Cerrar

Ir

COVID19 La amenaza, ¿ya contenida? Tres especialistas lo dudan

«Ahorita tenemos un aumento de casos sospechosos que estamos muestreando y procesando en el laboratorio», dijo Gobern, subdirectora de Epidemiología de esta cartera
Tipo de Nota: 
Información

COVID19 La amenaza, ¿ya contenida? Tres especialistas lo dudan

Historia completa Temas clave
  • El Gobierno ha divulgado un video que compara, con optimismo, el crecimiento de Guatemala con el de Panamá y Costa Rica. 
  • Esos países han hecho muchas más pruebas pese a tener menos población.
  • Giammattei ha dicho que el virus ha sido contenido, dado el bajo número de positivos.
  • El Gobierno ha decidido hacer pruebas únicamente a quienes presenten síntomas. La vicepresidenta de la asociación de infectólogos cree que es un error que no permitirá controlar la transmisión.
  • Dos infectólogos y un epidemiólogo creen que no se puede decir que esta semana sea determinante para conocer el impacto del virus, y que si las medidas se relajan, avanzará más rápido.
  • Hasta el miércoles, el Gobierno había procesado 564 pruebas de COVID19, según el Laboratorio Nacional de Salud. El jueves, solo había 25 positivos oficiales.
  • Según la Conred, se dispone de 4,000 kits de prueba, donados por la OPS/OMS. Mientras el Gobierno considera adquirir entre 10,000 y 15,000 del Instituto Charité, en Alemania, Fundesa ha anunciado que donará 5,000 más.
  • Según Giammattei, a principios de semana había mil personas en cuarentena domiciliar.

El Ministerio de Salud había realizado el miércoles menos de 600 pruebas de coronavirus, y para el viernes solo 32 han dado positivo. No obstante, hay cientos de personas a las que no se les ha hecho el test porque se prioriza a quienes tienen síntomas. Tres médicos, especializados en combatir infecciones y virus, concuerdan en que no se puede determinar el nivel de contagio real en el país en este momento, y en consecuencia no se deben flexibilizar las medidas de aislamiento y distanciamiento social.

Redes-lateral

La curva de crecimiento oficial de COVID19 ha escalado a un ritmo mesurado. Desde el 13 de marzo, cuando se anunció el primer caso positivo, hasta el 27 de este mismo mes, *se contabilizan 32 personas con el virus. Además de la persona que falleció, otras tres mayores de 60 años resultaron contagiadas. Según el gobierno, cinco pacientes ya han dado negativo a una segunda prueba y se les cuenta como recuperados.

¿A qué se debe que las cifras de personas con el virus no coincidan con las estimaciones elevadas que han hecho los matemáticos? El gobierno lo atribuye a las medidas de aislamiento y distanciamiento social que impuso a partir del 16 de marzo. A la enfermedad, la «hemos logrado contener», fue lo último que dijo Giammattei el jueves, en una cadena nacional.

No obstante, es un hecho que hay un subregistro, debido a que cientos de personas en cuarentena no han sido sometidas a la prueba. De acuerdo con la Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres (Conred), el 12 y el 23 de marzo el gobierno recibió dos donaciones de 2,000 kits cada una, provenientes de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Organización Panamericana de la Salud (OPS).

De esas cuatro mil pruebas, 564 se habían procesado hasta el miércoles pasado en el Laboratorio Nacional de Salud (LNS). Es decir que el gobierno ha usado 14.1% de las reservas que posee y solo 4.43% de todas las realizadas han dado positivo.

Costa Rica, que detectó su primer caso el 6 de marzo, ha identificado a 231 personas con COVID19, pero ha descartado a 2,331: un 9.9% de positivos.

[relacionadapzp8]

¿Una persona que dio negativo al coronavirus hoy puede salir positivo en días posteriores? «Es posible, pero poco probable», responde el médico Mario Melgar, secretario de la Asociación Guatemalteca de Enfermedades Infecciosas y pediatra infectólogo. «Si tiene poco (virus), puede que la prueba no lo detecte en un día, pero en otro sí», ejemplifica.

El médico agrega que «no es ningún secreto que mientras más pruebas se hagan, es mejor (para determinar el número real de infectados)», pero explica que todo depende de la capacidad para procesarlas y la disponibilidad de inventario.

«Si no tienen suficientes pruebas es muy lógico, muy normal, que las restrinjan a sus casos más graves o con mayor potencial de ser positivos».

