“De un hoyo negro puede salir la luz”

Tipo de Nota: 
Información

“De un hoyo negro puede salir la luz”

Tiempo aproximado de lectura: 2 mins
Historia completa Temas clave

Redes-lateral

KAREN ROSAURA FIGUEROA TÚNCHEZ

Estudiante
Jalapa
Edad en el momento de la entrevista (2017)/ 19
Lugar más lejano al que ha viajado/ “Conozco Esquipulas y Antigua. Quisiera conocer Estados Unidos y Brasil, por el baile, porque me interesa la coreografía.

Karen vive en el hogar Nuestra Señora de los Remedios en Jalapa. Llegó cuando tenía catorce años. No tenía recursos ni familia; un tío fue a dejarla y nunca regresó. De pequeña vivía con el papá y con la abuela. Luego el papá se fue de la casa y no supo más de él. Cuando tenía seis años murió su abuela y tuvo que irse con su mamá alcohólica. Desde entonces, a los siete años, trabajó por su cuenta. Mantenía a su madre y a su hermano, que nació cuando tenía 10 años. “Mi mamá nunca se tomó el papel de madre, y yo tuve que asumir ese papel. Todo el día me iba a trabajar y pagaba para que lo cuidaran a él. Le compraba los pañales y la leche, lo llevaba al pediatra. Mi mamá siempre llegaba tomada, muy agresiva, y nos pegaba”. Trabajaba en panaderías, de ayudante de buses, en restaurantes, lavando platos, lavando ropa, repartiendo volantes. Luego vivió en la calle e ingresó en pandillas. Cuando llegó al hogar, al principio peleaba mucho. “Tenía mucho odio en mi corazón”, cuenta. Ahora estudia perito en Administración de Empresas y Técnico en Computación. “Mi sueño principal es ser Presidenta, escribir un libro, ser coreógrafa, fundar otro lugar como este. Que las personas sepan que de un hoyo negro puede salir la luz, como fue mi caso”.

Autor
Ver Comentarios
Autor
a
a