Cerrar

Ir

Casas del Migrante

Tipo de Nota: 
Información

Casas del Migrante

Read time: 3 mins
Historia completa Temas clave

Redes-lateral

Centro de acogida para migrantes que se trasladan desde Centroamérica a Estados Unidos.

Casa del Migrante, Guatemala, Guatemala

Casa del Migrante, Tecún Umán, San Marcos

Al migrante guatemalteco deportado desde EE.UU., por vía aérea, o México, por vía terrestre.

El migrante deportado desde EE.UU. tiene contacto con la Pastoral de Movilidad Humana desde que llega a la Fuerza Aérea. Un representante facilita el transporte a quienes deseen hospedarse en la Casa del Migrante en la capital, dirige el sacerdote Francisco Pellizzari.

El migrante deportado desde México entra a Guatemala por la frontera de El Carmen, que está a unos 45 minutos por tierra (en vehículo) de la Casa del Migrante en Tecún Umán. Esta casa es administrada hace 14 años por el sacerdote Ademar Barilli.

A migrantes de cualquier nacionalidad de tránsito por Guatemala, para llegar a EE.UU., o regresar a su país de origen.

El migrante que se desplace por la capital puede pernoctar en la Casa del Migrante en la capital guatemalteca, hasta por dos semanas, según el cupo disponible. Los migrantes que se desplazan rumbo a México por el sur de Guatemala, con miras a atravesar el río Suchiate para llegar a territorio mexicano, pueden hospedarse en la Casa del Migrante en Tecún Umán por un máximo de tres noches.

Migrantes que necesitan regularizar su situación migratoria para permanecer en Guatemala, temporalmente o a largo plazo.

La Casa del Migrante en la capital guatemalteca y en Tecún Umán, San Marcos, ofrecen a todos los migrantes hospedaje, alimentación, acceso a duchas, ropa limpia, y la opción de lavar la ropa que llevan puesta, artículos de higiene personal, medicinas para curaciones y dolencias sencillas. Reciben migrantes entre las 7 a.m. y las 10 p.m. También pueden hacer una llamada breve, de larga distancia, si necesitan comunicarse con un familiar.

En ambas casas reciben orientación sobre los peligros que acechan a los migrantes en su viaje por tierra en México, desde actos de vandalismo, delincuencia y crimen (asaltos, golpizas, abuso y agresiones sexuales), hasta ataques del crimen organizado como extorsión, secuestro, y trata de personas, y cómo protegerse de los criminales y de enfermedades de transmisión sexual. La orientación es obligatoria, como lo es el cumplimiento de los horarios establecidos para todas las actividades.

Cada migrante debe registrarse. Se le toma una fotografía y datos personales. Si fue víctima de abusos de las autoridades, la delincuencia o crimen organizado, también puede denunciarlo anónimamente si así lo desea. El registro sirve en caso que su familia haya perdido su rastro y acuda a la Casa del Migrante para saber si se hospedó ahí.

  • En la casa de la capital, los ocupantes no pueden permanecer dentro durante el día. Deben salir a buscar empleo o alguna ocupación remunerada de corto plazo para poder costear al menos una parte del resto de su viaje.
  • En la casa de Tecún Umán, los migrantes deben realizar algunas tareas de mantenimiento a cambio de la ayuda que se les brinda, y tienen un horario de descanso.
Autor
Ver Comentarios

Un solo correo

Comienza cada semana con las
notas más relevantes de
Plaza Pública

Suscripción
Suscripción
Lo más importante
de Plaza Pública en tu correo eletrónico
Autor
a
a