Artículos / Guatemala

Plaza (Plaza Pública en papel) Lo que no sabías que querías saber, pero ahora te es urgente preguntarlo

PREGUNTAS FRECUENTES

¿Qué es Plaza?

Plaza es el periodismo de Plaza Pública en papel. ¿Un libro? ¿Una revista? Plaza es un objeto hermoso para leer y coleccionar. Una revista de gran formato –tamaño carta, de aproximadamente 200 páginas cada número-, con el cuidado diseño de Workaholic People, que se publicará tres veces al año. Cada edición tendrá su propia personalidad: podrán ser números monográficos o ecléctico, se reproducirán temas publicados en la plataforma digital, y se buscará lanzar temas aún inéditos en la web que aporten nuevas miradas sobre las líneas temáticas de PzP. En Plaza se busca rescatar textos que por su calidad narrativa merecen ser leídos apaciblemente, o que por su impacto y trascendencia es importante que encuentren la permanencia del papel. Plaza busca satisfacer al sibarita de la lectura pausada, alejada del ruido del internet, brindar la satisfacción al coleccionista –de fotos, de textos, de libros-, saciar al que se interesa por tener explicaciones profundas sobre Guatemala. Plaza es una coquetería para la mesa del café y una bella compañía para las tardes de sillón o de hamaca.

¿Qué es Plaza Pública?

Plaza Pública (PzP) es un medio en internet de periodismo de profundidad, análisis, investigaciones y debates, radicado en la capital de Guatemala. Fue fundado el 22 de febrero de 2011 por la Universidad Rafael Landívar y reivindica los derechos humanos, la democracia, la justicia social y la búsqueda de la verdad. Se enfoca en las causas y efectos de la desigualdad, la inequidad y las dinámicas que atentan contra la dignidad de las personas. Es un medio sin ánimo de lucro, nos financiamos principalmente con presupuesto de la universidad, y somos apoyados por organizaciones (como Open Society Foundation e Hivos) Apostamos por la innovación, por el periodismo narrativo, y creemos en el papel de la comunidad de lectores como garantes de la independencia y la calidad del medio.

¿Por qué Plaza Pública comete la locura de hacer el salto mortal al papel?

La misma naturaleza digital nos hace continuar en la busca de nuevas formas para llegar a los lectores, y hacer que los temas que interesan al medio y que consideramos esenciales para el debate nacional, lleguen a más ciudadanos y que desaparezcan de las agendas de los líderes de opinión y permanezcan en el debate público. Buscamos todos los medios y plataformas para trasladar nuestro periodismo. En ese sentido, no somos ortodoxos del Internet, y creemos que el papel tiene un aún enorme potencial, especialmente para los temas de profundidad, textos con la narrativa que es ya un sello de PzP, y con imágenes que van retratando el país, estén presentes, físicamente, como objeto cercano a los lectores, para la lectura pausada. Además, claro, adoramos los libros y el papel, somos unos nostálgicos, y qué gozo el olor del libro nuevo, el fetiche, y qué delicia leer en papel.

¿Cómo me suscribo?

Hay cuatro formas para suscribirte:

1) Depósito monetario:

  • Paso 1.

    Revisa en la hoja de suscripción las modalidades de pago, para conocer cuál es la que te conviene y saber cuánto debes depositar. (Para toda Guatemala:
  • Paso 2.

    Realiza la transferencia o depósito en:

    Banco Industrial.

    Asociación de Amigos de Plaza Pública

    Cta #185003731-6

  • Paso 3.

    Llena la hoja de suscripción y ¡voilá! Recibirás el número inmediato a tu suscripción (si quieres que tu suscripción sea en retroactivo, recibiendo números pasados, acláralo en los comentarios de la hoja. No habrá ningún problema si todavía quedan ejemplares).

2) Con nuestros aliados suscriptores:

En librería Sophos (Plaza Fontabella, zona 10) o en librería y café Watson (Paseo Cayalá, zona 16).

  • Paso 1.

    Vas a la caja y dices que te quieres suscribir a Plaza.
  • Paso 2.

    Realizas tu pago con tarjeta o en efectivo.
  • Paso 3.

    Llenas la hoja de suscripción y ¡listo!

