Cerrar

x
Ir

De marchas y resistencias

Recibe nuestro resumen semanal en tu correo
redes sidebar
Tipo de Nota: 
Opinión

De marchas y resistencias

30 de Enero de 2017
Tiempo aproximado de lectura: 3 mins
Créditos: 

Hace dos meses, cuando se empezó a girar la invitación por medio de las redes sociales para asistir a la Marcha de las Mujeres en Washington después de la derrota electoral de Hillary Clinton, no me sentí ni identificada ni motivada.

Si bien me parecía vital accionar contra la retórica denigrante, divisionista y antidemocrática del presidente entrante, la plataforma inicial de la marcha convocada por un grupo de mujeres blancas, aunque legítima y necesaria (v. gr.: protección de derechos reproductivos), era limitada y excluyente de las necesidades estratégicas de tantas otras mujeres y comunidades. Y, después de todo, ¿no había sido una mayoría de mujeres blancas (aunque conservadoras) la que había votado por Donald Trump...

Autor
Nota:
Las opiniones expresadas en este artículo son responsabilidad exclusiva del autor. Plaza Pública ofrece este espacio como una contribución al debate inteligente y sosegado de los asuntos que nos afectan como sociedad. La publicación de un artículo no supone que el medio valide una argumentación o una opinión como cierta, ni que ratifique sus premisas de partida, las teorías en las que se apoya, o la verdad de las conclusiones. De acuerdo con la intención de favorecer el debate y el entendimiento de nuestra sociedad, ningún artículo que satisfaga esas especificaciones será descartado por su contenido ideológico. Plaza Pública no acepta columnas que hagan apología de la violencia o discriminen por motivos de raza, sexo o religión
Autor
a
a