Cerrar

x
Ir

Confesiones de una vendedora de libros circunstancial

Recibe nuestro resumen semanal en tu correo
redes sidebar
Tipo de Nota: 
Opinión

Confesiones de una vendedora de libros circunstancial

29 de Junio de 2019
Tiempo aproximado de lectura: 3 mins
Créditos: 

No han sido pocas las ocasiones en que me han abordado para pedirme que escriba acerca de los libros, y bastante he escarbado alrededor de la relación cotidiana que mantengo con ellos, con los que están en los estantes y con los de los otros escritores que van para la imprenta, con los que he escogido como parte de mi credo, con aquellos que he tomado como ruta por donde continúo mis búsquedas hambrientas, con aquellos que van construyendo un mapa paralelo en la historia de lo que siente y cree este país.

Mucho he dicho acerca de la importancia que tiene su presencia como objeto cotidiano en los espacios donde los más pequeños van creciendo y jugando, acerca de la experiencia transformadora que puede tener la lectura, esa poderosa pasividad aparente que representa el objeto capaz de botarnos adentro todos los conceptos que nos han construido y que al mismo tiempo tiene la capacidad de reconstruirnos o de hacernos sentir con intensidad y mostrarnos el mundo conocido de maneras que no hemos sido...

Hay algo que me hermana con esos lectores a los que no conozco. Sé que pertenecemos a la misma secta minoritaria que comulga en momentos de soledad, encierro y silencio.
Autor
Nota:
Las opiniones expresadas en este artículo son responsabilidad exclusiva del autor. Plaza Pública ofrece este espacio como una contribución al debate inteligente y sosegado de los asuntos que nos afectan como sociedad. La publicación de un artículo no supone que el medio valide una argumentación o una opinión como cierta, ni que ratifique sus premisas de partida, las teorías en las que se apoya, o la verdad de las conclusiones. De acuerdo con la intención de favorecer el debate y el entendimiento de nuestra sociedad, ningún artículo que satisfaga esas especificaciones será descartado por su contenido ideológico. Plaza Pública no acepta columnas que hagan apología de la violencia o discriminen por motivos de raza, sexo o religión
Autor
a
a