Si tienes cualquier duda, escribe a suscripcionesLAP@gmail.com

3) Tienda online Kemik:

Entra a la https://kemik.gt/ y en el buscador escribe “suscripción” allí te desplegará las diversas opciones de suscripción (1 o 2 años) y varias según el país donde vivas. Aquí el enlace para un año en toda Guatemala: https://www.kemik.gt/suscripcion-anual-a-plaza-1-a-o-guatemala.html Si vives fuera de Guatemala, vean la respuesta siguiente:

¿Si vivo fuera de Guatemala, puedo suscribirme?

¡Claro! Plaza llega a cualquier parte del mundo. Los costos de envío varían entre Centro América, el resto de América (Norte, Sur y el Caribe), y el resto del mundo. Estamos puliendo el método, pero ya lo puedes hacer:

Puedes hacerlo en tienda online https://www.kemik.gt/ , busca la suscripción de acuerdo a la región en donde vives. Parecerá que sólo puedes hacer pedidos en Guatemala, ¡pero no! Introduce toda la dirección, (incluido, municipio, departamento o estado; y muy importante: el país en donde quieres tu suscripción). No hay ningún costo por el envío. Si tienes algún problema con la compra escríbenos un mensaje en el perfil de fb de Los Amigos de la Plaza o directamente en la tienda en línea.

También hacerlo a través de una transferencia bancaria:

  • Paso 1:

    Revisa en la hoja de suscripción el costo a tu región:
  • Paso 2:

    Realiza la transferencia bancaria:

    Bank: The Bank of New York Mellon

    SWIFT/BIC: IRVTUS3N

    Fedwire (ABA): 021000018

    Account name: Banco Industrial, S.A.

    Account No.: 8033141875

    SWIFT/BIC: INDLGTGC

    USD amount to send:

    Final beneficiary name : Asociación de Amigos de Plaza Pública

    Account No. at Banco Industrial, S.A.: 185-003731-9

    Final beneficiary Address: 7a. avenida 5-10 zona 4, Centro Financiero, Apartado

    Postal 744, Guatemala, Guatemala, C.A.

  • Paso 3:

    Llena la ficha de suscripción. (Si quieres que tu suscripción sea en retroactivo, recibiendo números pasados, acláralo en los comentarios de la hoja).

Si tienes cualquier duda, escribe a suscripcionesLAP@gmail.com

Si no me he suscrito, ¿cómo la consigo?

Plaza nace el 28 de abril de 2016 y a partir de allí la podrás encontrar cada cuatro meses en diversos puntos de distribución (recuerda los meses clave: abril, agosto, diciembre).

La puedes encontrar en:

Librería Sophos, Watson Books & Coffee, La Casa del Libro en La Casa de Cervantes.

En estos tiempos en que es cada vez más complicado sostener las iniciativas en papel. ¿Cómo se sostendrá Plaza?

El plan es que Plaza sea autosostenible. La Asociación de Amigos de Plaza Pública respalda y gestiona el proyecto, y ha buscado diversas maneras de que pueda subsistir:

1) La apuesta más importante es confiar en los lectores, en quienes creen en el periodismo de Plaza Pública y quienes disfrutan la lectura y aman el papel. Entonces, la confianza máxima es creer que una buena base de suscriptores amigos nos permitirá la estabilidad, y la distribución en librerías, centros culturales, cafés, etc. nos permita seguir imprimiendo.

2) El patrocinio: de empresas, organizaciones, instituciones que confíen en nuestro trabajo, que apuesten por la necesidad de una ciudadanía informada, que crean en la cultura y que quieran aliar su marca con Plaza. Los patrocinios nos dan un margen de respiro y si en algún momento hubiese excedentes en los ingresos, éstos servirán para que la Asociación de Amigos de Plaza Pública apoyen investigaciones y proyectos de Plaza Pública para seguir trabajando.

Papel, la edición #1 de Plaza: es patrocinada por Instituto de Investigación y Proyección sobre Ambiente Natural y Sociedad (Iarna), L’Aperó, Sophos, Watson Books & Coffee. ¡Gracias totales por la confianza y el apoyo!

3) El financiamiento: un espaldarazo considerable. Una institución, organización o empresa, apoya con una donación para la impresión de más ejemplares, que serán distribuidos en bibliotecas públicas, escuelas y organizaciones.

¿Y si quiero ser patrocinador o financista de Plaza?

