Cuatro alarmas: los primeros pasos hacia un Estado policial (análisis legal de la Ley de ONG) | Plaza Pública

Cerrar

Ir

Cuatro alarmas: los primeros pasos hacia un Estado policial (análisis legal de la Ley de ONG)

No es solo para fondos públicos. La ley expande esta supervisión a cualquier fondo particular sin justificación.
Podría servir como mecanismo para identificar y catalogar a las personas por su afiliación sindical o religiosa, así como los colegios a los que envían a sus hijos, los proyectos de investigación de universidades...
Tipo de Nota: 
Opinión

Cuatro alarmas: los primeros pasos hacia un Estado policial (análisis legal de la Ley de ONG)

13 de Febrero de 2020

Es más de lo que parece. Las reformas de la Ley de Organizaciones No Gubernamentales contienen una serie de alarmas que afectan mucho más que la libertad de asociación y la libertad religiosa (como nos ha informado estupendamente Danilo Carías). También están en riesgo la autonomía personal, la universitaria, la intimidad, y son los primeros pasos hacia un Estado policial.

Para llegar a esta conclusión se utilizó el examen de proporcionalidad, un test adoptado por la Corte de Constitucionalidad (CC) para revisar la constitucionalidad y legalidad de las leyes. Como lo ha hecho notar la CC, este test se divide en cuatro fases: razonabilidad, idoneidad, necesidad y balanceo.

La razonabilidad analiza los criterios teleológicos y normativos de la ley, es decir, si la ley guarda consistencia con la Constitución y las ideas de justicia e igualdad. Esto se obser...

Autor



Las opiniones expresadas en este artículo son responsabilidad exclusiva del autor. Plaza Pública ofrece este espacio como una contribución al debate inteligente y sosegado de los asuntos que nos afectan como sociedad. La publicación de un artículo no supone que el medio valide una argumentación o una opinión como cierta, ni que ratifique sus premisas de partida, las teorías en las que se apoya, o la verdad de las conclusiones. De acuerdo con la intención de favorecer el debate y el entendimiento de nuestra sociedad, ningún artículo que satisfaga esas especificaciones será descartado por su contenido ideológico. Plaza Pública no acepta columnas que hagan apología de la violencia o discriminen por motivos de raza, sexo o religión
Autor
a
a