books & Coffee, La Casa del Libro en La Casa de Cervantes.

En estos tiempos en que es cada vez más complicado sostener las iniciativas en papel. ¿Cómo se sostendrá Plaza?

El plan es que Plaza sea autosostenible. La Asociación de Amigos de Plaza Pública respalda y gestiona el proyecto, y ha buscado diversas maneras de que pueda subsistir:

1) La apuesta más importante es confiar en los lectores, en quienes creen en el periodismo de Plaza Pública y quienes disfrutan la lectura y aman el papel. Entonces, la confianza máxima es creer que una buena base de suscriptores amigos nos permitirá la estabilidad, y la distribución en librerías, centros culturales, cafés, etc. nos permita seguir imprimiendo.

2) El patrocinio: de empresas, organizaciones, instituciones que confíen en nuestro trabajo, que apuesten por la necesidad de una ciudadanía informada, que crean en la cultura y que quieran aliar su marca con Plaza. Los patrocinios nos dan un margen de respiro y si en algún momento hubiese excedentes en los ingresos, éstos servirán para que la Asociación de Amigos de Plaza Pública apoyen investigaciones y proyectos de Plaza Pública para seguir trabajando.

Papel, la edición #1 de Plaza: es patrocinada por Instituto de Investigación y Proyección sobre Ambiente Natural y Sociedad (Iarna), L’Aperó, Sophos, Watson Books & Coffee. ¡Gracias totales por la confianza y el apoyo!

3) El financiamiento: un espaldarazo considerable. Una institución, organización o empresa, apoya con una donación para la impresión de más ejemplares, que serán distribuidos en bibliotecas públicas, escuelas y organizaciones.

¿Y si quiero ser patrocinador o financista de Plaza?

¡Fantástico! Escribe a amigosdelaplazapzp@gmail.com y te contactaremos.

¿Quiénes son los Amigos de Plaza?

La Asociación de Amigos de Plaza Pública (LAP), es una asociación civil, sin ánimo de lucro, conformada por lectores, amigos, ciudadanos, y equipo de Plaza Pública para apoyar los proyectos e iniciativas del medio. Entre sus objetivos, además de constituirse en apoyo para proteger y defender el derecho a la información y a la libre expresión, está el de generar fondos y gestionar proyectos directamente relacionados con el medio. Desde su conformación, una de las iniciativas propuestas y apoyadas por sus miembros fue el de la publicación en papel de material de Plaza Pública.

La Asociación administrará y velará por generar los fondos que permitan la sostenibilidad y continuidad del proyecto. Para esto, considera indispensable la alianza con instituciones, empresas, organizaciones y ciudadanos que compartan el interés por el periodismo de profundidad y calidad que produce Plaza Pública.

Para más información: amigosdelaplazapzp@gmail.com

x

redes sidebar
Alejandro Maldonado Aguirre, nuevo Vicepresidente

El descarrilado secretario privado de Maldonado Aguirre

El abogado Alejandro Maldonado Aguirre es desde el 14 de mayo el nuevo Vicepresidente. Su primera decisión fue anunciar su Secretario Privado: Fernando Leal Estévez. El mismo puesto que durante la administración de Roxana Baldetti ocupó Juan Carlos Monzón, prófugo desde el 16 de abril, estará ahora en manos de quien hace 20 años fue destituido como interventor de Ferrocarriles de Guatemala (FEGUA) por Ramiro de León Carpio, acusado de incurrir en actos de corrupción y firmar contratos lesivos en el proceso de privatización de las vías férreas del país.

Al comunicar que Leal lo acompañaría, Maldonado Aguirre justificó: “Es un hombre honorable. Lo conozco desde hace mucho tiempo”.

Leal Estévez es su hombre de confianza desde la década del ochenta, desde que ambos formaban parte del Partido Nacional Renovador (PNR), fundado por Maldonado Aguirre. El nuevo vicemandatario también depositó su confianza en Fernando Leal Estévez cuando lo impulsó a participar en las elecciones generales de 1990 como candidato presidencial. Apenas 11.025 votos fueron obtenidos en ese año para colocar al PNR en un undécimo lugar. Es tal la confianza de Maldonado Aguirre sobre Leal Estévez que fue el primer nombre que anunció como parte de su equipo en la Vicepresidencia. Sin embargo, el anunciado nuevo Secretario Privado tiene un pasado de negocios descarrilados, lesivos para los intereses del Estado. A inicios de 1995, el expresidente Ramiro de León –junto a todo su gabinete– destituyó a Fernando Leal como interventor de Ferrocarriles de Guatemala tras detectar actos de corrupción en el proceso de privatización de las vías férreas del país.

