Cerrar

x
Menú
Facebook Facebook
Buscar
Ayuda
Capítulo 2. El ascenso. Meyer, 13 de enero de 1986
Ir

Capítulo 2. El ascenso. Meyer, 13 de enero de 1986

Recibe nuestro resumen semanal en tu correo
Al verlo llorar, Edgar Por­tillo, el decano de Económicas que sucedió a Vi­talino Girón, le dijo: –Me agradaría pensar que sus lágrimas son since­ras, pe­ro deja usted a la universidad en condiciones muy críticas. Esto de nuevo la desequilibra, ahora otra vez todos los grupos pugnando y usted se va de ministro.
Meyer llegó a la rectoría con el objetivo de que la uni­versidad no volviese a los tiempos de Osorio y con un proyecto político personal.
redes sidebar
Tipo de Nota: 
Información

Tiempo aproximado de lectura: 8 mins

Como una enredadera de tallo nudoso, la guerra se entrelazó con la vida. Algunos murieron asfixiados por ella. Otros supieron trepar. Esta es la historia de dos hombres, la Universidad de San Carlos y un crimen. Las vidas de Vitalino Girón, un expolicía jutiapaneco que acabó siendo uno de los últimos intelectuales del partido comunista, y del rector Eduardo Meyer se entrecruzaron en 1984, cuando el Ejército aún decidía quién podía vivir en Guatemala y quién no. Documentos inéditos hallados en el Archivo Histórico de la Policía Nacional permiten comprender la lógica de una de las últimas campañas de “control social” contra el movimiento sindical ejecutadas por la dictadura militar antes del comienzo del actual periodo democrático.

Para Eduardo Meyer el día en que todo terminó fue el día en que todo comenzó.

Aquella sería su última reunión como rector de la Usac en el Consejo Superior Universitario, el CSU. Sin mayor problema, le autorizarían dejar el car­go con seis meses de antelación. Al día siguiente, se con­vertiría en el primer ministro de Educación de la era democrática, en el gobierno de la Democracia Cris­tiana de Vinicio Cerezo. Quizás no era un gra...

Autor
Autor
a
a