Cerrar

Ir

Del olor a suegra y el amor agrio como fiambre

Y aunque el olor a suegra me lo traía ya cercano desde hacía años, hoy, que se concreta esta visita, la vida parece tomar nuevas direcciones.
Tipo de Nota: 
Opinión

Del olor a suegra y el amor agrio como fiambre

31 de Octubre de 2019

Redes-lateral

Una cocina llena de doñas: mi exsuegra y sus casi diez hermanas en parvada picando verdura y llenando una olla de curtido que me llegaba a la cintura. Un murmullo ensordecedor hasta que hablé. «¿Y por qué pican las verduras a mano, y no con procesador de alimentos?», dije con mi voz siempre desordenada y recia, generando ojos de desaprobación y de asombro entre las doñas.

Esta sincera duda (que, a decir verdad, sigue persiguiéndome) bajó, como nada, mis ratings de popularidad como recién estrenada nuera. «No, nunca aprendí a tortear. A cocinar tampoco», me escuché diciendo. «Pero seguro con usted aprenderé», dije después para —según yo— sacar la pata de la olla de curtido. Agria realidad: su primogénito le había fallado trayendo a casa a una patoja inútil, huevona, servida, bocona y embarazada.

Dicen que la palabra nuera se deriva de l...

Autor



Las opiniones expresadas en este artículo son responsabilidad exclusiva del autor. Plaza Pública ofrece este espacio como una contribución al debate inteligente y sosegado de los asuntos que nos afectan como sociedad. La publicación de un artículo no supone que el medio valide una argumentación o una opinión como cierta, ni que ratifique sus premisas de partida, las teorías en las que se apoya, o la verdad de las conclusiones. De acuerdo con la intención de favorecer el debate y el entendimiento de nuestra sociedad, ningún artículo que satisfaga esas especificaciones será descartado por su contenido ideológico. Plaza Pública no acepta columnas que hagan apología de la violencia o discriminen por motivos de raza, sexo o religión




Ver Comentarios
Autor
a
a