Test, test, test

El gobierno dijo a inicios de semana que considera la posibilidad de adquirir de 10,000 a 15,000 pruebas más con el Instituto Charité, de Alemania. El jueves 26 de marzo anunciaron que la Fundación para el Desarrollo de Guatemala (Fundesa) del sector industrial, donará 5,000 kits más, para que el Instituto Guatemalteco de Seguridad Social (IGSS) cumpla con el mandato que le dio el Congreso de ayudar a la realización de las pruebas.

[frasepzp1]

Aunque en concreto su función se limitará a tomar las muestras y enviarlas al LNS, que entregará los resultados a las autoridades del Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social (MSPAS).

La postura gubernamental es que solo tomarán la muestra a las personas con síntomas de tos, fiebre o afección pulmonar, que hayan viajado al extranjero en fechas recientes o que hayan tenido contacto con alguno de estos. No obstante, el decreto del Congreso obliga a que las autoridades de salud evalúen a toda la población en cuarentena.

[relacionadapzp5]

El último dato que dio el presidente Giammattei a inicios de semana es que hay mil personas esa condición, y que algunos pasarán la cuarentena en el Hospital de Villa Nueva. Se estima que el virus se desarrolla y puede ser detectado en 14 días.

Alicia Chang, pediatra con especialidad en infectología, y vicepresidenta de la Asociación Guatemalteca de Enfermedades Infecciosas, que labora en la Unidad de Oncología Pediátrica, disiente de la postura gubernamental. «El hacer el test a personas asintomáticas expuestas al virus nos da una vigilancia más estricta de estas personas. Nos da una idea de qué tan transmisible está siendo el virus en el contexto de Guatemala», dice.

[relacionadapzp1]

Antes de hacer test masivos, la doctora Chang sugiere ampliar las capacidades para procesarlos. El Congreso estipuló que de los 3,6 millardos de quetzales de deuda que el país adquirirá para atender la crisis por el coronavirus, se deben destinar 100 millones de quetzales para «implementar en la red hospitalaria del país laboratorios específicos de prueba y otros métodos de prueba de detección de COVID19».

Chang refiere que los resultados de las pruebas deben ser ágiles y para ello, las autoridades «necesitan la colaboración de todo el sistema de salud del país, público y privado, en el interior, en la capital, en todas partes, bajo la dirección del Ministerio de Salud».

[relacionadapzp2]

El MSPAS no ha sido clara en cuanto a la capacidad del Laboratorio Nacional de Salud, y no hay un reporte diario de pruebas realizadas. Lorena Gobern, subdirectora de Epidemiología de esta cartera, declaró a Plaza Pública el jueves que se había elevado el número de casos en observación. «Ahorita tenemos un aumento de casos sospechosos que estamos muestreando y procesando en el laboratorio», dijo en una breve comunicación telefónica.

También señaló que el área de salud hacía cálculos para estimar los casos que podrían tener en las próximas semanas.

Tres científicos proyectaron que al 27 de marzo habría 178 personas con el virus. El dato oficial es 85.9 % menor. El presidente Giammattei ha resaltado el comportamiento de los casos en Guatemala en comparación con otros países de la región.

Imagen

En un video que la presidencia compartió se observa el crecimiento exponencial en Panamá y Costa Rica. La gráfica y los números crecen tan rápido mientras en Guatemala va a paso lento.

Lo que el gobierno no menciona es que en esos países han hecho muchas más pruebas, a pesar de tener cuatro o cinco veces menos población.

La importancia de salir a buscar a los que pudieran estar infectados es que se les puede aislar y cortar la transmisión del virus. Al «aplanar la curva», o impedir el crecimiento desmedido de casos, la epidemia se alarga, pero de forma controlada, explica José Carlos Monzón, epidemiólogo y director del Instituto de Investigación en Ciencias de la Salud de la Universidad Rafael Landívar. «Cuantos más casos en número absoluto, mayor es el porcentaje de complicaciones en números absolutos y eso podría saturar el sistema de salud público», asevera.

[relacionadapzp4]

Actualmente la red hospitalaria nacional se compone de 41 hospitales nacionales y 1,339 establecimientos destinados a la atención primaria, puestos de salud y de atención materno infantil. Ante las carencias de infraestructura, equipo, personal y abastecimiento de medicamentos, el gobierno decidió que los pacientes con COVID19 serán atendidos en los cinco hospitales campaña que tiene planeado construir en Petén, Oriente, Occidente, Costa Sur y Guatemala. Todos son temporales y serán adecuados y equipados con el aporte de la empresa privada.  