[frasepzp1]

“Al presidente Ramiro de León Carpio lo dejó el tren”. Así iniciaba un reportaje de la revista Crónica de agosto de 1995. Faltaban sólo cuatro meses para que De Léon Carpio abandonara el cargo. La privatización de FEGUA estaba en marcha, a todo vapor, pero debido a varios negocios anómalos del hombre de confianza del actual Vicepresidente, Fernando Leal Estévez, todo se descarriló desde 1995.

El interventor Estévez fuera de las vías

En agosto de 1995, el entonces interventor de esa empresa estatal Leal Estévez, había cedido el derecho de paso a través de una franja paralela a las vías del tren, a la empresa Poliductos del Pacífico (PDP). Aun después de todo este tiempo, PDP permanece inhabilitada en el portal de Guatecompras.

El fin de este negocio era instalar un cableado kilométrico de fibra óptica para sistemas de comunicación. Durante 30 años, el Estado de Guatemala recibiría US$10 millones. La Ministra de Finanzas de aquel entonces, Ana de Molina, y el Ministro de Energía y Minas, Julio René Barrios, interpusieron una denuncia a causa de este negocio realizado por Fernando Leal.

Leal Estévez, según un reporte de Inforpress, defendía en aquel momento que no había nada anómalo en el negocio con PDP. La Dirección de Asuntos Jurídicos de Finanzas, argumentaba Leal, había opinado que "el interventor puede otorgar contratos de arrendamiento, usufructo y servidumbre de paso a favor de terceros, sin llenar las formalidades preceptuadas en la Ley de Contrataciones del Estado y su reglamento, y sin ser autorizados para ello mediante acuerdo gubernativo”.

El expresidente Ramiro de León, finalmente, tras tres meses de debate con su Gabinete, sería quien declarara que el decreto firmado por el secretario privado de la Vicepresidencia de Maldonado Aguirre, era, en verdad, lesivo para los intereses del Estado.

[frasepzp2]

El Gobierno indicó que "se violaron preceptos constitucionales y de leyes doctrinarias, como la Ley de Contrataciones del Estado, y tampoco se emitió acuerdo gubernativo, de la autoridad superior correspondiente, que autorizara al interventor de FEGUA (Fernando Leal Estévez)”. El contrato que afectó un bien del Estado fue ratificado mediante la publicación del acuerdo gubernativo 377-95. Un día antes de destituir de manera fulminante a Leal, el Presidente y la ministra de Finanzas, Ana de Molina, le pidieron a Edgar Balsells que se hiciera cargo de FEGUA. Balsells aceptó y cuando preparaba una auditoría a la institución, recuerda con bastantes sospechas, hubo un incendio y todo se quemó. Fue imposible auditar los documentos.

Más anomalías y su costo

Según el reportaje de Crónica, dicho contrato no fue el único que se le cuestionó a Leal Estévez en aquel momento por la posibilidad de actos de corrupción. BANDEGUA, tras un contrato firmado por el interventor de aquel entonces, también había adquirido por Q125 mil, el derecho a utilizar los trenes y la vía férrea de FEGUA en una zona de Izabal. Otro acuerdo era el usufructo oneroso a favor de la Compañía Bananera Independiente de Guatemala (COBIGUA). Y uno más en el que FEGUA había hecho acuerdos con la Hulera Nacional. Un cuarto contrato fue pactado con la empresa ENRON. En este otro contrato Estévez cedió, a un bajo precio, el derecho de vía a ENRON, para que ésta colocara postes y cables de alto voltaje, desde la planta de energía eléctrica Mauricio, propiedad del Instituto Nacional de Electrificación  (INDE).

La responsabilidad de deshabilitar, y desmantelar, el tren en Guatemala fue en parte consecuencia de las decisiones tomadas por el recién anunciado secretario privado de Alejandro Maldonado Aguirre en la Vicepresidencia. O como preguntaba el sucesor de Leal Estévez, una vez destituido como interventor de FEGUA, Édgar Balsells: “¿Cuánto ha pagado la compañía concesionaria de todos los bienes de FEGUA al Estado? ¿En qué situación de usufructo se encuentran los diferentes bienes? ¿Qué compromisos persisten en materia de rehabilitación de la vía férrea? ¿Cuánto ha pagado al Estado?”.

Fernando Leal Estévez ha llegado a la Vicepresidencia como la mano derecha de Alejandro Maldonado Aguirre. Plaza Pública intentó, sin éxito, obtener la versión del nuevo Secretario Privado de la Vicepresidencia, respecto a estos hechos.

A inicios de 1995, el expresidente Ramiro de León –junto a todo su gabinete–destituyó a Fernando Leal como interventor de Ferrocarriles de Guatemala (FEGUA) tras detectar actos de corrupción en el proceso de privatización de las vías férreas del país.
El expresidente Ramiro de León, finalmente, tras tres meses de debate con su Gabinete, sería quien declarara que el decreto firmado por el secretario privado de la Vicepresidencia de Maldonado Aguirre, era, en verdad, lesivo para los intereses del Estado.