¡Fantástico! Escribe a amigosdelaplazapzp@gmail.com y te contactaremos.

¿Quiénes son los Amigos de Plaza?

La Asociación de Amigos de Plaza Pública (LAP), es una asociación civil, sin ánimo de lucro, conformada por lectores, amigos, ciudadanos, y equipo de Plaza Pública para apoyar los proyectos e iniciativas del medio. Entre sus objetivos, además de constituirse en apoyo para proteger y defender el derecho a la información y a la libre expresión, está el de generar fondos y gestionar proyectos directamente relacionados con el medio. Desde su conformación, una de las iniciativas propuestas y apoyadas por sus miembros fue el de la publicación en papel de material de Plaza Pública.

La Asociación administrará y velará por generar los fondos que permitan la sostenibilidad y continuidad del proyecto. Para esto, considera indispensable la alianza con instituciones, empresas, organizaciones y ciudadanos que compartan el interés por el periodismo de profundidad y calidad que produce Plaza Pública.

Para más información: amigosdelaplazapzp@gmail.com

x

  • Julio Juárez como alcalde de Santo Tomás La Unión en 2015
    Dafne Pérez/Revista ContraPoder
    Julio Juárez como alcalde de Santo Tomás La Unión en 2015
-A A +A
redes sidebar
Proveedor incumplido, conflicto de intereses, tránsfuga y contribuyente moroso

De contratista del Estado a alcalde, y de diputado a acusado de asesinato

Según las investigaciones del Ministerio Público y la CICIG, el diputado del FCN-Nación, Julio Juárez Ramírez, encargó el asesinato del periodista Danilo Zapón López en marzo de 2015. La CSJ ya dio trámite al antejuicio en su contra por el delito de asesinato. Su historial es ejemplo de una de las puertas giratorias utilizadas para obtener beneficios del Estado y acceder al poder: de ser proveedor del Estado, pasó a ser alcalde de Santo Tomás La Unión y luego diputado. Demandas por no pagar impuestos, compras fraccionadas, transfuguismo y obras incompletas forman parte de sus antecedentes.

El diputado Julio Antonio Juárez Ramírez pagó Q25 mil a una estructura de sicarios para matar al periodista Danilo Zapón López, según la teoría de los investigadores del Ministerio Público (MP) y la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG). ¿El móvil? Se plantean dos: Una publicación en la que Zapón López acusaba al entonces candidato a diputado de no pagar Q195 mil en impuestos; y un supuesto desacuerdo entre ambos, por el futuro político local del partido Líder en Suchitepéquez.

Ambos tenían intereses en las elecciones que se acercaban. Juárez había renunciado en enero de 2015 a su puesto como alcalde de Santo Tomás La Unión para dedicarse a la campaña. Encabezaba el listado de candidatos a diputados por Suchitepéquez.

“Danilo yo lo considero mi amigo… pero… ya no puedo esperar más”, fue el mensaje de texto que le envió Juárez al periodista seis días antes de su muerte. Así lo evidencia el registro telefónico que la fiscalía presentó. Danilo Efraín Zapón López era corresponsal de Prensa Libre, y también publicaba noticias locales en El Sur, una página de Facebook que él administraba. Desde las 8:56 del 4 de marzo de 2015 discutió por teléfono con Juárez. No se ponían de acuerdo sobre a quién apoyar como candidato del partido Líder a la alcaldía de Cuyotenango.

Érick López Posada —empresario de Cisa Constructora, que entre 2008 y 2015 recibió Q82 millones en contratos del Estado— era el favorito del periodista; y Débora Borrayo Lima, la del diputado. Por eso, Julio Juárez sugirió una alianza que Danilo Zapón rechazó:

—No vamos a poner en riesgo la imagen de aquél a la par de la señora…

—Por qué se porta así mano, si yo lo considero un amigo —respondió por mensaje de texto Juárez.

Al día siguiente Zapón López contraatacó. Su historial de teléfono muestra que se comunicó con José Ángel Ramírez Morales, auxiliar fiscal de la agencia No.3 de Derechos Humanos y le pidió información sobre Juárez. Tenía sospechas de que Juárez se dedicaba al lavado de dinero. El 6 de marzo de 2015, en el perfil de El Sur señaló que Julio Juárez Ramírez estaba demandado porque se negaba a pagar Q195,892 en impuestos, que su deuda había aumentado por moroso y que por eso estaba demandado por el delito de desobediencia.

