Cerrar

Ir

Cuatro alarmas: los primeros pasos hacia un Estado policial (análisis legal de la Ley de ONG)

No es solo para fondos públicos. La ley expande esta supervisión a cualquier fondo particular sin justificación.
Podría servir como mecanismo para identificar y catalogar a las personas por su afiliación sindical o religiosa, así como los colegios a los que envían a sus hijos, los proyectos de investigación de universidades...
Tipo de Nota: 
Opinión

Cuatro alarmas: los primeros pasos hacia un Estado policial (análisis legal de la Ley de ONG)

13 de Febrero de 2020

Redes-lateral

Es más de lo que parece. Las reformas de la Ley de Organizaciones No Gubernamentales contienen una serie de alarmas que afectan mucho más que la libertad de asociación y la libertad religiosa (como nos ha informado estupendamente Danilo Carías). También están en riesgo la autonomía personal, la universitaria, la intimidad, y son los primeros pasos hacia un Estado policial.

Para llegar a esta conclusión se utilizó el examen de proporcionalidad, un test adoptado por la Corte de Constitucionalidad (CC) para revisar la constitucionalidad y legalidad de las leyes. Como lo ha hecho notar la CC, este test se divide en cuatro fases: razonabilidad, idoneidad, necesidad y balanceo.

La razonabilidad analiza los criterios teleológicos y normativos de la ley, es decir, si la ley guarda consistencia con la Constitución y las ideas de justicia e igualdad. Esto se obser...

Autor



Las opiniones expresadas en este artículo son responsabilidad exclusiva del autor. Plaza Pública ofrece este espacio como una contribución al debate inteligente y sosegado de los asuntos que nos afectan como sociedad. La publicación de un artículo no supone que el medio valide una argumentación o una opinión como cierta, ni que ratifique sus premisas de partida, las teorías en las que se apoya, o la verdad de las conclusiones. De acuerdo con la intención de favorecer el debate y el entendimiento de nuestra sociedad, ningún artículo que satisfaga esas especificaciones será descartado por su contenido ideológico. Plaza Pública no acepta columnas que hagan apología de la violencia o discriminen por motivos de raza, sexo o religión




Ver Comentarios
Autor
a
a