Red hospitalaria nacional (Por tipo de establecimiento) Cantidad
Hospitales nacionales 41
Puestos de salud 1,152
Clínicas de Maternidad 5
Caimis (Centro de Atención Integral Materno Infantil) 12
CAP (Centros de Atención Primaria) 170

Más allá de los 14 días

Los datos actuales muestran que el paciente 2, que viajó a España a finales de febrero, volvió al país el 6 de marzo, no hizo cuarentena y mostró signos de la enfermedad nueve días después de su retorno. Tenía 85 años y otras afecciones no especificadas. El domingo 15 falleció.

Seis de sus familiares, todos de San Pedro Sacatepéquez, municipio de Guatemala, dieron positivo al virus desde el día de su deceso y en el transcurso de la semana que siguió a ese evento. Cuatro de ellos, entre los que está una niña de tres años, nunca viajaron. Dos de ellos se encuentran en la lista de recuperados.

[relacionadapzp3]

Uno de los factores que determina la transmisión del virus «es la cantidad de contactos que una persona tiene al día», explica la doctora Chang.

Por esa razón, el presidente Giammattei declaró un toque de queda de doce horas diarias desde el domingo 22 de marzo hasta el lunes 30. Antes de eso ya había dispuesto otras restricciones para reducir la cantidad de personas aglomeradas en puestos de trabajo, centros de recreación y el ingreso de extranjeros de los países en donde el virus está más desarrollado.

Cuando lo anunció, dijo que entrabamos en las semanas más peligrosas para el contagio.

Sus palabras exactas fueron: «esta semana es una semana clave para lograr contener el virus”.

Aunque hay momentos en que el tráfico es intenso y los mercados están abarrotados, la vida en las zonas urbanas del país ha cambiado. No hay restaurantes que sirvan en mesas, los bancos atienden en horario restringido y a pocas personas dentro de la agencia. Los comerciantes salen a ofrecer sus productos temprano, los albañiles, las tortillerías y panaderías paran sus labores a las 15:00 horas, y solo se observa al transporte pesado, al personal de alimentos a domicilio y medicinas transitar después de las 16:00.

[relacionadapzp7]

¿Es esta una semana determinante para conocer el impacto del virus en el país? Chang, Melgar y Monzón no lo creen así.

«Lo determinante va a ser cuántos test hagamos para acercarnos a la realidad. Esos números de casos reales y de transmisibilidad son necesarios (para saber) si ya puedo levantar mis medidas (de distanciamiento) o no. No es una decisión antojadiza, tiene que estar basada en datos reales», apunta Chang.

Melgar añade: «Cuanto más relajemos nuestras medidas de distanciamiento social, más rápido va a avanzar el virus…y es muy probable que repuntemos y tengamos un brote rápido». Hablar de una o dos semanas como las definitorias no es correcto para el médico. Con base en lo que ya se ha visto en otros países, sugiere de cuatro a ocho semanas de aislamiento social.

[relacionadapzp6]

Para el futuro, recomienda mantener las prácticas de buena higiene y el distanciamiento de las demás personas. «Eso es más efectivo que solo usar la mascarilla», asegura.  

Monzón pone contexto el cálculo de los días en cuarentena. «La otra semana va a ser la crucial porque si en la primera no explotó la epidemia, pudiera ser que en la segunda veamos si funcionaron o no estos 14 días de aislamiento. Esto no quiere decir que al finalizar ese periodo estemos todos tranquilos y regresemos a nuestras actividades normales. Para nada. Ahorita lo que queríamos ver es si en estos 14 días lográbamos contener esta trasmisión (del virus) de persona a persona», explica.

«Aunque no nos sintamos mal, debemos asumir que de alguna manera hay riesgo de realizar la transmisión y contagio. El no bajar la guardia va a determinar si a largo plazo, de aquí a un mes, se logra contener la epidemia», concluye Monzón.

Las medidas de restricción social que impuso el gobierno terminan el 30 de marzo, aunque el Congreso ya prorrogó la vigencia del Estado de Calamidad por 30 días más. Esto le abre la puerta al Ejecutivo para que amplíe la cuarentena.

*Se añadió actualizó este dato a las 18.00 horas.

Autor

 

 

 

 

Ver Comentarios

 

 

 

 

Autor
aua