Según el registro telefónico presentado por el MP y la CICIG, el 7 de marzo, los líderes de una estructura de sicarios negociaron con unos intermediarios el pago de Q25 mil por la muerte de Zapón López.

Tres días después, el martes 10 de marzo, Zapón López fue atacado en la plaza central de Mazatenango, Suchitepéquez. Según testigos, 20 minutos antes de su muerte, había discutido con Juárez. En el ataque también murió Federico Salazar Jerónimo, otro periodista que le acompañaba y Marvin Túnchez Ayala resultó herido. Según la Fiscalía, el ataque iba dirigido a Zapón y los otros fueron víctimas colaterales. Ese día la Policía capturó a uno de los supuestos sicarios, Sergio Waldemar Cardona Reyes, quien en diciembre del año pasado fue enviado a juicio por asesinato y asociación ilícita.

La detención de Cardona llevó a las autoridades   hasta Marco Antonio Paredes Palacios y Marco Tulio Cano Reyna, quienes habrían mediado entre la banda de sicarios y Juárez. Los dos fueron capturados el 26 de enero, acusados de participar en el asesinato del periodista, y fueron ligados a proceso por asociación ilícita, asesinato y tentativa de asesinato.

Uno de ellos, Paredes, es el esposo de Débora Borrayo, la  candidata a alcaldesa favorecida por Juárez. El registro de llamadas teléfonicas, muestran cómo, luego de platicar con ella, Juárez intercambió múltiples comunicaciones con su esposo. La candidata de Lider fue detenida el mismo 26 de enero porque en su vivienda encontraron un automóvil robado, según el MP.

La Fiscalía asegura que el registro de llamadas y mensajes entre los negociadores, los sicarios y Juárez, muestran un amplio flujo de comunicaciones durante la planificación y el asesinato del periodista, y señala que la publicación del incumplimiento tributario de Juárez pudo ser percibida por éste, como un riesgo para su candidatura como diputado.

El pasado 8 de febrero, la Corte Suprema de Justicia admitió para su trámite la solicitud de antejuicio presentada por la Fiscalía y la CICIG en contra de Juárez, para que sea despojado de su inmunidad y pueda enfrentar a la justicia.

Los registros de diferentes instituciones públicas demuestran el recorrido de Julio Juárez, quien pasó de ser dueño de empresas contratistas del Estado, a alcalde de Santo Tomás La Unión a través de la estructura del partido Lider, con el que llegó al Congreso. En febrero de 2016, Juárez abandonó a Lider para unirse a la bancada del partido oficial, FCN-Nación.

El diputado se rehúsa a hablar sobre los señalamientos en su contra: “Puedo decir que soy inocente y respetuoso de la ley… hasta el momento en que esté frente a un juez voy a aclarar mi situación”, explica a Plaza Pública. “Danilo López era mi buen amigo”, señala.

Juárez asegura que como todo ciudadano, ha tenido problemas con la SAT. “La publicación que hizo Danilo no me iba a afectar en nada”, dice. Un mes antes, recuerda, Prensa Libre ya había publicado listados de morosos.

De proveedor para las municipalidades a alcalde municipal

A través de cinco empresas individuales a su nombre, entre 2005 y 2015, Julio Juárez obtuvo adjudicaciones y compras directas del Estado por más de Q111,900,000.

Cuando llegó a la alcaldía de Santo Tomás La Unión, en 2011, sus empresas dejaron de ser contratadas porque la ley lo prohíbe. Pero el Grupo Corporativo del Sur, una sociedad anónima de la cual, según el Registro Mercantil, Juárez era el único administrador y representante legal  recibió compras directas por Q1,883,000, y adjudicaciones por Q973,344. Durante los cuatro años que Juárez estuvo al frente de la comuna de Santo Tomás La Unión, esta sociedad obtuvo 48 compras por Q1,166,000.

Juárez asegura que el Registro Mercantil está desactualizado. “Me desvinculé de esa empresa (Grupo Corporativo del Sur) desde hace años y tengo los documentos que lo prueban”, dijo al ser cuestionado.

El mandato del diputado Juárez como administrador único del Grupo Corporativo del Sur, S.A. continúa vigente según el Registro Mercantil (3 de febrero del 2017).

