Cerrar

x
Menú
Facebook Facebook
Buscar
Ayuda
El agua, ¿responsabilidad de quién?
Ir

El agua, ¿responsabilidad de quién?

Recibe nuestro resumen semanal en tu correo
redes sidebar
Tipo de Nota: 
Opinión
2 10 15

Tiempo aproximado de lectura: 4 mins

En su artículo Si no haces nada por el agua de todos, nadie hará nada por tu agua, Óscar Núñez plantea la urgencia de establecer una ley de agua. Su argumento parte de que para alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) es necesario empezar con la educación y la responsabilidad compartida. Plantea también un aspecto muy importante que caracteriza la administración del agua en Guatemala: la fragmentación de instrumentos legales y la dispersión institucional.

La propuesta de Óscar es fomentar la participación y la integración de escalas geográficas, que todos los actores interesados se sienten a la mesa a ponerse de acuerdo.

Sugiere en su columna que el primer paso para alcanzar los ODS es «educar, enseñar y convencer a nuestra gente de que el agua no es un bien de Dios». Quienes hemos hecho investigación en áreas rurales de Guatemala, en contextos donde existen graves conflictos ambientales, pensaríamos que nadie mejor que las personas que...

Quienes hemos hecho investigación en áreas rurales de Guatemala, en contextos donde existen graves conflictos ambientales, pensaríamos que nadie mejor que las personas que viven en estos lugares saben que el agua no es un «bien de Dios».
Autor

NOTA:
Las opiniones expresadas en este artículo sonresponsabilidad exclusiva del autor. Plaza Pública ofrece este espacio como una contribución al debate inteligente y sosegado de los asuntos que nos afectan como sociedad. La publicación de un artículo no supone que el medio valide una argumentación o una opinión como cierta, ni que ratifique sus premisas de partida, las teorías en las que se apoya, o la verdad de las conclusiones. De acuerdo con la intención de favorecer el debate y el entendimiento de nuestra sociedad, ningún artículo que satisfaga esas especificaciones será descartado por su contenido ideológico. Plaza Pública no acepta columnas que hagan apología de la violencia o discriminen por motivos de raza, sexo o religión
Autor
a
a