Cerrar

x
Menú
Facebook Facebook
Buscar
Ayuda
Edgar Gutiérrez: En sus dos años de Gobierno, Jimmy Morales “todo lo ha hecho mal”
Ir

Edgar Gutiérrez: En sus dos años de Gobierno, Jimmy Morales “todo lo ha hecho mal”

Recibe nuestro resumen semanal en tu correo
"Estamos peor que hace dos años porque los servicios básicos están en picada"
"El presidente pudo haber aprovechado mejor el tiempo y hoy estaríamos cosechando sus acciones"
redes sidebar
Tipo de Nota: 
Información

El analista político y excanciller Edgar Guitérrez Girón, se declara pesimista respecto al futuro del país en los dos años que le quedan por gobernar al presidente Jimmy Morales. Por más que busque, dice, no encuentra nada positivo que atribuirle al mandatario.

El balance de los dos años del gobierno de Jimmy Morales —la mitad de su período— es negativo. Gutiérrez, quien dirigió la Secretaría de Asuntos Estratégicos y el Ministerio de Relaciones Exteriores durante el gobierno de Alfonso Portillo (2000-2004), cree que el gobernante solo ha cometido errores, desatinos que han desatado una crisis permanente de ingobernabilidad en el país, la cual ha sido incapaz de detener.

En esta entrevista, Gutiérrez analiza la gestión de Morales y su vicepresidente Jafeth Cabrera, del Gabinete y del Congreso. Todo oscuro, nada que celebrar. ¿Y el futuro? Sin luz al final del túnel.

¿Cuál es su balance de los dos años del gobierno del presidente Jimmy Morales?

Es difícil encontrar un factor positivo porque prácticamente todo lo ha hecho mal en todos los frentes. No hay ninguna iniciativa de carácter estructural que enfrente los graves problemas de la corrupción. Si uno lo quiere evaluar por el lado de la eficacia, menos. Nunca tuvimos un nivel de parálisis gubernamental tan grave. Yo no encuentro algo positivo, es un presidente que se ha encerrado en las cuatro paredes de Casa Presidencial, tiene pánico escénico a los periodistas y los ve como enemigos. Ni los miembros de su gabinete saben quién lo asesora. Hay una penumbra en Casa Presidencial que no permite ver con claridad quién está detrás del presidente Morales.

¿Ha tenido algún acierto?

Tal vez después de pensarlo una hora podemos rescatar algo, pero no es fácil.

Los homicidios se redujeron en un 2% (de 4,520 en 2016 a 4,410 en 2017) ¿Se le puede atribuir ese logro a la administración del presidente Morales?

Es una evolución positiva en la tasa de homicidios que empezó en la administración del expresidente Álvaro Colom. Esto obedece a esfuerzos conjuntos y al fortalecimiento de las unidades de investigación criminal, que están empezando a dar resultados. El mérito sería que no las ha desarticulado, y que se han mantenido los esfuerzos a largo plazo. Pero aún falta mucho en materia de seguridad, los cambios son mínimos.

Simone Dalmasso

¿Cómo evalúa el equipo del presidente Morales?

Es un equipo desigual. Hay ministros que son especialistas en su materia, algunos como en el área de Salud, se habían preparado para el cargo. El ministro de Economía ha puesto distancia. Pero son solistas. Como profesionales son buenos técnicos, pero no saben tratar con la maraña burocrática y no tienen un norte. Necesitan un director de orquesta, que esa es la función de un presidente o de un vicepresidente. Pero no hay un coordinador que los oriente, ellos solos no pueden hacer milagros. Ministros van y vienen, las carreteras y los servicios públicos cada vez más deteriorados.

[frasepzp1]

¿Y el trabajo del vicepresidente Jafeth Cabrera?

En público es un vicepresidente que le sigue el compás al presidente. No se pueden ocultar las incomunicaciones o falta de coordinación. En declaraciones públicas, el vicepresidente ha dejado entrever que se han tomado decisiones o nombramientos sin consultarle a él.

¿Qué es lo que hace más evidente el fracaso de la administración Morales?

El déficit de prestación de servicios básicos es acumulativo, pero ahora se ha hecho más evidente, más notorio, porque no solo los pobres son los que usan los servicios públicos, las clases medias y altas se ven afectadas por las malas carreteras. Estos dos años han sido de aceleramiento para convertirnos en un Estado fallido. En 2015 habíamos iniciado a desacelerar la ruta, ahora a pesar de los esfuerzos que se hacen en la lucha por la justicia y el combate a la corrupción, estamos peor que hace dos años porque los servicios básicos están en picada.

¿Cuál considera que ha sido el error diplomático más grave de Jimmy Morales?