José David Marroquín Canjura fue registrado en Guatecompras como representante legal de esa sociedad anónima, en diciembre de 2015, cuando Juárez ya había renunciado a la municipalidad.

Entre 2007 y 2010, las empresas de Julio Juárez fueron favorecidas con compras directas y adjudicaciones por Q 9,347,000 en la municipalidad de la que luego sería alcalde, cuando Pedro Vicente Gutiérrez de la Democracia Cristiana fungía como jefe edil

Casi Q69 millones de todo lo recibido por sus empresas y sociedades,  fueron obtenidos a través de las municipalidades de Suchitepéquez.

A pesar de que el artículo 164 b de la Constitución de la República prohíbe a los contratistas de obras públicas optar por el cargo de diputado, Juárez Ramírez fue electo por el partido Líder y asumió la representación de Suchitepéquez en 2016.

¿Un proveedor de fiar?

Las empresas de Juárez tienen un historial de cobros ilícitos,  quejas de proyectos sin terminar, fraccionamiento de ventas y faltas administrativas. Según la Contraloría, en 2006, cuando la constructora de Juárez fue contratada para mejorar un camino en Santa Bárbara, Suchitepéquez, no ejecutó todo el trabajo pactado, utilizó material deteriorado, y cobró un reglón improcedente como “imprevistos”. El valor total de los fallos ascendía a Q125,678. La Contraloría ordenó el reintegro de dicha suma.

En 2008, la municipalidad de Chicacao, Suchitepéquez, fraccionó el arrendamiento de maquinaria a la empresa través de cuatro facturas por un valor total de Q93,406, según la auditoría municipal de Contraloría. El mismo ente determinó que en San Antonio Suchitepéquez, la empresa no construyó todo lo declarado, y cobró Q129,715 que no le correspondían.

Julio Juárez en campaña electoral por la diputación de Suchitepéquez (Fotografía de La Hora)

En el trabajo de remodelación del Parque Central de Patulul, en 2012, Construservi Zoe reportó un avance de 40.5% a pesar de que la auditoría de la Contraloría General de Cuentas demostró que la obra —que valía Q1 millón— estaba suspendida, por lo que se multó con Q10 mil a la empresa. Y por no haber mostrado la declaración jurada, se les multó con Q4 mil más.

Debido a la falta de pagos de multas y de IVA, el Grupo Corporativo del Sur está entre los deudores fiscales que han sido llevados a juicio, según la SAT. El monto se desconoce debido a la protección a la información tributaria. Esta misma instancia registra tres inhabilitaciones por adeudo tributario a la sociedad de la que Juárez era administrador único, según expedientes del 2013, 2014 y 2015, por lo que ya no puede ser proveedora del Estado.

Las compras del alcalde Juárez

Cuando Juárez estuvo a cargo de la municipalidad de Santo Tomás La Unión, tuvo 11 proveedores con 20 contratos. Cuatro de los proveedores han sido candidatos a cargos municipales en municipios de Suchitepéquez, y uno figura como servidor público y encargado del mercado de Santa Bárbara Suchitepéquez.

Según la municipalidad de Santa Bárbara Suchitepéquez, Noe Elías Pérez Cardona —un proveedor cuyos contratos ascienden a Q6 millones— trabaja para esa  comuna como encargado del mercado. La municipalidad de Juárez también le dio un contrato a Milton Moreno Pacheco, quien fungió como supervisor de obras en su empresa, Construservi Zoe, según señala un reporte de auditoría de la Contraloría.

Entre los proveedores durante la administración de Juárez, también se encuentra José Mauricio Valdez Monroy, quien fue candidato a síndico titular del municipio de Mazatenango por el partido Lider.

—¿Cómo explica que se haya otorgado contratos a gente que está relacionada con su mismo partido, Líder? ¿No hay un conflicto de interés?

—Siento que no, que no hay problema. Todos los procesos son transparentes y se publican en Guatecompras —responde Juárez.

Juárez insiste en reclamar inocencia en el asesinato de Zapón López, mientras suma apoyos políticos a su causa: los diputados de su bancada, el FCN-Nación, invocan el principio de inocencia y acusan al MP de pretender presionarlos; y el presidente Jimmy Morales, dice que no le pedirá que renuncie al partido, porque no le hacen caso.

Nota de edición: