Cerrar

Ir

El asco

Y la escena completa la conmueve tanto que llora. Me pide perdón por ello. Yo le pido perdón por no llorar.
Tipo de Nota: 
Opinión

El asco

28 de Noviembre de 2019

Estoy asqueada de ver sus caras en la televisión, en redes sociales, en la prensa; de escuchar sus voces en la radio; de verlos pasearse con altanería sobre la marea de concreto con microscópicas aceras que inundan esta ciudad construida para los carros.

Redes-lateral

Harta de moverme frente a una manada de camionetas negras blindadas que, rodeadas de una comitiva de motocicletas con policías armados, van amedrentando gente para que salga del paso porque dentro llevan a algún funcionario que se siente intocable, impune, importante, un semidiós posmoderno con actitud de militar. Como le dice Vega a Moya en El asco: acá todos quieren ser militares y por eso caminan, hablan y matan impunemente como ellos. Acá sobra la vocación para ser militar, tanto...

Autor



Las opiniones expresadas en este artículo son responsabilidad exclusiva del autor. Plaza Pública ofrece este espacio como una contribución al debate inteligente y sosegado de los asuntos que nos afectan como sociedad. La publicación de un artículo no supone que el medio valide una argumentación o una opinión como cierta, ni que ratifique sus premisas de partida, las teorías en las que se apoya, o la verdad de las conclusiones. De acuerdo con la intención de favorecer el debate y el entendimiento de nuestra sociedad, ningún artículo que satisfaga esas especificaciones será descartado por su contenido ideológico. Plaza Pública no acepta columnas que hagan apología de la violencia o discriminen por motivos de raza, sexo o religión
Ver Comentarios
Autor
a
a

Un solo correo

Comienza cada semana con las
notas más relevantes de
Plaza Pública

Suscripción
Suscripción
Lo más importante
de Plaza Pública en tu correo eletrónico