Cerrar

Ir

Colonialidad politica (2)

Las bases sociales, de donde surge esta izquierda bananera, venían paulatinamente, desde tiempos coloniales, tomando distancia de sus raíces indígenas, orientados hacia la etnicidad de la clase dominante
Fue la política la primera en privatizarse. Los que son postulados y/o elegidos han comprado el puesto, igual que en tiempos coloniales cuando se subastaban los cargos políticos y los espacios religiosos para garantizarse el tributo indígena
Tipo de Nota: 
Opinión

Colonialidad politica (2)

19 de Agosto de 2022
Palabras clave
Fotografía del archivo personal del autor

Un maestro mío decía que es más fácil la unidad de la derecha política que la de la izquierda, porque las élites que la controlan y manejan, de tradición y anhelos nobiliarios, creen gozar del derecho natural de gobernar y defender intereses económicos; tienen la tradición de «mandar» desde siempre y porque el ejercicio del poder político les ha generado experiencia y pragmatismo para hacer del Estado y sus recursos su emporio de enriquecimiento, lícito o ilícito.

Tienen mucho que defender y aceptan la alternancia entre ellos mismos, aunque sus intereses sean encontrados. No hay sentimiento de nación, patria, pueblo o de bien común, solo el discurso para consumo de los dominados.

En cambio, las corrientes de izquierda adolecen de diversas contradicciones y fortalezas. Esta corriente política occidental, se introduce en Guatemala a mediados del siglo XX y 70 u 80 años transcurridos es un tiempo corto políticamente. El dogmatismo de arranque aún p...

Autor



Las opiniones expresadas en este artículo son responsabilidad exclusiva del autor. Plaza Pública ofrece este espacio como una contribución al debate inteligente y sosegado de los asuntos que nos afectan como sociedad. La publicación de un artículo no supone que el medio valide una argumentación o una opinión como cierta, ni que ratifique sus premisas de partida, las teorías en las que se apoya, o la verdad de las conclusiones. De acuerdo con la intención de favorecer el debate y el entendimiento de nuestra sociedad, ningún artículo que satisfaga esas especificaciones será descartado por su contenido ideológico. Plaza Pública no acepta columnas que hagan apología de la violencia o discriminen por motivos de raza, sexo o religión
Autor