Trasladar la embajada de Guatemala de Tel Aviv a Jerusalén. Es una falla diplomática sí, pero el contenido es la manifestación de que el presidente esta con los grupos interesados en que la corrupción y la impunidad continúen en el país. Diplomáticamente lo hizo muy mal.

[frasepzp2]

¿Qué consecuencias tendrá para Guatemala ese traslado?

Eso está por verse, porque cuando un país como Guatemala adopta una decisión que contraviene las propias resoluciones de la ONU, se cae en ilegalidad esperando a cambio favores de Washington para que baje la presión por la lucha contra la corrupción, pero los políticos estadounidenses seguirán de cerca la lucha contra la corrupción en el país. Guatemala es visto como un país sin soberanía que se vende por unos cacahuates. Es poco serio. Al final no nos respetan ni Estados Unidos ni Israel. Y si lo hacen con argumentos religiosos, mucho peor. No hay sustento en ese tipo de decisiones.

¿Tal parece que el presidente ha privilegiado la confrontación?

Metafóricamente hablando, ha sido un choque de trenes y cuando hay estos choques en política no hay ganadores, solo perdedores. Y los perdedores son las instituciones porque en una confrontación, el argumento siempre es destruir al otro y este discurso va a calar en la opinión pública. Esto se evidencia en las encuestas. El respaldo de Jimmy Morales, no solo por su confrontación con CICIG (Comisión Internacional contra la Impunidad), ha caído en el último año, del 51 al 19%. No hay ganadores. El Congreso salió muy mal librado por el pacto de corruptos, con un 4% de aceptación. Tenemos un deterioro gubernamental alarmante, producto de esta actitud de confrontación. Lo que piensa la cabeza del gobierno se replica en todas las esferas de la administración pública.

¿Cuál de esos choques ha repercutido más en la gobernabilidad del país?

Son choques de distinta intensidad, naturalmente el choque con la CICIG y el Ministerio Público sí tiene repercusiones. Nunca es bueno para un Estado democrático que las cabezas de las distintas instituciones no estén en comunicación o distanciados. Esto va a repercutir en una mala gestión y administración. Estos choques ocurren cuando se cree que todos van en una misma dirección, pero el presidente dio un giro al timón, se fue por otra vía.

¿Qué implicaciones tienen estos distanciamientos para la lucha contra la corrupción?

Es grave porque el presidente tuvo que haber liderado esta lucha. No solo con discursos sino con acciones estructurales, con legislación que dejara sentada una base de contrataciones en el servicio civil, personal calificado, entre otros. Tenemos dos años perdidos, y hasta con retrocesos. El presidente pudo haber aprovechado mejor el tiempo y hoy estaríamos cosechando sus acciones, pero como no tomó ninguna, ahora estamos peor que en 2015.

Simone Dalmasso

¿Las reformas a la Ley Electoral y de Partidos Políticos pueden ser una vía para salir de la crisis?

Yo soy pesimista. Si se llegara a hacer una reforma a la Ley Electoral, esta no va a sacudir los privilegios a la clase política; no creo que tengamos una buena noticia en ese tema.

¿Qué actitud se espera del presidente Morales en la elección del próximo Fiscal General?

Con esta elección se está jugando el futuro de la justicia en el país, porque por primera vez vimos una independencia de poderes que se alejó de la cooptación del Estado y logró desnudar muchas redes de corrupción. Tanto la Comisión de Postulación como el presidente Morales van a tener una presión muy alta por parte de la sociedad. No se pueden prestar a tráfico de influencias. Ojalá que la Comisión de Postulación tenga el tiempo suficiente para hacer un buen trabajo y proponer candidatos calificados para el puesto, no convertir esta elección en una campaña proselitista. El espíritu que debe prevalecer es elegir a los mejores profesionales para que la lucha contra la corrupción e impunidad continúe.

¿Puede aún el presidente Morales recuperar credibilidad en los dos años que le quedan como mandatario?

Estamos corriendo en los 45 minutos del partido y aún nos quedan otros 45 para completar los 90 minutos. Todo podría pasar si el presidente Jimmy Morales toma acciones encaminadas a un gobierno de unidad nacional y en favor de la lucha contra la corrupción y la impunidad. Pero está por verse, será un año muy interesante con muchos nombramientos y acciones que dependen del presidente Morales, como el cambio de Fiscal General, el Contralor General de Cuentas y el presidente del Banco de Guatemala.

¿Qué acciones debería tomar?

Empoderar a la sociedad civil para que los gobernadores hagan un mejor trabajo, impulsar una agenda de iniciativas de peso con el Congreso y hacer un gobierno de unidad nacional. Sería un milagro, y hace mucho que dejamos de creer en ellos, pero sí podría hacerse cambios, todos están en sus manos. Él es el único que puede revertir esta parálisis en la que estamos sumidos y a punto de convertirnos en un Estado fallido. 

Autor
Edición
Autor
au
Edición
a